Secciones
Transporte público

Sin acuerdo, prorrogan conciliación obligatoria en el transporte urbano

El miércoles habrá otro encuentro. Choferes de colectivos exigen una suba salarial para el interior del país similar a la dada a Buenos Aires.

Jueves 27 de Junio de 2019

Frente al fracaso de la audiencia de discusión paritaria, y haciendo uso de la posibilidad de extender por cinco días más la conciliación obligatoria, la Secretaría de Trabajo de la Nación dilató hasta el miércoles la posibilidad de medidas de fuerza de los choferes de colectivos urbanos de todo el país.

Desde hace semanas, y sin avances, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) exige a la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap), la recomposición salarial correspondiente a este año. Las negociaciones se llevan adelante con el parámetro de un aumento de haberes del 20% –más una suma no remunerativa de 16.000 pesos a pagarse en julio, agosto y septiembre–, que se aprobó para los trabajadores de Capital Federal y Buenos Aires.

Para tal medida acordada entre gremio y empresarios, el gobierno nacional habilitó más recursos y subsidios, tanto a Capital Federal como a la provincia de Buenos Aires. Pero en el marco del nuevo esquema de subsidios vigente desde el 1º de enero, cuando la Nación se desligó del transporte, se atribuye tal responsabilidad a las jurisdicciones provinciales y municipales.

Esta situación ha llevado a la UTA a sostener que la negociación de la paritaria del interior debe ser similar a la dada en Buenos Aires y Capital Federal.

“A igual trabajo, igual remuneración. El gobierno nacional otorgó más subsidios para esas dos zonas, donde se pudo acordar un aumento en el salario básico, que el conformado inicial será de 41.000 pesos, hasta septiembre, correspondiente al ajuste del primer semestre. En la negociación para todo el interior, el Gobierno no quiere incrementar subsidios. Además, se otorgó una cifra no remunerativa de 16.000 pesos”, recordó a UNO el secretario gremial de la seccional Paraná de UTA, Sergio Groh, y dio cuenta de que el básico inicial en el interior aún es de 34.190 pesos, sin suba salarial.

“Las provincias dan una parte y aducen que se ven dificultadas a dar más. La conciliación durará hasta el próximo miércoles 2 de julio. De no haber acuerdo, el Consejo Directivo Nacional de UTA resolverá los pasos a seguir.

“Las expectativas para el miércoles son bajas, frente a este escenario de negativa de la Nación para incrementar el subsidio. Si en 15 días no hubo ningún avance, en estos pocos días hábiles será difícil”, especuló el dirigente gremial.

Detalles

Durante la audiencia celebrada en Buenos Aires, el 80% de las empresas de transporte explicitaron la imposibilidad de hacer frente ya no al aumento, sino al pago del aguinaldo en los próximos días, a causa del desajuste de costos.

Y frente al incremento de los gastos operativos y el cambio de distribución de las compensaciones tarifarias, que llevó a la crisis del transporte, Fatap exigió la participación activa del Estado nacional a través del Ministerio de Transporte y de las jurisdicciones del interior. En ese sentido se dio cuenta de que Entre Ríos no estuvo presente.

Según los cálculos realizados, la aplicación de un incremento salarial como el otorgado en Buenos Aires representa 986 millones de pesos para junio, incluido el aumento del Sueldo Anual Complementario (SAC) del primer semestre, y para julio y agosto, 610 millones de pesos. La estimación parte de 36.000 agentes en todo el interior del país.

Además del incremento del salario básico conformado para junio del 20% respecto del correspondiente a marzo, y de los 16.000 pesos en concepto de compensación por la pérdida del poder adquisitivo producto de la inflación, UTA pide también el incremento del rubro viáticos y/o reintegro de gastos del 20% respecto del mismo rubro para marzo. El acuerdo tendría vigencia hasta el 31 de agosto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario