Concordia
Jueves 08 de Noviembre de 2018

Sedición: definieron nuevo tribunal de Casación, pero recusaron a una vocal

Dos de los defensores de los policías condenados objetaron el vínculo afectivo entre la jueza Badano y el procurador general Jorge García

A raíz de la decisión de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia, en mayo, de anular la sentencia de Casación que agravaba las penas de los 17 policías condenados por el supuesto delito de sedición en 2015 en Concordia, se dispuso la conformación de un nuevo tribunal para que sea revisado el fallo original. En efecto, se definió la nueva integración con Rafael Cotorruelo, Pablo Vírgala y Marcela Badano, aunque la designación de dicha vocal generó objeciones entre algunos abogados defensores. Este fue el caso de los letrados Enrique Bacigalupe y Juan José Bukténica, quienes impugnaron a Badano por el hecho de "ser pareja del procurador" Jorge García, confiaron a UNO fuentes vinculadas a la causa. El planteo –según se pudo conocer– apunta a que el jefe de los fiscales "ha tenido que evaluar diferentes actuaciones o vertido diferentes expresiones personales" en diferentes etapas del proceso.


En caso de no hacerse lugar al planteo de la recusación, la sentencia será revisada en Paraná con Badano, Cotorruelo y Vírgala. Otra de las posibilidades es que Badano acepte la impugnación, y entonces será necesario nombrar a un nuevo vocal para entender en el proceso.

TE PUEDE INTERESAR >>>>

Último antecedente
La resolución más reciente en esta causa se remonta a mayo, cuando la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia, integrada por Claudia Mizawak, Daniel Carubia y Miguel Ángel Giorgio, hizo lugar al recurso de impugnación extraordinario presentado por los defensores contra el fallo de la Cámara de Casación Penal de Concordia que agravó figuras penales a pedido del Ministerio Público Fiscal. En aquella oportunidad la votación arrojó como saldo un fallo dividido: los vocales Carubia y Giorgio votaron a favor del planteo de la defensa de los uniformados, mientras que Mizawak se pronunció en coincidencia con el Ministerio Público Fiscal.
En su momento los defensores habían esgrimido que "la sentencia era arbitraria, porque no se configuraba el delito de sedición, ya que era imposible que 17 personas hayan paralizado la ciudad de Concordia, sin efectuar un solo disparo".
Tensión y muertes
En diciembre de 2013 se había generado un estado de tensión que generó una ola de protestas y manifestaciones en buena parte del país. En Entre Ríos, más precisamente en Concordia, un sector de la Policía comenzó un levantamiento, en principio por reivindicaciones salariales.
Durante dos jornadas se vivieron situaciones de zozobra e incluso saqueos que dejaron como saldo tres muertos. Las víctimas fueron tres jóvenes: Eduardo López; Claudio Matías Román y Eduardo Cáceres. Después de un maratónico juicio, en julio de 2015 se terminó condenando a los 17 policías de los 18 que estaban acusados por el delito de sedición agravada por la condición de funcionarios públicos, privación ilegítima de la libertad, daño calificado, peculado de bienes y lesiones leves reiteradas en concurso ideal e instigación pública en concurso real.
Lo que se juzgaba era la responsabilidad de los uniformados en la toma de la Jefatura Departamental y la privación del servicio de seguridad en la Capital del citrus, además de daños a bienes del Estado, en el marco de un reclamo salarial dentro de la fuerza de seguridad.
El monto mayor fue la condena de prisión efectiva de cuatro años y seis meses al oficial Carlos Zaragoza y los suboficiales José María Biderbos y Leandro Coutinho, quienes a valoración de la Fiscalía son los principales responsables de los hechos, se determinó en esa primera instancia.
El Tribunal de Juicio y Apelaciones de la ciudad de Concordia estuvo integrado por Jorge Alberto Barbagelata, Silvina Gallo y Darío Perroud.

Comentarios