Secciones
Concurso para las autoridades del organismo

Tribunal de Cuentas: la candidata con políticas de género

Nanci Vinagre está en la terna para la presidencia del Tribunal de Cuentas y tiene una mirada crítica del organismo que conduce otro de los ternados

Martes 29 de Septiembre de 2020

La abogada Nanci Vinagre consideró positivamente el concurso para designar cargos en el Tribunal de Cuentas. “Me parece muy bueno, si bien no quedé primera en la terna del concurso. Y aunque en el de concurso de fiscal quedé primera en la terna, no es un lugar donde vaya a poder implementar cambios en la gestión pública, como sí lo sería la presidencia”, señaló la actual asesora legal del Tribunal, quien concursó para dos cargos.

Remarcó la importancia de que la mujer participe en los cargos de conducción, y elogió la instancia pública del concurso porque sirve para que creo “se empiece a introducir la idea de que cuando uno piensa en la planificación institucional, de cualquier cargo de conducción, se piense como una planificación más – así como se planifica transparencia, eficiencia, presupuesto– a las políticas de género. Tienen que ser una planificación más, y está muy bueno que las mujeres participemos porque nos permiten eso desde la experiencia”, indicó.

Vinagre señaló: “Soy personal de carrera y pasé muchas etapas de mi vida en el Tribunal. Mis tres hijos nacieron trabajando en el Tribunal de Cuentas, y eso me permite ver qué mejoras se pueden implementar en favor de las mujeres. Y decirlo en la entrevista o en los medios ayuda, porque esto no tiene que ser algo egoísta, quisiera que cualquiera que llegue a la conducción pueda implementarlo, y contará con mi colaboración”, remarcó.

En cuanto a esas modificaciones, precisó que hay “cosas sencillas, que se han hecho en otros organismos de la provincia, como disponer de un lugar para lactancia. En el caso específico del Tribunal, que tiene recursos humanos muy escasos, tal vez no sea lo mejor otorgar una licencia mayor a las mujeres que son madres, pero sí disponer de ese espacio durante el tiempo que quiera extender su período de lactancia. Hoy no hay un lugar adecuado, deben usarse los baños públicos. Te sentís en cierto modo que la maternidad pasa a ser una carga, en vez de tener ayuda en las muchas horas que uno pasa en el trabajo”, expresó.

También señaló que se deben establecer “pequeños centros de cuidados de niños, como se hace en otros organismos públicos de la provincia y del país. Un lugar que le permita a la mujer, especialmente a contraturno, acceder a capacitarse o a trabajar más horas si lo necesita. Una o dos horas, no se requiere ni una gran estructura física ni económica. Y además es una obligación internacional del Estado nacional”, precisó.

vinagre

Vinagre contó que en el Tribunal de Cuentas la condición de ser madre de niños pequeños permite no hacer las denominadas comisiones de servicios, que demandan viajar y permanecer todo el día fuera de la casa. Sin embargo, la mujer que quiere hacerlo, en esta condición, no cuenta con el acompañamiento para realizar esas tareas.

“Los ascensos en el Tribunal históricamente se hicieron por la antigüedad, y eso no es lo ideal . Debería haber una forma de medir el gran esfuerzo que hacemos las mujeres para formarnos. Yo llegué al lugar donde estoy haciendo un esfuerzo académico terrible y eso no está contemplado. Un esfuerzo mayor que para los varones, porque tenía hijos chicos, y creo que eso debe ser merituado en todos los casos, no hablo solo de mí”, remarcó.

En ese sentido, señaló que debería calificarse mejor al empleado que hace comisiones de servicios, ya que dedica parte de su tiempo por fuera del estricto horario laboral. Pero sería injusto con las mujeres que son madres de chicos pequeños y queriendo hacerlo no tienen apoyo. “Uno ve que no se ayuda a la mujer a avanzar en la carrera igual que el varón, sino existe un acompañamiento específico para que pueda hacerlo”, remarcó. Sin ese acompañamiento, la maternidad se transformaría en un obstáculo.

Vinagre reflexionó sobre la situación de que habiendo más mujeres que varones que son abogadas y contadores, eso no impacta en los puestos de decisión de los organismos de control. “Creo que sucede lo mismo que en la política. Esta vez distinto porque es la primera vez que se accede por concurso al Tribunal. La política siempre fue machista, al menos hasta algunos años ya que gracias a las políticas de género, y de cupo, ahora el proyecto de paridad integral las cosas van cambiando. Pero a la mujer le costaba mucho más acceder a los cargos políticos, y fueron los cargos políticos los que designaron a las autoridades de los organismos de control. ¿Y a quienes designaron? A varones. Esa es la realidad”, señaló. “Esto se asimila a lo que sucedió con el avance de la mujer en la gestión política, en los roles de conducción. Esta realidad de la política se trasladó a los organismos de control, cuyas autoridades eran designadas por los gobernadores. Por eso eran todos varones”, agregó.

Finalmente Vinagre destacó que en los concursos para presidente del Tribunal y fiscal debían rendirse los mismo contenidos. Y si bien hubo muchos varones que, lógicamente, se anotaron en los dos concursos, solo ella tomó la misma actitud, y el resto de las mujeres concursó solo para fiscal.

“Parece que las mismas mujeres acepta que existe esa limitación para acceder a un cargo de conducción, por ser mujer. Por eso entiendo que es bueno que este concurso sirva para que caigan esas barreras”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario