Transporte público
Lunes 30 de Octubre de 2017

Tardan en llegar los cambios en el transporte urbano de Paraná

Usuarios, en la espera. A un año del nuevo marco regulatorio y del llamado a licitación, están pendientes los planes de mejoras en frecuencias, nuevas líneas, servicios en la madrugada y rebaja de boletos en horarios no pico

A casi un año de la expiración de la concesión del servicio de transporte urbano de pasajeros en Paraná, y un año y varios meses más de debate sobre el marco regulatorio de la prestación pública, aún se demoran los cambios anunciados y previstos en el pliego licitatorio, mientras aún no se titularizó la única oferta presentada en la licitación pública, correspondiente a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por las actuales empresas prestatarias ERSA y Mariano Moreno.
En ese marco, el Concejo Deliberante sigue envuelto en una discusión que parecía zanjada: el otorgamiento por parte del Ejecutivo Municipal a la UTE, de un predio en el Acceso Norte destinado depósito de la flota de colectivos. Con dictamen favorable de comisión e incluido en el pliego de llamado a licitación el año pasado, fue motivo de debate en la sesión de la semana pasada, y en la prevista para hoy (ver recuadro El Concejo trata cesión del predio en Acceso Norte).
Mientras tanto, los reclamos por las frecuencias del servicio siguen siendo una constante, medidas tanto por el termómetro mediático, como por las presentaciones en la Defensoría del Pueblo.
En ese órgano, según el último informe anual presentado días atrás al cuerpo legislativo, los reclamos por el servicio de colectivos se mantiene constante. Es decir, que en el último año, pese a la comprobable salida más rápida que tienen las unidades del casco céntrico histórico –a partir de las modificaciones introducidas en los recorridos y la instrumentación de carriles exclusivos–, en los barrios se padecen los retrasos en el paso de las distintas líneas.

Renovación
La falta de otorgamiento de la nueva concesión demora la puesta en vigencia de beneficios muy demandados y largamente esperados. Uno de ellos es el funcionamiento de dos líneas alternativas de circulación en horario nocturno, que permitirían cubrir la franja horaria entre las 1 y las 5.30. Otra es la rebaja del costo del boleto, en un 20%, en horarios no pico de 8.30 a 11, para incentivar el uso en esa franja, y descomprimir en los momentos de mayor movimiento.
También está pendiente la implementación de un sistema de líneas combinadas, que permitiría en un lapso de 60 minutos, trasladarse sin tener que abonar otro boleto. A ello se suman también otras acciones previstas inicialmente, como la incorporación de más unidades –pasar de 160 a 190–, y cambios en recorridos de los barrios.
Pero fundamentalmente, la mejora que más aguardan los usuarios es en el régimen de frecuencias, que hoy –y como hace mucho tiempo– cosecha las mayores críticas.

Proceso participativo
Un hecho no menor fue la rediscusión y el llamado a licitación por primera vez en más de 30 años –la última había sido en 1984–, para renovar el servicio que hasta 2016, se hacía cada cuatro años, en forma automática. Comenzó con la constitución de un nuevo régimen regulatorio del sistema de transporte público, por parte del Concejo Deliberante, sancionado a fines del año pasado. Incluso se realizó una audiencia pública.
Posteriormente, tras la caducidad de la última prórroga el 10 de noviembre del año pasado, el Ejecutivo presentó en diciembre los pliegos de la licitación pública, y en enero se formalizó la convocatoria. El proceso siguió con la apertura de sobres en abril, donde se conoció que el único oferente fue la UTE conformada por las actuales prestatarias.
Solo resta que los dictámenes técnicos y legislativos favorables sean rubricados en un decreto de adjudicación, para el otorgamiento de la concesión por ocho años, con la posibilidad de una nueva prórroga por cuatro años más.

El Concejo trata cesión del predio en Acceso Norte
La autorización al Ejecutivo para que proceda a la venta de un terreno propiedad del municipio de 7,5 hectáreas, ubicado en la zona del Acceso Norte, a las empresas concesionarias del transporte automotor de pasajeros en colectivo, es uno de los temas centrales de la sesión ordinaria de hoy, a partir de las 9.30. La iniciativa llega al recinto con el despacho favorable de las Comisiones de Legislación; Hacienda y Presupuesto, y de Servicios Públicos. En ese predio las prestatarias construirán su base operativa y una sala de primeros auxilios. Además, las empresas cancelarán la adquisición del terreno, en dólares y pagaderos en 36 cuotas.
En el espacio Voz y Opinión Ciudadana expondrá la doctora María Emma Bargagna, en representación del Centro de Estudios Municipales y Provinciales de Entre Ríos, sobre el emplazamiento del futuro Parque Científico Tecnológico en terrenos del Parque Varisco.
Por otra parte, en el plenario bajará también a tratamiento otra iniciativa –autoría de los ediles integrantes del bloque de Cambiemos–, que regula la instalación, autorización, cese de las actividades y seguridad de las estaciones de servicio para expendio de combustibles líquidos, gas natural comprimido y duales y bocas de expendio para consumo propio, de la ciudad de Paraná.
Allí se dispone que las estaciones de servicio solo podrán establecerse en calles cuyo ancho sea mayor o igual a 20 metros; no podrán estar a menos de 200 metros medidos en forma radial desde el núcleo de los tanques hasta el punto más cercano de la edificación de edificios públicos, establecimientos educacionales, sanatorios, hospitales, centros de salud con internación, guarderías infantiles, establecimientos geriátricos, cines, teatros, locales bailables, de culto, supermercados, hipermercados o cualquier otro que por la actividad desarrollada permita presuponer una alta concentración de personas.
Tampoco podrán ubicarse dentro del radio de 1.000 metros respecto de otra estación de servicio ya autorizada, entre otras exigencias.
También cuenta con despacho de comisión favorable, un proyecto de la legisladora Elsa Salazar (Cambiemos), que propicia modificaciones a la Ordenanza 8667, que regula el Servicio Privado de Cadeterías en esta capital.
E ingresará un proyecto de ordenanza, presentado por la viceintendenta Josefina Etienot, que modifica el presupuesto asignado al Concejo Deliberante.

Comentarios