Turismo
Viernes 08 de Junio de 2018

Sin ventas de viajes al exterior, hay consultas por destinos más cercanos

El dólar afecta a las agencias de viajes. En Entre Ríos esperan uruguayos y una afluencia mayor de visitantes en el invierno

El problema central es el dólar, como en casi todas las ramas de la economía. Sus nuevos saltos, su crecimiento constante y sin techo congeló las ventas en numerosas agencias de viajes. Es que los precios se mantienen, pero la cotización se fue por las nubes. Esto generó al momento un freno porque quien iba a pagar por un destino para 2019 en cuotas no se decide a hacerlo. En contrapartida, empezaron a aparecer consultas por destinos más cercanos y por el interior del país.
En una agencia de viajes del centro paranaense ayer por la tarde estaban las dos mujeres que atienden frente a sus escritorios y hacía rato que ningún cliente entraba al local. Lo mismo sucedía en otra a muy pocos metros de la Peatonal. Pero ese poco movimiento tiene una explicación. Los precios de los viajes, de los paquetes turísticos al exterior, están en dólares y por más que pasan los meses y hasta los años, se mantienen. De hecho de aumentar lo hacen muy poco y hasta algunos están más baratos luego de cuatro o cinco años. Pero la cotización es diferente y las cuentas son simples: un crucero que se puede pagar en 12 cuotas sin interés cuesta 1.100 dólares. Este verano representaban 19.800 pesos; ayer por la tarde 29.000. En muy pocas semanas pasó a costar un 46,6% más.
Adriana Castiglioni estaba ayer por la tarde en las oficinas de la agencia de viajes en donde trabaja, una que está ubicada en calle Pellegrini. Dijo a UNO: "Un viaje que cuesta 100.000 o 200.000 pesos, que puede ser por ejemplo a Europa o a un destino exótico, el que puede pagar eso quiere viajar igual porque con ese dinero no cambia su auto ni se compra una casa, y si lo ahorra no sabe lo que va a pasar", y junto a su compañera de trabajo explicaron que hoy ese mismo turista se frena, espera, está a la expectativas de tener un panorama más claro. Eso es lo que cambió. Pero Castiglioni agregó: "Lo que ocurre en todo caso es que se ajusta el destino elegido, pero tratan de viajar igual".
Así, quien pensaba viajar al Caribe ve con buenos ojos algunos destinos de Brasil; quien quería vacacionar en Brasil le empezaron a parecer atractivos Uruguay o Chile; los que se iban a los países vecinos, tienen en las ciudades argentinas una posibilidad. Si bien esto no es mecánico ni una regla, de alguna manera explica un poco la situación que se vive en varias agencias de viajes. "Está frenado. Preguntan, se acercan, consultan por la cotización del dólar y luego esperan, quieren ver qué hacer", destacó.
Hay hasta promociones, sobre todo en los cruceros para viajar en 2019 que son dos por uno, tres por dos, pero tampoco se mueven.
Para este invierno, hay quienes ya vaticinan que los destinos nacionales tendrán buena recepción turística.
Lucía López Osuna atiende en una agencia de calle San Juan y contó que los paquetes que incluyen aéreos, por más que sean dentro del país también están cotizados en dólares y la diferencia se nota. Viajar a Mendoza cuatro días tienen un costo de 6.000 pesos (227 dólares, según la cotización de la casas de cambio de Paraná de calle Pellegrini de ayer por la tarde) o una semana en Bariloche cuesta 10.000 pesos (378 dólares), pero estos viajes son para ir en colectivo, en avión cuestan 10.000 pesos más. "Siempre que el paquete implique un aéreo se va a modificar su valor por el dólar. Ahora se frenó el movimiento porque la gente quiere esperar para ver qué va a pasar, y hay muchas reservas que se pararon, pero tampoco hubo cancelaciones o cambios de destinos, hubo un freno. Después, la gente que está acostumbrada a viajar al exterior tiene ahorros en dólares y sabe cómo se maneja esta situación", dijo y agregó que de todos modos se está en una época en la que se consulta mucho por destinos nacionales, sobre todo los vinculados con la nieve.
Sebastián Bel está al frente de la Cámara Entrerriana de Turismo y desde la entidad realizaron sondeos con el fin de apuntar a un turista específico. Explicó que unos años atrás, a los argentinos les convenía vacacionar en Uruguay o en Brasil, y más allá de la devaluación, aún eran destinos más accesibles. Pero ahora es al revés. "Por el contrario, ahora es más competitivo para ellos alojarse en Argentina y en el caso del turismo termal, se vuelcan hacia un destino como el de la costa uruguaya o las termas argentinas. Es que el litro de nafta en Uruguay cuesta entre 42 y 45 pesos argentinos, y para ellos en Entre Ríos es menos costoso llenar el tanque y disfrutar de las termas", dijo Bel a UNO.
A pesar de que tuvieron un impacto en las tarifas en los últimos meses y en los impuestos, los precios se han mantenido y eso también les permite ofrecer a la provincia como una verdadera alternativa. Por eso lanzaron una promoción con la Cámara para atraer a este tipo de turista para que el uruguayo que inicia su receso 15 días antes que el argentino, pase el invierno en Entre Ríos.
"Por dar un ejemplo, ya hay confirmados más de 160 chárteres desde Brasil a Bariloche y esa ciudad recibirá además a muchos chilenos. En estos días lanzaban promociones para ahí también", contó Bel.
Así esperan que en la temporada invernal llegue a los destinos locales un público internacional. "Para muchos argentinos, además, será muy costoso viajar al exterior y los centros para esquiar serán costosos también por el público que tendrán. Por eso creemos que buscarán otros destinos como Entre ríos, Córdoba, el norte del país, las cataratas. Incluso entra a jugar el precio del combustible y en eso la provincia está cerca de los centros emisores del turismo como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba y podrán disfrutar de los fines de semana o de todos los días con las alternativas de los parques termales", remató.
Ayer el dólar dio una nueva escalada y en Paraná cotizó en la casa de cambio a 26,40 pesos. A nivel nacional cerró en los 25,95.
Así las cosas, habrá que ver qué pasará durante el receso invernal y si finalmente esta situación financiera vuelca, de alguna manera, un mayor número de turistas hacia destinos más cercanos; para el sector puede tratarse de una oportunidad.

Comentarios