Secciones
Día del Niño

Tras la escalada del dólar las jugueterías resignan rentabilidad para poder vender

Proveedores aumentaron un 20% los productos del rubro. En comercios de Paraná, afectados por el paro de colectivos, decidieron no remarcar.

Jueves 15 de Agosto de 2019

El movimiento en las jugueterías de Paraná es dispar en lo que va de la semana. Previo al Día del Niño los comercios del rubro deben afrontar el impacto de la fuerte escalada del dólar que inició el lunes, que provocó que los mayoristas aumenten un 20% en promedio los productos del rubro, que incluye a artículos nacionales, pero sobre todo importados.

No obstante, en un contexto de retracción económica, muchos de los referentes del sector decidieron no aplicar este incremento, al menos por ahora, para no resentir las ventas, sobre todo ahora, cuando en muchos de los locales –tanto del centro como de los distintos barrios– admiten que el paro de choferes del transporte público de pasajeros afectó hasta ahora la demanda, y confían en que se note un repunte entre hoy y mañana.

En este marco, Rosa, referente de un local de la peatonal San Martín, en Paraná, contó a UNO: “Ya empezaron a llegar listas nuevas con incrementos de hasta un 30%. Nosotros en particular no hemos movido el precio de ningún artículo, porque la ciudad está vacía de gente por el tema de los colectivos y necesitamos vender, aún sabiendo que no se va a reponer la mercadería, porque lo nuestro es todo importado. Además, porque los compromisos con los proveedores ya están contraídos, y tenemos la lista del mes de mayo, cuando se compró”.

Asimismo, manifestó: “Lo del dólar y este estallido es un verdadero problema, pero lo de los colectivos para la ciudad es peor. Esperamos que este tema se arregle. Dependiendo de esta situación, mañana abriremos de corrido”, dijo.

Respecto de la financiación, sostuvo que los planes Ahora 3, 6 y 12 están impulsando cierto movimiento, y destacó que algunas tarjetas tengan promociones.

Por su parte Celeste, propietaria de una librería y juguetería también de la Peatonal, señaló: “El valor del dólar ha impactado con subas de entre un 10% y un 20% en juguetes. Son los aumentos que se vienen y nos han informado los proveedores. La verdad es que yo me esperaba un poco más, pero los mayoristas no quieren aumentar tanto porque si no no van a vender”.

Sobre este punto, aclaró: “Nosotros estamos respetando los precios que teníamos hasta que termine agosto, porque estamos en temporada”. Y si bien admitió que los afectará no remarcar la mercadería cuando los mayoristas ya anunciaron subas, explicó: “Tenemos stock desde antes de que aumenten. Esto nos afecta, pero no podemos incrementar los precios ahora, previo al Día del Niño”.

A su vez, reflexionó sobre la demanda regular en lo que va de la semana: “Si bien se está vendiendo de todo un poco, esperábamos mayor movimiento estos últimos días, pero está un poco parado por este tema de los colectivos. Tenemos expectativas de que entre hoy y mañana haya mayor cantidad de gente”, dijo, y adelantó que además de extender horario en la víspera del Día del Niño, el domingo abrirán por la mañana.

Por otra parte, también destacó la vigencia de los planes Ahora 3, 6 y 12: “Nosotros estamos vendiendo y trabajando siempre con el mismo sistema, con tarjeta y en efectivo. Hasta ahora no han anunciado cambios respecto a la financiación. Ya está firmado el decreto hasta fin de año”, indicó.

En tanto, Hugo, quien tiene un local en calle Galán, en la zona oeste de la ciudad, aseguró: “A partir del lunes estuve llamando a los proveedores de Buenos Aires y el aumento promedio es de un 25%. En mi caso lo tuve que trasladar a los precios de venta al público. Se está vendiendo muy poco por todo esto y estimo que va a ser uno de los peores Día del Niño”.

Asimismo, observó que la gente busca precios y se inclina por lo más barato. En cuanto a la financiación, manifestó: “Con la tarjeta se está moviendo, pero tratamos de vender en un pago, porque no sabemos qué interés aplicar en cuotas”, sostuvo.

Carolina, propietaria de una librería y juguetería de avenida Zanni y Provincias Unidas, refirió: “Todavía no hay listas con precios ajustados confirmadas en su totalidad, pero sí hay cambios y variaciones porcentuales en productos nacionales e importados de un 10%, un 15% y un 20%”.

A su vez, confió a UNO: “Hay proveedores que definieron no entregar mercadería esta semana, o hacerlo recién desde ayer, pero no es que todos han tomado esa decisión: otros entregaron normalmente. No hay una línea definida de cómo enfrentar este cambio, que nos afecta a las juguetería en este momento porque es un mes especial, pero también a todos los rubros: al comercio, la industria y toda la actividad económica en general. El rubro que sea se ve impactado con esta variación”.

En su caso, contó que han remarcado solo algunos artículos, en base a la información que les va llegando, o alguna de la mercadería que ya están recibiendo con precios actualizados. “Todavía no hay información general de todo, porque son varias marcas y empresas distintas. Hay mercadería que ya ha venido con alguna variación y otra que no, que se ha sostenido. Es muy dispar”, manifestó.

Según comentó, en su local trabajan con reserva previa y muchos clientes ya señaron el regalo para los niños en su familia, por lo que el precio se mantiene en esos casos. Y con la vuelta de los planes sin interés registraron más movimiento desde julio. No obstante, fue cautelosa respecto a cómo cerrarán finalmente las ventas en agosto: “Son días en que a toda la ciudad nos afectan los paros de colectivos, y creo que la circulación en general de la gente no es normal y eso impacta en todos los sectores. Por eso abrimos de corrido desde ayer y hasta mañana, de 8 a 20, para dar más opciones de horarios a la gente para que todos puedan acercarse”, dijo.

Por último, mencionó: “Si bien hay una tendencia en los últimos años de cuidar un poco los gastos frente a una economía más ajustada, también está bueno darse un gusto en la familia de adquirir algo que traiga alegría y que sea un momento de compartir un juego, un juguete. Uno se ajusta, pero a veces también es darse un mimo comprándole algo a los chicos que ellos están esperando, o algo para compartir en familia y de esta forma olvidarse un poco lo que está pasando afuera, en todo este contexto”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario