Secciones
La Provincia

Silvina Molina: "Los medios de comunicación deben dejar de justificar al violento"

Especialistas en periodismo de género disertan hoy en Paraná. Silvina Molina, periodista de Télam, habló con La Red Paraná sobre la importancia de utilizar un vocabulario adecuado a la hora de comunicar.

Lunes 03 de Noviembre de 2014

El periodismo tiene poder en la construcción del sentido común. La visibilización de las diferentes formas de violencia hacia las mujeres, la utilización del vocabulario adecuado, la generación de conciencia sobre las formas sutiles de maltrato y el tendido de puentes entre víctimas y organismos, son algunas de las buenas prácticas que los medios de comunicación, en general, deben incorporar para promover la erradicación de la violencia de género.

 

Invitada a disertar en la conferencia Comunicación Pública desde la perspectiva de género", que se realiza este lunes en el Consejo Deliberante de Paraná, Silvina Molina, periodista de la agencia Télam y referente nacional de Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG), habló con radio 97.1 La Red Paraná sobre cómo una práctica periodística con enfoque de género puede salvar vidas. También habló de los logros a nivel nacional en cuanto a la implementación de políticas públicas que protegen a las mujeres.

 

“En Argentina muere una mujer cada 30 horas a mano de su pareja o su expareja, sólo por el hecho de ser mujer. Esto es una realidad y es gravísimo”, dijo.

 

El país cuenta hoy con nueva legislación y política públicas al respecto. “Esto nos da el marco legal a quienes trabajamos en periodismo para adecuarnos a esta nueva realidad”, señaló.

 

Esto implica, entre otras cuestiones, que los profesionales deban tratar estos temas de manera adecuada, partiendo del buen uso de los términos. Ya no se debe hablar de crímenes pasionales, no existen, lo que existe es el femicidio.

 

“La manera en que nos educaron tanto a varones como a mujeres, la raíz cultural permite que los hombres traten a las mujeres como un objeto. Si no hacen lo que ellos quieren les pegan o las matan”, especificó Molina.

 

El cambio cultural es muy difícil y el periodismo actual tiene una responsabilidad muy grande. Molina aseguró que ya hay un camino importante hecho pero que los comunicadores deben continuar interpelándose todos los días.

 

“Hemos logrado estar hablando de violencia de género pero debemos pensar qué hacer para mantener este tema en agenda. El periodismo tiene que presionar a los distintos estamentos del Estado para hagan lo necesario para que no se sigan matando mujeres”, señaló.

 

Lo primordial, desde los medios, es dejar de justificar (aún en forma inconsciente) al violento. No se puede hablar de crimen pasional, un lenguaje netamente policial, aún cuando en una muerte a la primera fuente a la que se consulta es a la policía.

 

“Se justifica al agresor, a veces muy sutilmente, por desconocimiento o porque hablamos y escribimos en automático. 'Se puso celoso y por eso la mató', o 'sospechó que ella tenía un amante y por eso la agredió' son ejemplos de cómo se justifica al violento. El violento no nació así, aprendió a serlo y puede reaprender a relacionarse con las mujeres de otra manera. No tenemos que seguir justificándolo”, comentó.

 

Para Molina a los comunicadores les falta ese tránsito de dejar de justificar al agresor y también un poco de contexto.

 

“Ahora ustedes tiene el caso de Priscila y la sociedad está conmocionada. Es una buena oportunidad para recordar a las tantas otras Priscilas que hay en Entre Ríos, para no olvidar a Fernanda Aguirre, cuya mamá murió y ya nadie busca. Hay que aprovechar el impacto que genera una noticia para recordar de dónde surge la violencia de genero, las políticas públicas en marcha y las que faltan implementar y también informar dónde pueden recurrir las mujeres ante un hecho de violencia”, dijo.

 

Problemática común

Como miembro de RIPVG, Molina asegura que la violencia atraviesa los países latinoamericanos y del mundo. “En los países nórdicos también hay violencia”, señaló.

 

“Tienen violencia, pero tienen políticas públicas muy fuertes de de apoyo a las víctimas y de permanente sanción al victimario con penas ejemplificadoras”.

 

En este punto la periodista elogió el crecimiento de Argentina. “Nuestro país, en relación con el resto de Latinoamérica, tiene leyes de avanzada, pero hay que seguir creciendo”, concluyó.

 

Charla

En la charla en el Concejo también participó la periodista Susana Scandali, de diario La Capital, de Mar del Plata.

En tanto, a las 18, en el club Palma Juniors de Paraná se realizará el encuentro ‘Mujeres de ayer y hoy; conquistas de género en la década ganada’, organizada por la Corriente Arturo Jauretche.

Silvina Molina, periodista y diplomada en Derechos de la Mujer de la Universidad de Naciones Unidas de Venezuela, también participará de ese encuentro.

 

Molina es miembro fundadora de la Red Par y autora de dos libros sobre género: un manual de periodismo de género para el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y otro sobre Tratamiento Periodístico de la Violencia de Género para Amnistía Internacional. Actualmente trabaja en la agencia Télam y brinda talleres capacitación en género para periodistas.

Otra de las disertantes es Susi Scandalí, que fue la primera periodista mujer de Mar del Plata. Premiada por el Congreso de la Nación. En casi 40 años de profesión, en los que también se hizo docente de Ética periodística y promotora -“no fundamentalista”- del lenguaje no sexista e inclusivo, Susy pasó por las secciones Locales, Política, Gremiales y Exteriores. Fue prosecretaria y secretaria de redacción. Es ahora jefa de Espectáculos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario