Campaña Electoral
Domingo 04 de Noviembre de 2018

Tímidamente llega la campaña

La campaña ya comenzó, aunque no haya que decirlo mucho porque el ambiente está caldeado por la situación económica y social. Hay encuestadores que aseguran que el rechazo a las medidas del plan económico del gobierno nacional supera el 75% u 80% y los indicadores negativos son cosa de todos los días. No hay lectura positiva posible para el incremento de la inflación y el freno de la actividad económica. Aunque el dólar baja, los combustibles siguen subiendo y el gobierno difunde tips para economizar nafta: si le toca rojo en un semáforo largo, apague el motor. El impuesto a las Ganancias se aplica incluso a las indemnizaciones por despido, y la ministra Patricia Bullrich dice que el quiera andar armado, está justificado.


Esas son algunas de las noticias de ayer, pero la columna no va en este sentido. Está complicado el clima social para hacer la campaña política tradicional, pero el tiempo avanza. En Entre Ríos las elecciones primarias seInfierno grande Gustavo Hein es el único intendente del PRO en Entre Ríos. En los últimos días se dijo que en el encuentro de San Benito se iba a oficializar la afiliación al macrismo del intendente local Exequiel Donda. Puede ser solo una broma de los peronistas de la zona. Donda es un abogado e integrante de la Policía de Entre Ríos que llegó al gobierno en la lista de Sergio Massa y Adrián Fuertes (quien llevó a Jorge Busti como candidato a vicegobernador) pero poco después de asumir se pasó a Cambiemos, sin que la situación generara mayores cuestionamientos en un electorado como el sanbenitense, bastante curado de espanto durante los últimos años. Se explicó que el hombre tenía muchas promesas que cumplir, por ejemplo un plan de 500 cuadras de asfalto para la localidad, y que por eso necesitaba ser ofirán seguramente el 14 de abril, y son varias las provincias en las que se votará antes de los comicios nacionales.



Uno de los datos de la semana próxima será la llegada del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a San Benito, para encabezar un plenario del PRO entrerriano. No se descarta que haya alguna manifestación de la dirigencia en el sentido de pedirle al funcionario nacional que sea candidato a gobernador en 2019. Propios y extraños señalan que es el que mejor mide para disputar contra el gobernador Bordet, aunque también se sabe que no es ese el plan principal de Frigerio. Su perfil dialoguista y su muñeca política lo diferencian dentro de un gabinete de ceos y de dirigentes de posturas extremas como Patricia Bullrich. También es cierto que ha existido un efectivo trabajo para disociar Frigerio del ajuste macrista y de las malas noticias del gobierno nacional. Directamente no se lo menciona asociado a estos hechos. No es el único, los dirigentes del Cambiemos entrerriano tampoco se destacan por 'bancar los trapos' del macrismo. Por el contrario, suelen dejar bastante solo al Presidente y su equipo económico.



Obviamente Frigerio tiene su mérito, ya que en el manejo de los enormes recursos de que dispone su cartera supo atender la demanda de los peronistas con un criterio más político que el partidario que aplican varios de sus compañeros de trabajo en el gabinete nacional. Eso explica posiblemente que el justicialismo entrerriano le exima de las críticas que suele hacerle al macrismo, mejor no pelearse con el hombre que tiene una dosis importante de decisión en el manejo de recursos. De no ser Frigerio el candidato a gobernador, el camino queda más despejado para el radical Atilio Benedetti. El diputado nacional tiene varias campañas en el lomo y para encarar una candidatura a gobernador se requiere ser conocido. En el PRO especulan con una fórmula que integren dos intendentes: el macrista Gustavo Hein, de Basavilbaso; y un radical, tal vez Pedro Galimberti, intendente de Chajarí. El obstáculo es el trabajo que hay que hacer para instalar sus figuras, en poco tiempo y con un humor social adverso. Igual no faltan quienes minimizan esa dificultad diciendo que lo que debe imponerse es la marca Cambiemos. Seguiría siendo Frigerio quien tenga la última palabra al respecto.


  • Infierno grande

Gustavo Hein es el único intendente del PRO en Entre Ríos. En los últimos días se dijo que en el encuentro de San Benito se iba a oficializar la afiliación al macrismo del intendente local Exequiel Donda. Puede ser solo una broma de los peronistas de la zona. Donda es un abogado e integrante de la Policía de Entre Ríos que llegó al gobierno en la lista de Sergio Massa y Adrián Fuertes (quien llevó a Jorge Busti como candidato a vicegobernador) pero poco después de asumir se pasó a Cambiemos, sin que la situación generara mayores cuestionamientos en un electorado como el sanbenitense, bastante curado de espanto durante los últimos años.

Se explicó que el hombre tenía muchas promesas que cumplir, por ejemplo un plan de 500 cuadras de asfalto para la localidad, y que por eso necesitaba ser oficialista.

Mostrarse ahora cerca de Frigerio fortalecerá la imagen política del presidente municipal, lo que se le servirá tanto para intentar mejorar el frente interno como para fortalecer su proyección provincial, desde una de las ciudades más pobladas de Paraná Campaña, en lo que constituye el segundo lote de volumen electoral, detrás de Crespo. Una mirada al acontecer político de esa localidad deja datos interesantes. Donda fue denunciado penalmente el 11 de octubre por el concejal Marcelo González, que no es un edil opositor, sino uno de los que ingresó al Concejo Deliberante en la lista de Donda, junto a la mamá del intendente y otros allegados.


La denuncia de ocho carillas describe una situación de "extorsión a la acción pública como concejal" de González, mediante un mecanismo de apriete político, persecución laboral, y finalmente expulsión del puesto de trabajo de sus colaboradores con el objetivo de hacerlo cambiar de opinión y de que desista de determinadas posturas. En el Concejo Deliberante sanbenitense se ventilan las situaciones más polémicas de la gestión. El 25 de octubre estuvo allí la secretaria de Hacienda, la contadora Mirta Araceli Lago, a quien se la citó para que responda preguntas de los concejales sobre el manejo de fondos municipales durante 2016, situación que generó la denuncia de irregularidades administrativas por parte del Tribunal de Cuentas de la Provincia. Lago ya había estado en el Concejo una vez anterior, pero había eludido responder sobre el tema, extendiéndose en una explicación político-partidaria de la situación. Esta vez se cruzó con el concejal justicialista Exequiel Sosa quien le reclamó que respondiera una treintena de preguntas elaboradas por su bloque.




La cuestión tuvo sus bemoles, pero en un momento Sosa le reprochó a Lago sus críticas a las anteriores gestiones justicialistas, la última encabezada por Ángel Vázquez hijo y las dos anteriores por Ángel Vázquez padre, actual diputado provincial. En el recinto había algunos vecinos con carteles que la tildaban de "ñoqui" y se lo había visto a Vázquez padre un rato en el lugar. Sosa le reprochó sus críticas a la gestión anterior y la trato de "tránsfuga política", a lo que Lago dijo lo que ya se sabía: que fue funcionaria de Vázquez padre durante sus dos gestiones (en un cargo central, como secretaria de Gobierno) y sostuvo que participó activa y orgullosamente de los gobiernos de los Vázquez hasta que, entre 2012 y 2013 fue adscripta a la Cámara de Diputados con el mismo legislador. Para interpretar la situación hay que señalar que la contadora Lago es el eje de la gestión municipal y a ella se le atribuyen varias de las denuncias formuladas a la gestión anterior. Además Lago cumple un rol central en la empresa constructora OYCSA, investigada por obras en varios municipios.



En la misma sesión, también se aprobó por mayoría otra interpelación a todos los secretarios municipales y al intendente Donda, inicialmente prevista para dentro de 10 días, por otras cuestiones que complicarían al presidente municipal. Una de ellas es la contratación, desde mediados de 2017, en forma ininterrumpida del excontador municipal Víctor Fedonzuck, pese a que tiene una sentencia firme por Peculado contra la Municipalidad de San Benito y está inhabilitado para ejercer cargos públicos. Esa contratación es avalada por Lago y el secretario de Gobierno municipal. También la interpelación apunta a actos administrativos firmados por el viceintendente Rubén Palacios en ejercicio de la titularidad del Departamento Ejecutivo Municipal por ausencia de Donda; y eventualmente podría apuntar a una controvertida venta de maquinaria municipal como chatarra realizada a inicios de esta gestión. Por lo que se ve, al presidente municipal le vendrá bien mostrarse junto a Frigerio para atenuar un poco el frente interno.



  • En la provincia

Volviendo a la campaña provincial, esta no termina de instalarse. Hay varias razones entre las que pueden citarse discusiones de temas más urgentes, como el presupuesto nacional para 2019; e incluso puede señalarse el efecto anestésico que generó en el ámbito político provincial la investigación judicial por los contratos de la Legislatura.


Cada día que pasa la posibilidad de la separación de las elecciones provinciales se torna más concreta. Los detalles de la discusión ya fueron analizados periodísticamente varias veces y, si se los limita a lo electoral, las mayores chances del oficialismo parecen estar en este desdoblamiento. La oposición lo votó argumentando que era el mal menor y no parece incómoda con ese escenario. Dentro del peronismo entrerriano las voces que sostienen que es mejor votar todo junto en octubre, al mismo momento que los cargos nacionales, admiten a la vez que sobre el panorama electoral a un año de plazo no hay demasiadas certezas. Puede ser que el gobierno de Mauricio Macri no se recupere de la mala imagen actual; pero no se sabe quién será el candidato justicialista ni tampoco en cuántas partes puede estar dividido el sector; si Cristina será la candidata a presidente o estará presa; y aún así es incierto el pronóstico en una elección contra Macri. Es más, se habla de la posibilidad de que el gobierno nacional elimine las elecciones primarias para 2019, e incluso que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal pueda ser la candidata presidencial si la imagen del actual mandatario sigue cayendo. Así las cosas, la elección de cargos provinciales y municipales realizada en junio presenta una dosis mucho menor de incertidumbres que si se la hiciera junto a la nacional en diciembre. Parece lógico que de resultar reelecto, Bordet se alineará después con la opción que surja del justicialismo, independientemente de quien sea. Incluso en los últimos meses el mandatario ha omitido participar de las opciones electorales del peronismo no kirchnerista, lo que lo despeja un poco de las tensiones de esas ingenierías políticas. Dedicado a la gestión, puede exhibir algunos logros en el constante tironeo con el macrismo, del que no se salva ni la propia Vidal.



  • Unidad Ciudadana

Quedan dentro de los datos sin completar del panorama provincial el desarrollo que pueda tener Unidad Ciudadana en la provincia. No es lo mismo si participan sectores del peronismo que si es solo una alianza de expresiones políticas satélites del kirchnerismo.
La descripción no va en desmedro de sus posibilidades electorales, pero claramente es diferente la incidencia en el rendimiento de la oferta electoral del justicialismo oficial, del bordetismo. Tampoco hay unanimidad de opiniones, en ninguno de los dos sectores, sobre qué sería mejor en términos electorales para cada uno. ¿Es mejor que el exgobernador Sergio Urribarri vaya a la interna y después se integre a la lista que encabezaría el gobernador; o es mejor que juegue con otro partido por afuera? Especulaciones sobran de un lado y del otro de la línea divisoria.
Las puertas para que el sector que lidera Urribarri participe de la interna justicialista no están cerradas. La cláusula que habilitaba a formar parte de las listas legislativas a quien obtuviera un piso del 15% en la interna, que fue eliminada de la breve reforma electoral aprobada este año y no será tratada en un congreso partidario del PJ, puede incluirse en la reglamentación del frente electoral que articule el bordetismo al momento de inscribirla, el año que viene.


  • Denuncias

Para el oficialismo entrerriano está claro que la campaña de Cambiemos vendrá de la mano de numerosas denuncias, judiciales y periodísticas, y entienden que la que formularon el senador Raymundo Kisser y el abogado Rubén Pagliotto por los decretos que autorizaron las obras de gas y electricidad en el norte, son la punta de lanza. Frente a ello la estrategia pasa por mostrar la gestión, marcar las diferencias con el gobierno nacional y tratar de "que todos entiendan" que Bordet es el que puede garantizarle al justicialismo seguir gobernando la provincia. No es poco trabajo como plan político, pero quedan todavía muchos cabos sueltos. Entre tantos, lo que pasará con los candidatos a intendente del oficialismo y qué tan intensa será la campaña en las ciudades donde gobiernan intendentes de Cambiemos, con los cuales el gobierno provincial ha tenido una relación política positiva






Comentarios