Secciones
La Provincia

Tras un fuerte estancamiento, la industria entrerriana dice haberse recuperado a finales de 2019

Una consulta de la UIER señala que en el último trimestre se recuperaron las ventas, las horas trabajadas y el uso de la capacidad instalada.

Lunes 10 de Febrero de 2020

Durante el cuarto trimestre del año pasado mejoraron los niveles de producción y ventas en la provincia, que posibilitaron recuperar los números caídos en comparación con los meses anteriores.

Los datos corresponden al Informe de Coyuntura elaborado por la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), que da cuenta de una cierta estabilidad de los indicadores, en medio todavía de serias dificultades macroeconómicas.

El Área de Monitoreo Industrial de la UIER elaboró el informe en el que se refleja que el sector se estabilizó luego de las dificultades del trimestre anterior. Esto fue posible a partir de la reactivación de determinados sectores productivos que lograron revertir la caída que se sintió en el tercer trimestre, se indicó.

De datos propios se observó una estabilidad en los meses de octubre, noviembre y diciembre, cuyos indicadores mostraron en conjunto signos de haber registrado una leve recuperación: un mayor porcentaje de industrias consultadas reflejaron estabilidad o crecimiento en sus niveles de producción o ventas, además de que se recuperaron niveles de empleo, con mayor cantidad de horas trabajadas en términos comparativos con el tercer trimestre.

La Utilización de la Capacidad Instalada también refleja dicha situación: el nivel de industrias que trabajaron a más del 80% de su capacidad instalada se mantuvo estable, mientras que aumentó el porcentaje de empresas que trabajaron entre el 60% y el 80%. “Esto posibilitó que se diera una recuperación concreta, luego de transitar un tercer trimestre donde un gran porcentaje utilizó menos del 60% de su capacidad productiva”, se comparó.

Mejor comercialización

En cuanto a las exportaciones, se identificó que el 38% de las empresas exportadoras aumentaron su nivel de ventas externas, y el 54% se mantuvo constante. En comparación, estos datos son levemente superiores a los observados en las mediciones anteriores, en cierta estabilidad y leve crecimiento de las ventas externas.

En los últimos tres meses del año pasado, sólo el 35% de las industrias bajó su nivel de producción, a diferencia del tercer trimestre en el que el 53% se encontró en dicha situación.

En forma complementaria, aumentó el porcentaje de industrias cuyo nivel de producción se mantuvo constante, desde el 17% al 30%. En tanto, el 35% de las industrias consultadas el nivel de producción aumentó en el último trimestre del año.

En la misma tendencia, el nivel de ventas también se estabilizó y exhibió una mayor participación de las industrias donde las cantidades vendidas no variaron. Precisamente, en el cuarto trimestre las mismas representaron el 23%, lo que duplicó la participación del trimestre anterior (11%). Esta participación se contrapone con el menor nivel de industrias donde sus ventas disminuyeron, que representó el 38% de las mismas, lo cual también refleja la persistencia de altos niveles de dificultad, aunque en leve mejoría respecto al trimestre anterior.

Por último, el porcentaje de industrias que aumentaron sus niveles de ventas se mantuvo estable entre los últimos dos trimestres, en torno al 38%.

Indicadores laborales

En este contexto, los indicadores laborales relevados exhibieron una leve mejora respecto al trimestre anterior. Por un lado, disminuyó la cantidad de industrias donde se contrajo el nivel de horas trabajadas en comparación. En el cuarto trimestre, el 33% de las industrias consultadas aumentó la cantidad de horas trabajadas, 10 puntos porcentuales más que los tres meses previos. En contraposición a esta situación, se mantuvo un núcleo significativo de industrias donde continuó cayendo dicha variable, que en el cuarto trimestre llegó al 21%, menos de lo observado en el resto de las consultas del año.

Esta situación es similar en relación al nivel de empleo en general, ya que el 20% de las industrias aumentó este indicador, mientras que el 16% continúa disminuyendo.

Evaluación y expectativas

En medio de este escenario, sólo el 20% de las industrias consultadas evaluaron al cuarto trimestre como bueno y esperan que el próximo trimestre sea mejor o igual. Por otro lado, el 40% identificó al tercer trimestre como malo, y principalmente esperan que el cuarto trimestre sea igual o peor, lo cual refleja la convivencia de dos situaciones dispares. Asimismo, un 40% de las industrias consultadas encontraron a los meses de octubre, noviembre y diciembre como satisfactorios.

Con estos datos, también las expectativas mejoraron levemente y se prevé un comienzo de 2020 mejor. Esta mejora de las expectativas se vio reflejada principalmente en la utilización de la capacidad instalada, en el nivel de empleo y horas trabajadas. Aún así, se mantiene un conjunto de industrias, entre el 25% y el 30%, que prevén que disminuya su nivel de producción o ventas.

Respecto de los problemas que aquejan a la industria, el 88% se refirió a la carga impositiva como una de las principales problemáticas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario