Secciones
Inundaciones

Tras pico de crecida, comienza la normalización de Gualeguaychú

El río se estabilizó ayer en 4,61 metros. Un 10% de la planta urbana quedó anegada. Preocupa en la comunidad la repitencia de estos fenómenos

Viernes 21 de Junio de 2019

“Cada seis meses se registran estos fenómenos de desbordes de agua en la ciudad. Esto, 15 años atrás no ocurría”, dijo ayer a UNO el director de Defensa Civil de la Municipalidad de Gualeguaychú Néstor Pintos, al hacer referencia a la crecida registrada por el río homónimo a la localidad, que en solo dos días provocó anegamientos en cinco barrios de la ciudad y en el Parque Unzué, en la zona sur de la ciudad.

Embed

A principios de año, la crecida alcanzó los 4,30 metros, pero en los últimos años esas cifra se superó varias veces.

“Entendemos que la repitencia de estos fenómenos se debe a situaciones como deforestación, pérdida de humedales y al cambio climático”, se arriesgó a decir Pintos, teniendo en cuenta la nueva realidad que debe afrontar la localidad del sur entrerriano.

En esta oportunidad, la crecida que llegó a 4,61 metros y obligó a evacuar a 134 personas, se dio como consecuencia de un par de días de sudestada, y por las abundantes lluvias que se dieron en la región, aguas arribas en la cuenca del río Gualeguaychú.

“Solo durante el fin de semana cayeron alrededor de 145 milímetros. Eso es algo que se viene dando en los últimos tiempos, lluvias cada vez más intensas y abundantes en poco tiempo. Eso lleva a que se saturen los reservorios del subsuelo”, indicó el funcionario municipal. Y agregó: “Que haya anegadizos que puedan absorber aguas de las precipitaciones, favorece que Gualeguaychú no sufra por ahora anegamientos más graves. En este caso, todo lo que llovió en la cuenca superior del río, desde Colón, fue uno de los factores con fuerte incidencia”.

Embed

Pintos estimó, ante pronósticos de buenas condiciones meteorológicas en los próximos días, que la normalización y el regreso de los evacuados a sus hogares podría demandar entre tres y cinco días, teniendo en cuenta la posibilidad de que las aguas del Gualeguaychú están casi dos metros por encima de Puerto Boca, hacia donde debe producirse el desagüe.

El responsable de Defensa Civil estimó que permanece anegado un 10% de la planta urbana de la localidad. Por ese motivo, en las calles cercanas a la Costanera, Munilla y Pueblo Nuevo se dispusieron cortes de tránsito para evitar la circulación de vehículos en calles inundadas.

Evacuados

En horas de la tarde, durante la comunicación con UNO, Pintos confirmó que el número de evacuados se mantenía en 134, coincidente con el informe matinal.

Unas 95 personas permanecían en las instalaciones del Regimiento en Urquiza al Oeste; en el club Black River, otras 13 personas; mientras que en el club Pueblo Nuevo se alojaron 15 y en un hostel de la ciudad 11.

Por la mañana, en el salón de la Memoria de la Municipalidad, el intendente Esteban Piaggio llevó adelante una reunión junto a diferentes funcionarios municipales en la que se decidieron acciones respecto a la situación que vive la ciudad debido a la crecida del río Gualeguaychú. Entre otros puntos se describió el operativo de salud implementado tanto en los centros de evacuados como en las zonas afectadas por la crecida. Tantos quienes están en los centros de evacuados como quienes mantuvieron contacto con el agua de inundación deben recibir la dosis de profilaxis necesaria para evitar la propagación de enfermedades que se transmiten a través de bacterias que viven en el agua.

Asistencia

En tanto, el gobierno provincial informó sobre la asistencia a la localidad. Así, desde la Dirección de Comedores del Ministerio de Desarrollo Social se proveen las raciones necesarias para garantizar la alimentación a las familias. Además, para el momento de retorno al hogar, que se prevé a partir de hoy, se estará haciendo entrega de frazadas confeccionadas por cooperativas entrerrianas, en el marco del programa Cobijar, además de ropa de abrigo, colchones y elementos de limpieza e higiene, según se indicó.

Del mismo modo que manifestó a UNO el director de Defensa Civil de Gualeguaychú, según el gobierno provincial el río lleva varias horas estacionado de marca constante alrededor de los 4,61, con ínfimas variantes en los hidrómetros, con puntos de la cuenca aguas arriba en estado estacionario, y se estima que las actuales marcas pueden haber alcanzado el pico de la crecida.

Y teniendo en cuenta que no se observan en las proyecciones meteorológicas a corto plazo situaciones que sean desfavorables de continuar así, en las próximas horas podría iniciarse el descenso en el nivel de las aguas.

Tala sin evacuados

El director de Defensa Civil de la Provincia Lautaro López informó a UNO que ya no hay evacuados (hubo 170 afectados) en Rosario del Tala, localidad que en el inicio de la semana sufrió anegamientos por lluvias de más de 200 milímetros.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario