Elecciones 2019
Lunes 08 de Abril de 2019

Triunfos de oficialismos provinciales

panorama. A cinco días de las elecciones primarias, el oficialismo entrerriano observa las coincidencias con los gobiernos provinciales que han sido ratificados en las urnas durante este año. Bordet espera poder subirse a esa ola

La definición de las elecciones primarias en Entre Ríos será producto de la comparación de los volúmenes electorales que apoyen a cada candidato.

Eso explica, para los menos enterados, que precandidatos que no tienen competencia dentro de su partido o frente electoral, porque van en lista única, igualmente se esmeren hasta el último momento para asegurarse un voto más. El resultado de las PASO será analizado entonces en función de esa comparación.

El panorama con el que llega el justicialismo entrerriano a este primer capítulo de la contienda electoral puede encajar en una constante de triunfos de oficialismos provinciales que se viene registrando hasta ahora. Nadie puede asegurar que así suceda, pero hay elementos comunes como para sostener un pronóstico en ese sentido.

Si se observa lo ocurrido en las provincias donde ya hubo elecciones, surge con bastante claridad una elemento que seguramente será bien valorado en la Casa Gris. Hubo hasta ahora un común denominador de apoyo a los oficialismos provinciales que trabajan en revertir, o al menos atenuar, las medidas económicas nacionales.

En San Juan, una estrategia de alianza con amplitud encabezada por Sergio Uñac le permitió al actual gobernador puntano un rendimiento en las primarias que incluso lo catapultó al centro de muchas especulaciones electorales respecto de los comicios nacionales de octubre. A tal punto que varias veces Uñac tuvo que aclarar que su plan seguía siendo la reelección al frente del Ejecutivo provincial.

Uñac ganó con el 55% de los votos y una luz de unos 20 puntos sobre el segundo con un discurso que comparte muchos elementos con lo que sostiene el entrerriano Gustavo Bordet.

No es casualidad, ya que comparten el espacio del denominado Peronismo Federal. "El gobierno nacional está dejando pobreza y marginación. Está contenido en la excesiva y exacerbada mirada en el sector financiero", advirtió Uñac durante la campaña. Se sabe que Bordet formula las mismas consideraciones, sobre este tema y también sobre el rol del estado provincial. "Tenemos un Estado presente, comprometido en reducir la desigualdad y generar progreso, que promueve oportunidades y las pone a disposición del sector privado. Este es el modelo sanjuanino", explica Uñac.

El entrerriano suele usar términos similares. "En cada rincón de nuestra provincia hay sobrados testimonios de superación y de trabajo. Son ejemplos de que con el esfuerzo de cada uno, con organización, solidaridad y con políticas de un Estado presente podemos trabajar para revertir este momento angustiante que atraviesa el país", expresó Bordet hace una semana con jubilados de Colón. "Entre Ríos es una expresión muy clara de que no nos resignamos a la idea de que hay que estar mal para estar mejor que nos quieren imponer. En Entre Ríos demostramos que se puede salir adelante con orden, transparencia y honestidad, invirtiendo en obras y desarrollo social", afirmó en ese momento.

Los que venían siguiendo el proceso electoral en Chubut, y más aún la marcha del gobierno provincial, no se sorprenden entonces de escuchar a Mariano Arcioni hablar en el mismo tono.

El gobernador chubutense se sumó ayer a la lista de los oficialismos provinciales que han ganado en lo que va del año, ya sea superando a la vez a los referentes del macrismo y del kirchnerismo (como en este caso); o al frente de una alianza que incluye al kirchnerismo, pero con una identidad que no es kirchnerista, sino marcada por el perfil del candidato. Tal como ocurrió en San Juan.

E incluso la elección general de Río Negro, donde el kirchnerista Martín Soria quedó segundo, a más de 17 puntos de la ganadora, encaja en este modelo.

La gobernadora electa se llama Arabela Carreras, era la candidata a vicegobernadora del actual mandatario Alberto Weretilneck; pero debió encabezar la fórmula tras un fallo judicial que le impidió al actual gobernador ir por un nuevo mandato. No fue su figura lo determinante, sino el perfil de la gestión encabezada por Weretilneck, que los rionegrinos respaldaron.

El exvicegobernador de Carlos Soria sostuvo que con la elección de su ministra de Turismo al frente del Ejecutivo se fortalecía una política de "una fuerte defensa del federalismo y de la autonomía provincial". Y agregó: "Hoy votamos en defensa de los intereses de la provincia", pese a que desde el gobierno nacional intentaron sumarse al festejo por la derrota de Soria.

Weretilneck le reconoce al ministro del Interior Rogelio Frigerio, como también lo hace Bordet, que es de los pocos funcionarios con quien pueden dialogar los gobernadores que no son de Cambiemos. "Siempre pudimos dialogar. Más allá de la situación económica del país, reconozco la virtud del diálogo con el gobierno nacional. Y eso fue de mucha utilidad en nuestro gobierno", aseguró tras la elección el rionegrino.

Bordet sostiene, como lo hizo en la nota publicada por UNO el domingo, que costó se entendiera su postura en el sentido de que la lógica de lo institucional va por otro carril respecto de lo político electoral, y que por eso se le facilitó al macrismo algunas herramientas legislativas para ejecutar su plan de gobierno. Sin embargo, sus crítica a la gestión nacional son recurrentes.

Bordet tiene además a su favor, en el escenario de la semana previa a las elecciones, otro elemento, que es la permanente caída de la imagen del gobierno nacional que claramente impacta sobre los candidatos de Cambiemos. Si bien en Entre Ríos esa alianza apuesta a traccionar votos con los candidatos a intendente, la performance del macrismo es claramente el principal escollo para mejorar el posicionamiento con vistas al próximo domingo.

Comentarios