Tendencia

Sin suerte en agencias de quiniela: cayó la demanda este mes

Pese al mito de que la gente recurre más a los juegos de azar en tiempos difíciles esperando un golpe de suerte, en julio hubo menos ventas, según agencieros

Viernes 29 de Julio de 2022

Está llegando a su fin un mes difícil para la economía argentina, en el que la mayoría de los rubros acusa una baja en la demanda. Las agencias de quiniela no fueron la excepción, pese a que muchos creen que cuando la realidad se pone difícil, crecen las apuestas, con la esperanza de que la suerte ayude a revertir esta situación.

Alejandro Broguet, referente de una tradicional agencia de calle Andrés Pazos y San Juan, aseguró a UNO: “Eso de que cada vez que está difícil la situación económica más se juega, es solamente un mito. Baja la venta, igual que en todos lo comercios. Y hoy en día está bastante tranquilo el movimiento”.

“En estos últimos días, después del aumento del dólar blue, cuando los precios en general se fueron para arriba, se notó con fuerza esta baja en la demanda. En las últimas tres o cuatros semanas se observó mucho. Y hay que tener en cuenta también que en esto influyeron además las vacaciones de invierno”, explicó.

Apuestas.jpg
Muchos sueñan con tener suerte y ganar el Quini

Muchos sueñan con tener suerte y ganar el Quini

También Geraldina, quien trabaja en una agencia de calle Pellegrini al 200, mencionó: “En este momento, en que estamos a fin de mes, está bastante baja la demanda, y es crítica la situación. Pero después la gente va viendo, por lo que esperamos que remonte, ya que en general en la primera quincena repunta. La mayoría se vuelca mucho a jugar al Quini, porque suele tener pozos muy grandes, y tiene la ilusión obviamente de ganar”.

Sobre este punto, evaluó: “Hay mucha gente nueva hoy en día que hace su apuesta, ya que pasa, ve a cuánto está el pozo y juega. Y hay mucha clientela de años también, que tiene su jugada fija. Además del Quini, que es lo más solicitado, la Tómbola es una opción muy demandada”.

En esto coincidió Alejandro, quien sostuvo que “lo que más se juega es el Quini, que hoy tiene un pozo vacante abultado de 1.040 millones de pesos”. Y manifestó: “Es tentador, porque lo sacás una vez y te salvás para toda la vida. Lo otro que se juega mucho es la Tómbola, sobre todo la tradicional de siempre”.

A su vez, aseguró que si bien este mes viene siendo regular, una premio tan importante impulsa más ventas, no solo de una clientela fija que jamás deja de jugar la serie de números que mantiene durante años o alguna otra que renueva las expectativas, sino de nuevos usuarios que se acercan, atraídos por el monto que pueden llegar a ganar si aciertan con algunas de las chances. “La gente que juega siempre, lo sigue haciendo, y cuando el pozo es tan grande por ahí agrega alguna boleta extra. Pero además se ve mucho más movimiento de personas que no son habitués del juego, que se acerca buscando su chance de ganar”, afirmó al respecto, y mencionó que esto también suele ocurrir si resulta ganador alguien que es de la zona.

Asimismo, observó: “En este último tiempo se ha sumado mucha gente joven a jugar, de 20 años para arriba. Y también a la Tómbola: cuando antes se veía principalmente gente mayor, ahora tenemos también un rango de edad de 30 o 35 años en adelante que se suma”.

Apuestas en baja.jpg
Las apuestas están en baja

Las apuestas están en baja

El agenciero precisó que hay otras de las alternativas que también tientan a acercarse a jugar una boleta con el sueño de llevarse un premio millonario, o al menos algún monto importante de dinero que ayude a alivianar el costo de vida. Sobre este punto, el mencionó: “Está el Loto, que lo organiza la Lotería de Buenos Aires, y el Brinco que está a cargo de la Lotería de Santa Fe. La gente que es habitué del juego también recurre a ellas, porque las conoce. Ambos son muy similares al Quini y también tienen pozos muy abultados”. No obstante, afirmó: “Si bien están estas opciones, el Quini es mucho más popular”.

Por otra parte, recordó que en el rubro también hay una demanda estacional: “Los meses más fuertes en ventas siempre son aquellos en los que la gente cobra el aguinaldo, o sea junio y diciembre. Y diciembre tiene el plus de que son todos sorteos de fin de año o tradicionales, que hoy en día acá en Entre Ríos es mayor el premio. Quienes compraron billetes de lotería desde toda la vida, hacen jugadas más fuertes, y cosas así”, mencionó.

Tendencia

Para hacer una jugada del Quini 6, se debe elegir seis números aleatorios entre el cero y el 45, y definir la modalidad de apuesta. Con respecto al valor de cada opción, los agencieros consultados por UNO indicaron que la boleta completa, con la que se accede a las modalidades Tradicional, Revancha y Siempre Sale, cuesta 200 pesos; la que incluye Revancha y Siempre Sale está 150, y la opción de jugar únicamente la Tradicional, vale 100 pesos. “La mayoría de la gente elige el completo”, aseguró Alejandro.

En este marco, también expresó: “De cada 100 personas que juegan al Quini, capaz hay dos o tres que juegan un solo día, es decir, o el miércoles o el domingo. El resto hace su apuesta en los dos sorteos semanales. La mayoría juega siempre los mismos números, vinculados a cumpleaños, fechas de aniversarios y esas cosas. Y después, en menor proporción, están los que juegan números al azar o nos pide que hagamos nosotros las boletas automáticas, que son seis números aleatorios que tira la máquina”.

Asimismo, confirmó que cada martes 13 es una fecha en la que mucha gente va a jugar. “Y da la casualidad de que en los últimos años salió varias veces el 13 en un martes 13”, remarcó, y señaló: “Hay algunas estadísticas que indican que hay números que salen mayor cantidad de veces al mes o al año. No sé si es así, pero sí vemos que hay muchos números que son los más elegidos, como el 32, que es el dinero; el 17 (la desgracia); el 13 (la yeta) y el 47 y 48 (el muerto y el muerto que habla)”.

Por último, contó que a partir de la pandemia se incorporaron la modalidad de venta telefónica o vía WhatsApp para hacer jugadas, y destacó que esta posibilidad llegó para quedarse, pese a la vuelta de la presencialidad: “Al principio de la pandemia tuvimos dos meses cerrados y después nos volcamos a las apuestas telefónicas, sin atención al público en el local. Mucha gente se adaptó a esta modalidad, en la que los pagos son online. Así que a través de transferencias bancarias hicieron y siguen realizando sus jugadas, porque seguimos trabajando con esta alternativa, ya que es un mecanismo bastante ágil, y hoy en día alguien transfiere dinero y en el momento se acredita, sin que se tenga que andar esperando. Nosotros acá en la agencia tenemos una cartera de clientes bastante amplia, que juega directamente por teléfono o por WhatsApp”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario