Paraná
Lunes 06 de Mayo de 2019

Siguen los incendios de los contenedores de residuos

En los últimos días ocurrieron nuevos hechos en Lomas del Mirador, en la zona del exhipódromo y en el barrio San Agustín

La situación no es nueva, pero resulta difícil de ser solucionada. Casi a diario en algún lugar de la ciudad se quema un contenedor de basura: en algunos casos se denuncia la situación, públicamente o ante la comuna para gestionar su reposición, y en otros casos las vecinales no lo advierten y se toma conocimiento cuando el personal de limpieza municipal reporta el faltante.
"Ya no sabemos qué pensar. Si es vandalismo, o si se hace por motivos políticos", dijo el secretario de Servicios Ciudadanos Roberto Sabbioni, ante la consulta de UNO.
Ocurre que en los últimos días se conocieron varios casos en el barrio Lomas del Mirador, y también en la zona del exhipódromo Almafuerte. Y unos días antes, en jurisdicción de San Agustín. Habitualmente suceden en horas de la madrugada, cuando el hecho vandálico no puede ser observado.
Actualmente la ciudad está cubierta ampliamente por el sistema de contenedores para la recolección de residuos. Estarían quedando pendientes alrededor de 500, explicó Sabbioni. Pero los ataques se producen a los depósitos de plásticos de color verde, que son combustibles.
Yendo más allá del vandalismo, el funcionario municipal remarcó también que hay un mal uso de estos contenedores, que están destinados exclusivamente a la recolección de residuos domiciliarios, pero que no incluyen restos de poda, de materiales de construcción o incluso de desechos de comercios.
"Las carnicerías vuelcan sus residuos allí, y eso no puede ser. Pero también se dan casos como en el centro, que la gente tira las brasas del asado dentro del contenedor metálico –ocurrió en calle 9 de Julio-, que también tiene partes de plástico. Entonces no podemos poner una cámara frente a cada contenedor para vigilar", reflexionó.
Dijo sí, que están controlando a varias empresas grandes del centro, a quienes ya se advirtió que no utilicen estos depósitos para arrojar sus desechos, a los que además colapsan.
"Entiendo que hay un problema cultural con los residuos. Porque se da la misma situación con los operativos especiales de limpieza. Pasamos por una vecinal, y al día siguiente vuelven a sacar cosas a la calle. A partir de ahora –se inicia hoy un nuevo programa de limpieza– vamos a pasar, y al finalizar, le vamos a pedir a la vecinal que nos firme la tarea realizada", sostuvo.

Comentarios