Secciones
río

Tras el alivio, el río vuelve a retomar su tendencia decreciente

INA brindó un panorama de la nueva tendencia en retroceso que experimenta el río Paraná durante los últimos días frente a diferentes ciudades

Jueves 23 de Septiembre de 2021

El Instituto Nacional del Agua (INA) brindó un panorama de la nueva tendencia en retroceso que experimenta el río Paraná durante los últimos días frente a diferentes ciudades de la provincia, luego del transitorio alivio de unos días.

En ese sentido, se indicó que prevalece lejos de sus niveles normales y de la marca de aguas bajas. De esta forma, se mantiene una perspectiva “descendente y desfavorable” que “continuará en los próximos tres meses”.

El caudal entrante al delta del Paraná registró un comportamiento descendente durante todo agosto con una “leve mejoría” al principio de septiembre, pero que “se disipará rápidamente”, con un promedio de 7.000 metros cúbicos por segundo, muy por debajo de lo normal.

En ese sentido el INA prevé que las próximas semanas continuará disminuyendo, y la tendencia climática para fines de octubre no permite esperar una mejora sostenida en las lluvias regionales, con niveles inferiores a la media, por lo que “todo el delta queda muy dependiente de las oscilaciones provenientes del estuario”.

La bajante extraordinaria, que se pronostica que se acercaría a la peor situación hídrica detectada desde 1944, viene afectando la vida ambiental, económica, productiva y social de ciudades a la vera del agua en Entre Ríos. Las alturas actuales ya superaron las marcas de 1971 (0,50 metros), las de 2020 y 1970 (0 metros), y hay que remontarse a esa década del 40 para registrar una situación más compleja que la actual.

bajante del río paraná.jpg

Ese año el río marcó -1,44 metros frente a Paraná, mientras que en Diamante (-1,38), Victoria (-0,41) y en La Paz (-1,11).

Ayer,frente al Puerto Nuevo de la capital provincial alcanzó una altura de 42 centímetros, siguiendo con el retroceso tras el pico de 71 centímetros el 16 de septiembre, como consecuencia de la liberación de caudales desde la represa de Itaipú. Desde el 8 de septiembre, frente a la costa de Paraná, el río superó el registro de 0, ya que permaneció casi durante dos meses –buena parte de julio y todo agosto– con alturas negativas.

Para este mes, la altura promedio es de 2,44 metros. En ese sentido, el INA espera que se mantenga cerca de la altura actual de 40 centímetros en estos últimos días de septiembre, aunque podrían registrarse oscilaciones transitorias.

El panorama sigue siendo crítico hasta fin de año, con el cuadro más grave posiblemente en noviembre.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario