Secciones
Paro de transporte

Será un día clave para destrabar, tras dos semanas, la falta de transporte urbano

Pese al giro de fondos, persiste la incertidumbre por descuentos por paros, y el compromiso de pago de otras deudas. Firmas insisten en la inviabilidad

Martes 20 de Agosto de 2019

Después de dos semanas sin transporte urbano de pasajeros en Paraná, hoy será una jornada clave para encontrar una salida en un conflicto que tiene en vilo a toda la comunidad, y particularmente a los casi 100.000 usuarios diarios del servicio.

El adelanto otorgado por el gobierno provincial al municipio el viernes casi al cierre de las operaciones bancarias, impidió que 12,7 millones de pesos sean transferidos a las empresas, para acreditarlos a los trabajadores, y cancelar deudas salariales pendientes. En el transcurso de la mañana podrían concretarse esos giros, pero ello no implicaría un levantamiento inmediato de la medida de fuerza que llevan adelante los afiliados de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Ayer, en la carpa levantada frente al Palacio Municipal, un grupo de delegados confió a UNO que aguardan que hoy se abone parte de la deuda que están exigiendo: se trata del 20% de aumento correspondiente a los haberes del mes de julio, y la diferencia con el aguinaldo. Pero hay dos claves para zanjar el conflicto: por un lado, que se abonen los días descontados por las cuatro jornadas de paros del mes de julio, y por otro lado, que en la Secretaría de Trabajo de la Provincia se certifique de qué modo se cancelarán el resto de las deudas pendientes, que son el 20% de aumento de junio, y la primera de tres cuotas de una cifra remunerativa de 16.000 pesos que se acordó en el aumento paritario del mes pasado.

Ambas situaciones, luego de la conferencia de prensa realizada el viernes pasado por los responsables de las empresas Mariano Moreno y Ersa, abren un panorama incierto en torno a la resolución hoy del conflicto. En vísperas del fin de semana largo, al confirmar que no recibieron los fondos girados por la Provincia, los transportistas plantearon que no pagarían los descuentos por días no trabajados, y además reafirmaron que el aumento salarial “aún no está firme”. En ese sentido, adelantaron que ese convenio de aumento está “recurrido” porque no fue firmado por la UTA y la Federación Argentina del Transporte Automotor (Fatap), sino que la Secretaría de Trabajo de la Nación decidió su aplicación en todo el país, teniendo en cuenta que ello ya estaba vigente en Buenos Aires.

Ambos planteos encendieron las alarmas de los trabajadores; si a ello se le suma que durante el fin de semana no hubo contactos entre patronal y gremio –según se confirmó a UNO– no parece ser sencilla la tarea de acordar rápidamente la sustitución del servicio durante la jornada de hoy. Dependerá, en todo caso, de la propuesta que lleven las empresas, y de la predisposición de UTA. En ese sentido, durante la conferencia de prensa del viernes, los empresarios hicieron hincapié en la necesidad de mayor flexibilidad del sindicato –como sucedió en otros lugares del país, según dijeron– para saldar las deudas. Y allí también insistieron en la gravedad de la crisis que atraviesa el sector, por lo que instaron a sentar en una mesa de diálogo y acuerdo también a la Municipalidad de Paraná y al gobierno provincial, como poderes concedentes de los servicios urbanos y del área metropolitana.

“Así el servicio es inviable”, admitieron y aclararon que el boleto general a 29 pesos –que se aplicará desde la reanudación del servicio– ya no alcanza, y con el actual aporte de subsidios existentes, debería estar 35 pesos. Plantearon un déficit mensual de 16 millones de pesos.

Declaraciones

Es por esa razón que el secretario de Seguridad y Transporte de la Municipalidad, Ricardo Frank, advirtió ayer que si la empresa no gestiona recursos genuinos, aunque mañana se levante el paro de choferes, en septiembre habrá nuevos problemas para juntar la plata para sueldos.

“Los recursos deben ser genuinos, proveniente de fuentes que no afecten al contribuyente, que la empresa debe conseguir para que el sistema siga funcionando. Pero esta solución debe ser a largo plazo, sin parches municipales ni provinciales”, indicó.

Embed

El fin de semana, desde el municipio se hicieron duras críticas sobre la transferencia de fondos por parte de la provincia, una vez vencido el horario bancario y en vísperas de un fin de semana largo. Frank volvió a explicar el movimiento que hizo la Municipalidad, ayer en el programa Ahí Vamos de radio 97.1 La Red Paraná: “Cuando me entero de la transferencia me pongo en contacto con tres las tres áreas que debían intervenir: Contable, Presupuesto y Tesorería. El tesorero me mostró una captura de pantalla de las 13.15 cuando recién desde la provincia le piden la cuenta CBU del banco para efectuar la transferencia. No había ninguna posibilidad de hacerla a esa hora por más charlas que se agotaran”, expresó.

Embed

Sobre si la simple transferencia del dinero levantará el paro que mantienen los choferes desde el 6 de agosto, Frank aclaró que este martes se verá acreditado el monto de 12 millones de pesos del gobierno provincial a las empresas. Estas deberán transferir la deuda que mantienen con sus empleados a cada cuenta sueldo. Una vez que se chequee si se trata del dinero adeudado, los trabajadores nucleados en UTA decidirán si levantan la medida de fuerza.

Embed

“La Municipalidad de Paraná hizo todo lo que tenía que hacer, incluso adelantar fondos en situaciones similares a fin de evitar que se paralice el servicio, pero siempre hubo críticas por parte de la oposición. En esta ocasión, se genera un problema por la quita del subsidio nacional, y cuando se quiso atender los problemas derivados de esa circunstancia, Nación firma con las provincias una asistencia financiera. En ese convenio, la Municipalidad no participa, de modo que resulta injusto que se insinúe, si quiera, cualquier crítica a quien no ha generado esta situación, no ha participado de los convenios previos, ni ha retaceado acciones ni aportes para que el sistema funcione”, aclaró el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Ricardo Frank.

Embed

Para el secretario de Servicios Públicos, “no es nueva esta situación de hacerse el distraído y trasladar responsabilidades a la Municipalidad. Parece que es lo que más cómodo resulta en este estado de situación, al punto que en el paro anterior de choferes se adujo el retraso de fondos municipales, cuando luego se comprobó que hacía cuatro días que el dinero estaba en las cuentas de las empresas prestadoras del servicio”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario