Secciones
Agua Potable

Trabajos en la Toma Nueva para mejorar la captación de agua

Se intenta ampliar la captación de agua cruda en el muelle 1 de la Toma Nueva, que transporta el suministro para su potabilización en la planta de avenida Ramírez.

Viernes 13 de Diciembre de 2019

Desde el gobierno municipal se informó ayer que con el propósito de garantizar el adecuado funcionamiento del sistema de producción de agua potable en la ciudad, la Subsecretaría de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Paraná inició una serie de trabajos destinados a ampliar la captación de agua cruda en el muelle 1 de la Toma Nueva, que transporta el suministro para su potabilización en la planta de avenida Ramírez.

La rápida decisión adoptada por las nuevas autoridades, en conjunto con el personal técnico de la repartición municipal, obedeció a inconvenientes que se vienen suscitando en las últimas semanas, particularmente por la bajante del río Paraná.

La profundización de la bajante –se indicó– afecta la bomba extractora de agua ubicada en el muelle 1, que es el más antiguo, muy cercano a la costa y que data de los años 40. Desde allí se transporta el suministro para ser potabilizado en la planta de avenida Ramírez.

En tanto que el muelle 2, construido hace unos 15 años junto con la nueva planta potabilizadora, está ubicado con una media docena de bombas, muchos metros más aguas adentro del Paraná, por lo que está funcionando sin dificultades y abastece a la planta Echeverría.

Se precisó que si bien la potabilización en avenida Ramírez se desarrolla hasta el momento con normalidad, la bomba del muelle 1 está sufriendo inconvenientes para extraer el agua, debido a la acumulación de sedimentos. Por ese motivo, los directivos de la Subsecretaría de Obras Sanitarias planificaron los trabajos de apertura de un canal de acceso de agua hasta la bomba, que tendrá una extensión de 70 metros de largo, alrededor de 3,5 a 4 metros de ancho, y una profundidad de un metro. Para graficar lo que sucede, hoy la profundidad está solo a 20 centímetros de la bomba.

Se detalló que las tareas podrían extenderse entre dos o tres días, y se realizan con equipamiento de la Municipalidad de Paraná (retroexcavadora y camiones) y una máquina tipo poclain contratada a una arenera, con un brazo de 17 metros, que permite barrer y ejecutar el canal.

En principio, la programación de los trabajos no obligaría a reducir o frenar la potabilización en la planta Ramírez. Se indicó también que el servicio de agua potable en la capital provincial está operando actualmente con alrededor de 8.200 metros cúbicos de producción en la planta potabilizadora de calle Echeverría, más otros 1.300 metros cúbicos que aporta la planta de avenida Ramírez. Esos volúmenes de caudales se distribuyen a las redes, a través de los distintos centros de distribución habilitados en la ciudad, como Ejército, Ramírez, Lola Mora, Parque del Lago y Seminario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario