Patrimonio histórico
Viernes 12 de Octubre de 2018

Sigue la polémica por las estatuas secuestradas en el museo de Victoria

Claudio González, coordinador del museo Anadón aseguró que recolectan información para reclamar la devolución de las estatuas "Estamos seguros que no son las que fueron sustraídas del Palacio San José", aseguró y dijo que se sienten ultrajados por el accionar de la Justicia Federal de Concepción del Uruguay

En un operativo llevado a cabo por efectivos de Prefectura, el jueves se secuestraron del museo Carlos Anadón, de Victoria, dos estatuas de mármol de Carrara denominadas "Asia" y "América" que habían sido sustraídas del palacio San José, el 1° de septiembre de 1991.

Luis María Andrade, director de Cultura de la Municipalidad de Victoria y Claudio González, coordinador a cargo del museo Carlos Anadón aclararon que nunca se opusieron al accionar de la Justicia, pero criticaron la falta de tacto. También explicaron la cronología de los hechos.


"Como encargado del museo les digo que nos sentimos ultrajados por la Justicia Federal de Concepción del Uruguay, quienes pudiendo haber cotejado que efectivamente las del Anadón no eran las mismas estatuas que se robaron del Palacio San José, vinieron e hicieron semejante operativo, palacio San José, vinieron e hicieron un operativo y nos trataron como si fuésemos delincuentes. Lamentamos su pérdida, y también la nuestra. Entregamos documentación y continuamos con la recolección de información para engrosar nuestro reclamo de que sean devueltas al museo y a la municipalidad victoriense", detalló González.

Embed

La causa de la confusión
González detalló: "Asia y América estaban exhibidas en el museo, a la vista de todos. Todos los victorienses sabemos que estuvieron expuestas en la avenida Centenario por mucho tiempo y el 23 de mayo de 2003, durante la noche de la apertura del puente que une Victoria con Rosario fueron robadas dos de ellas: Europa y África. Hasta 1910 estaban en la plaza San Martín, coronando la pirámide de la Libertad. Fueron donadas por Ángel Piaggio en 1874. Ocurre, que el general Justo José de Urquiza, en el año 1856 compró en Italia la misma serie, y las instalaron en el Palacio San José. En 1991 dos de esas estatuas, Asa y América, fueron robadas del Palacio y evidentemente, alguien piensa que son las que estaban exhibidas en nuestro museo".
"Las personas que robaron las estatuas en Victoria muy probablemente fueron las que se llevaron las estatuas del Palacio San José, porque se llevaron las complementarias. De ser así, se hicieron un juego completo de los cuatro continentes", consideró el entrevistado a LT 39.


Comentarios