Paraná
Miércoles 29 de Agosto de 2018

Tras la no recolección de la basura, se dictó la conciliación obligatoria

Con la medida, en horas del mediodía se dejó sin efecto la retención de servicios en algunas dependencias. La nueva audiencia será el martes

Como es habitual en cada reclamo o conflicto municipal, la falta de recolección de residuos es uno de los modos más recurrentes apelados por los gremios para visibilizar las diferencias con el Ejecutivo municipal de turno. En este caso, la falta de acuerdo en la negociación salarial –luego de varios encuentros–, y el rechazo unánime de los gremios a la última oferta oficial, derivó en estado de asamblea y retención de servicios en algunas dependencias.
Ante la no prestación del servicio, el Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) acudió a la Secretaría de Trabajo, que en horas del mediodía dictó la conciliación obligatoria. Por el término de 15 días, los gremios como el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoyem), la Asociación del Personal Superior (APS), y el Sindicato del Personal de Obras Sanitarias no podrán realizar medidas de fuerza. Y se convocó a todas las partes a una audiencia para el 4 de setiembre a las 11.30, en la sede laboral para acercar posiciones.
Luego de la última reunión realizada el lunes, y la falta de definiciones al día siguiente, comenzaron a realizarse asambleas en algunas dependencias, que derivaron en la protesta de ayer a la mañana. La primera propuesta del Ejecutivo había sido adelantar a agosto el 3% de la cuota prevista para octubre –del acta acuerdo firmada en marzo–, y posteriormente ofreció un 6% a partir de setiembre. Los gremios, en una declaración conjunta, solicitan un 4% retroactivo a julio, un incremento mensual por inflación, y la equiparación del haber mínimo con el vigente para los estatales entrerrianos, ya que hoy es de 12.000 pesos, mientras que en la Provincia es de 15.000 pesos.
Otros puntos demandados por los sindicatos fueron un aumento del 4% a partir de agosto/18 del adicional percibido por Decreto Nº 679/10, y también excluir el Adicional Único (Ordenanza Nº 8.817) del cálculo del monto percibido por cada trabajador en concepto de Adicional Mínimo Garantizado.

Posturas
Ante este cuadro de situación, el Suoyem había alertado acerca del inicio de retenciones, y amenazó con iniciar medidas de fuerza directas desde el lunes.
"Hicimos al Ejecutivo una contrapropuesta, le dimos 24 horas, y ninguno del Ejecutivo nos respondió ayer (por el martes). Hemos sido prudentes, no pedimos lo que no nos corresponde a los trabajadores. Pedimos el 4% del mes de julio, que fue el desfasaje que tuvimos, y así sucesivamente hasta seguir avanzando con la inflación. Queremos que el trabajador no pierda ante la inflación", dijo el secretario general del Suoyem, Jorge Brocado.
"Los trabajadores nos han manifestado la necesidad de una recomposición en el salario, teniendo en cuenta la inflación que se vive día a día. Con aumentos de precios en supermercados, en tarifas de luz, gas, los trabajadores no quieren esperar más. Apelamos a la sensibilidad del intendente; él mismo ha reconocido que tenemos los salarios más bajos. Ninguna persona del Ejecutivo nos recibió como gremio. Los compañeros, ante esto, nos han dicho cómo continuar", destacó la titular de APS, Alejandra Levrand.
En tanto, en el transcurso de la mañana el intendente, Sergio Varisco, no descartó que la medida de fuerza tenga condimentos de la venidera contienda política, ya que sostuvo: "Veníamos charlando en el ámbito paritario". En ese marco, defendió su política salarial al sostener que los aumentos dados tanto en 2016 como en 2017, estuvieron por encima de la inflación.
"Nosotros hemos ido recuperando el salario del empleado municipal de Paraná, que al inicio de la gestión era el peor pago de todos los municipales de la provincia", sostuvo Varisco durante una recorrida realizada ayer en calles Salvador Caputo –en jurisdicción del barrio Los Ceibos–, donde se ejecuta una obra de desagües pluviales.

Comentarios