Paritarias

Trabajadoras de Casas Particulares: la meta es "sostener la quinta categoría"

La meta del Sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares para la reunión con el Gobierno es alinear la quinta categoría al salario mínimo vital y móvil

Lunes 28 de Marzo de 2022

El Gobierno llamó a una reunión el jueves 31 para definir la remuneración de trabajadores y trabajadoras de Casas Particulares. Manuela Muñoz, secretaria general del Sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares de Entre Ríos, confirmó a La Radio de UNO (88.7 La Red Paraná) que la reunión se convocó en virtud de la cláusula de revisión que había quedado abierta en el ultimo acuerdo salarial, para definir el porcentaje de aumento en paritarias.

Muñoz indicó que la meta para la reunión de este jueves 31 es "sostener la quinta categoría", que es la más baja, y alinearla al salario mínimo vital y móvil acordado hace dos semanas, para que ninguna trabajadora cobre menos de lo acordado en ese sentido. “Lo habíamos logrado en la última reunión con los porcentajes que se habían logrado y pretendemos que se mantenga. Vamos a proponer respetar los tramos del acuerdo, y un incremento del 5% en abril y 12% en junio, considerando que nuestra comisión para debatir el salario 2022 se inicia en junio o julio", indicó.

ESCUCHÁ La entrevista completa

MANUELA MUÑOZ.mp3

En este punto aclaró que, en caso de obtenerse la mejora, las trabajadoras mensualizadas deberían cobrarlo a partir de mayo y las que trabajan por hora, en forma inmediata, a partir del 1° de abril. Actualmente una trabajadora en quinta categoría, la más común, con retiro debe ganar tiene un piso salarial de $34.148,50 mensuales (para quienes trabajan ocho horas diarias, de lunes a sábado y la hora quedó en $278.

empleadas domesticas.jpg

Programa Registradas

En otro orden, y consultada sobre la marcha del programa Registradas, para formalizar el sector y evitar el trabajo en negro, Muñoz indicó que no hubo muchos avances en estos meses debido a problemas y demoras con las altas de aquellos trámites realizados por los empleadores para registrara a sus empleadas. "Esto generó malestar porque hubo compañeras que estuvieron tres meses o más cobrando la mitad del sueldo. También, al no incluir empleadores que ya tenían trabajadoras registradas, se generaron despidos y la toma de nuevas compañeras. Lo que al principio parecía que iba a funcionar con los registros, no tuvo la repercusión que se esperaba", puntualizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario