Secciones
Salud

Situación límite para más de 30.000 pacientes en diálisis por la escalada del dólar

Los financiadores como Pami, Incluir Salud y obras sociales provinciales no actualizaron los valores siguiendo la evolución del dólar y la inflación lo que crea un desfasaje difícil de sostener para unos 300 centros de diálisis en todo el país

Jueves 11 de Abril de 2019

La Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (Cadra), denunció que los centros de diálisis privados distribuidos en todo el país atraviesan una delicada situación financiera que ha obligado a varios a endeudarse y realizar procedimientos de emergencia, en muchos casos obligándolos a reconvertirse o incluso, poniéndolos en situación límite para poder continuar dando la prestación de diálisis a más de 30.000 pacientes en 300 centros en todo el territorio nacional.


Darío Zapata, titular de Cadra expresó que el mayor problema que enfrentan es que los financiadores - Pami, Incluir Salud y obras sociales provinciales- no actualizaron los valores de retribución siguiendo la evolución del dólar y la inflación y eso nos creó un desfasaje difícil de sostener, ya que la mayoría de los insumos son en moneda norteamericana, y los sueldos se ajustaron con la inflación de la misma forma.


El directivo informó que mientras el valor de la sesión se incrementó el 32% durante 2018, en ese mismo período el dólar superó el 120% y, a modo de ejemplo, mencionó que un catéter que cuesta 207,06 dólares, hace un año lo pagaban $ 4.244,73 pesos (con un dólar a 20,50 pesos) mientras que ahora deben abonar por el mismo producto $9.276,28 (44.80 pesos por dólar), es decir, más del doble.


"Tenemos una prestación de alta complejidad con una gran cantidad de material importado, además de los incrementos salariales y el aumento de los medicamentos y los servicios (Gas, Luz, Agua, Residuos Patógenos), que suman montos que, en la mayoría de los casos, no se pueden afrontar, destacando asimismo la imposibilidad actual de renovación y mantenimiento de los equipos de diálisis y tratamiento de agua, no fabricados en el país" agregó.


Otro punto a destacar, es que el servicio de traslado de los pacientes que realizaban las obras sociales se han transferido a los centros de diálisis, prestación totalmente ajena al servicio médico, y que en el último período se vio incrementada sustancialmente con el precio de los combustibles por todos conocido en más de un 75% en el último año, lo que hace insostenible continuar dando este servicio" agregó.


"Es imposible interrumpir la prestación sin poner en riesgo la vida del paciente", indicó Zapata. Finalmente, admitió que de no encontrar una resolución favorable por parte de los financiadores, existe la posibilidad cierta del cierre de los centros de diálisis debido a la insolvencia y asfixia financiera que sufren.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario