Secciones
La calle no es un lugar para vivir

Situación de calle: el verano también es duro y crudo

En el centro de Paraná viven unas 100 personas "sin techo" que padecen el clima en esta parte del año. Voluntarios continúan con la asistencia.

Viernes 10 de Enero de 2020

En poco menos de una hora el muchacho pasó de dormir en un garaje, frente al Recreativo Bochas Club en calle Italia, al hall de una recoleta vivienda de calle Bavio. Recorrió unos 50 metros para prolongar el sueño entre las 18 y 19 del caluroso viernes paranaense.

Las más de 100 personas que viven en situación de calle en el centro de Paraná continúan padeciendo, al igual que en el invierno, los vaivenes del clima. La diferencia es que estos primeros 10 días de enero sufrieron las tormentas de agua que castigan fuerte y rápido durante la madrugada y a las cinco de la tarde el calor y la humedad terminan de completar la faena.

Si a todos estos imponderables climáticos les sumamos el déficit alimentario y el consumo problemático de drogas, legales e ilegales, el resultado es tan triste como la foto que ilustra esta nota.

Durante las Fiestas de Fin de Año, los voluntarios que asisten a los "sin techos", compartieron comidas, algunas bebidas frescas y música en vivo para transitar esas fechas que son difíciles para muchos.

Nota Relacionada: Papá Noel recorrió la zona oeste y alegró a unos 1.000 chicos

En la capital de Entre Ríos se habla de un centenar de personas que sobreviven como pueden pero faltan las estadísticas de los barrios. Pasando los bulevares, cientos de personas duermen bajo techos improvisados de palos y plásticos.

Por lo que UNO pudo saber desde el gobierno municipal de Paraná comenzaron a trabajar con las personas que están en situación de calle en la zona céntrica. Es más, al parecer, está la idea de que un área específica se ocupe del tema.

En septiembre del año pasado unas 15 instituciones sociales, civiles y religiosas se vincularon para acordar un rumbo en el abordaje de la problemática.

Si bien el verano es duro y crudo, aparecen algunas posibilidades de trabajo informal por lo que muchos logran subsistir. Todo indicaría que, dentro de un par de meses, cuando empiece a llegar el frío, el sistema de asistencia estará aceitado entre las organizaciones de La calle no es un lugar para viviry el estado municipal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario