Secciones
Conflicto del transporte público

Un ATN de Nación podría destrabar la falta de colectivos urbanos en Paraná

En medio de la crisis, el secretario Legal y Técnico del municipio dijo que Varisco cursó pedido de reunión a Bordet y al vicegobernador Bahl.

Miércoles 14 de Agosto de 2019

Cumplidos ya nueve días sin servicio, anoche se conoció extraoficialmente que el Ministerio del Interior de Nación envió un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) que permitiría destrabar el conflicto del transporte público en Paraná.

La información extraoficial a la que accedió UNO ayer, no pudo ser confirmada por empresarios y dirigentes sindicales, al cierre de esta edición. De ser así, y si el monto alcanza a cubrir los 12 millones de pesos de deuda de las empresas con los trabajadores, el envío y la acreditación demandará al menos unas horas para que se acredite en cada una de las cuentas personales.

Embed

El ATN sería la única salida al conflicto, ante la falta de otras alternativas firmes: las empresas insisten en no tener recursos para solventar los pagos de las diferencias salariales que surgen del aumento otorgado y correspondiente para junio y julio –los trabajadores ya cobraron salarios y medio aguinaldo–.

Embed

En las últimas horas, según supo UNO, las empresas Mariano Moreno y Ersa volvieron a presentarse en la Secretaría de Trabajo de la Provincia para solicitar nuevamente la habilitación para el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), algo que fue rechazado semanas atrás. “Creemos que hay hechos nuevos que hacen viable ahora el curso de este pedido”, confirmó el empresario Marcelo Lischet, antes de conocerse la ayuda de emergencia que podría llegar desde Nación.

Embed

El sector empresarial gestionaba también reuniones con funcionarios provinciales para abordar el tema de las líneas suburbanas.

Embed

Por la tarde, los choferes levantaron una carpa frente al palacio municipal, que mantendrán hasta tanto cobren los haberes pendientes.

En ese marco, el secretario Legal y Técnico del municipio, Walter Rolandelli, hizo conocer ayer que el intendente, Sergio Varisco, cursó pedidos de audiencia al gobernador, Gustavo Bordet, y al vicegobernador, Adán Bahl, electo jefe comunal paranaense desde el 10 de diciembre. Y acotó: “Si no aparece la plata de la Nación o de la Provincia, el problema no se va a terminar”, había advertido en horas del mediodía, en relación al conflicto del transporte público en Paraná, que hoy cumplirá su 10º día.

“Nosotros seguimos gestionando como en el primer día, necesitamos que el gobernador también nos atienda, porque no es un problema de Paraná. Acá hay que atender las líneas de Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda, y eso depende de la Provincia. Acá parece que la única responsable es la Municipalidad de Paraná y nosotros no le debemos nada a la empresa”, indicó ayer, durante una entrevista periodística en el programa En Voz Baja, por FM UNER.

Embed

Mencionó la ayuda proveniente de la Nación, por la que se siguen cursando notas y haciendo gestiones.

De no llegar de Nación, solo se busca en la Provincia destrabar la situación; por ello el reclamo para que la urgencia sea atendida por el gobierno provincial. Al respecto, vale recordar –tal como informó UNO ayer– que el propio gobernador descartó en las últimas horas realizar un aporte extraordinario, y explicó que la ayuda prometida el fin de semana fue rechazada en esas horas por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo que dijo, la Provincia cumplirá con los compromisos asumidos a fin de mes, cuando deposite como sucede cada 30 días, alrededor de 40 millones de pesos.

Rolandelli se refirió también a la caída de la concesión, algo que el municipio amenazó bajo intimación a Buses Paraná, y al fallo judicial que obliga a las autoridades municipales a restablecer la prestación pública.

Al respecto, aclaró: “Respetando el pliego de bases y condiciones y el marco regulatorio, tenemos que intimar por 15 días, no podemos tomar el servicio de un día para el otro”, pero aclaró que la caída de la concesión significa “que hay 60 días para llamar a una nueva licitación. Eso se va extender tres meses y este problema lo va a tener el contador Bahl”, amenazó.

“Si nosotros incautamos las unidades, ¿quién se va a hacer cargo? UTA es inflexible en que ellos no van a salir hasta tanto no se pague todo. El problema sigue entonces. ¿Quién va a manejar? Aún tomando a otras personas, ¿UTA va a dejar que a ellos no le paguen y esté funcionando el transporte? Seamos conscientes los paranaenses de las cosas que estamos diciendo. Porque para hablar, hablamos todos; todos tenemos la verdad. La Asamblea Ciudadana quiere que sea un sistema mixto, pero tenemos el caso de Santiago del Estero, donde la Municipalidad tomó el servicio y no sabe qué hacer porque no saben cómo pagarle. Hoy un chofer gana casi 80.000 o 90.000 pesos con cargas sociales, multiplicá por 500. Es un problema y estamos muy preocupados todos. Aquí hay un problema de financiamiento que la empresa no puede hacerse cargo de sus propios empleados, y nosotros somos el poder concedente, nada más y nada menos”, remarcó.

Transporte como “servicio esencial”

En la sesión ordinaria que el Concejo Deliberante de Paraná realizará hoy desde las 9.30, se tratarán distintos temas sobre el transporte público.

En ese marco, Alicia Glauser, integrante de la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná, invitó a la ciudadanía a concentrarse hoy a las 9 en la puerta de la Municipalidad. El martes, la entidad concurrió y expuso la problemática en la Cámara de Diputados e instó a los legisladores a comprometerse y ocuparse del tema que afecta a gran parte de la ciudadanía, no solo en la capital de la provincia.

En cuanto a la sesión, tomará estado parlamentario un proyecto de ordenanza que declara como “servicio esencial” al transporte urbano. Resulta llamativo el planteo, luego de largos meses de debates previo a la constitución del nuevo marco regulatorio y del pliego de condiciones, que no se tuvo en cuenta.

Los autores de la iniciativa, concejales María Marta Zuiani, Carlos González, Emanuel Gainza (Cambiemos); Elsa Salazar y Santiago Gaitán (Paraná de Pie), señalan en sus fundamentos que frente a cualquier circunstancia debe existir diagramas mínimos de cumplimiento, para que los usuarios “tengan asegurado un piso mínimo de servicios”.

En el plenario ingresará un despacho de resolución emitido por la Comisión de Servicios Públicos, del edil Juan Enrique Ríos (FPV), instando al Departamento Ejecutivo para que intime a Buses Paraná que dé cumplimiento al servicio. Se presentó un proyecto de ordenanza que fija nuevos topes salariales para acceder al beneficio del boleto trabajador. Y mediante pedido de informes al Ejecutivo, Ríos quiere saber el parque automotor afectado a la prestación del transporte urbano de pasajeros y la nómina del personal en relación de dependencia de la concesionaria, detallado por categoría y funciones; si las empresas han informado el retiro de unidades o si fueron secuestradas por sentencia judicial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario