Secciones
Solidaridad

Se unen 15 entidades por las personas en situación de calle

Con un evento solidario en Plaza 1° de Mayo, se presentó el colectivo que busca coordinar un programa de trabajo para el mediano y largo plazo.

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

Luego de muchos años de trabajo independiente, 15 instituciones sociales, civiles y religiosas lograron vincularse, integrarse y acordar un rumbo en el abordaje de las personas en situación de calle. Ayer, en Plaza 1° de Mayo, la nueva red se presentó en sociedad, con una actividad denominada Todos juntos en la calle, que abarcó propuesta artísticas y musicales, y concluyó con la lectura de un documento. Y se recolectaron donaciones para las instituciones que brindan alimentación a ese sector vulnerable.

Integrantes del colectivo conformado estiman que en Paraná hay un centenar de personas en situación de calle, y se encuentran en una grave realidad de precarias condiciones y total vulneración de derechos.

“Esta actividad es la presentación de un conjunto de entidades preocupadas por la situación de las personas en situación de calles. Todas venimos trabajando hace años en forma independiente, cada uno en su sector o área. Hay grupos universitarios, otros que se dedican a brindar comida, otras desde la salud y educación, o en la defensa de derechos como en nuestro caso. También hay instituciones religiosas, de la Iglesia Católica o de la DAIA. Entendemos que lo correcto es poder vincularnos entre todos, relacionarnos y constituimos una red, que viene generando y gestando trabajos concretos y discusiones para lo que hay que hacer. Así convergemos hoy en esta presentación pública, para aunar esfuerzos y coordinar un programa de mediano y largo plazo que pueda ser presentado ante las próximas autoridades municipales y provinciales”, dijo ayer a UNO el defensor adjunto del Pueblo Pablo Donadío, a cargo en forma interina de la institución debido a la jubilación de Luis Garay.

Donadío remarcó la necesidad de poner en marcha políticas de trabajo, y el Estado no puede estar ajeno y tiene que tener un plan de continuidad de gestión. En ese sentido, indicó que hay dos ordenanzas sobre la problemática, sancionadas en distintos momentos, pero nunca fueron reglamentadas. “Allí dan al Ejecutivo Municipal una serie de instrucciones para cómo operar en estas situaciones”, acotó. En ese sentido, explicó que abrir un puesto para que duerman en invierno “es importante, pero no suficiente. Hay que abocarse con un grupo específico de profesionales, ver cada caso, e intentar reinsertarlos. Algunos tienen viviendas pero fueron desalojados por sus familiares, o fueron echados del trabajo por alguna adicción, y no tienen contención”, graficó.

En el cierre del evento, que se desarrolló al costado de la calle Su Santidad Francisco, se leyó un documento: “Es necesario contar con espacios que brinden contención desde un abordaje permanente, integral e interdisciplinario, que contemple tanto el acceso a techo y comida, como la atención en salud, educación, adicciones, afectiva y de salida u orientación laboral”. En otro tramo añade: “Ante la urgente necesidad es imperioso que se sostenga y fortalezcan los dispositivos que están en funcionamiento”.

Bajo el lema “La calle no es un lugar para vivir”, se unieron Suma de Voluntades; Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Entre Ríos; Defensoría del Pueblo; Barrios de Pie; Red Puentes; Un Cielo Nuevo; Hogar de Cristo; Ayuda Urbana; Facultad Teresa de Ávila de la Universidad Católica Argentina (UCA; Facultad de Ciencias Económica de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER); Facultad de Trabajo Social (UNER); Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader); Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA); Cáritas; y Grupo Compartir.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario