Bordet
Martes 20 de Noviembre de 2018

Se realizó la primer exportación de arándanos al mercado chino

El embarque de 720 kilos salió ayer desde Ezeiza con destino a Shenzhen. Buscan consolidar la comercialización con el gigante asiático

Con el cargamento de la empresa entrerriana, Berries del Sol, se concretó este martes el primer embarque de arándanos argentinos frescos a China. "Es una noticia muy auspiciosa para el sector, y es producto de la articulación constante que impulsa el gobernador Gustavo Bordet", sostuvo el secretario de Producción, Álvaro Gabás.
Gabás saludó el comienzo de lo que definió como "una relación comercial estratégica" en referencia a la exportación de los arándanos entrerrianos a China. "Entre Ríos es la primera productora de arándanos del país, y en la última campaña hubieron 1050 hectáreas destinadas a este cultivo, lo que representa un gran volumen y mucha mano de obra", apuntó. "El 75% de la producción se exporta, el 6% va al mercado interno y un 19% se industrializa".
Además, el titular del área productiva sostuvo que el sector arandanero "se compone en su mayoría por explotaciones de entre 6 y 26 hectáreas" y destacó el "elevado nivel tecnológico con el que cuentan las empresas entrerrianas, lo que da como resultado la muy buena calidad de nuestra producción que es muy valorada en todo el mundo".
En ese sentido, Gabás puso de relieve "el permanente acompañamiento que desde el gobierno provincial llevamos adelante a nuestros productores" y mencionó la participación entrerriana en la feria Fruit Logistic, en Alemania, para fortalecer la presencia en el mercado europeo. También valoró la misión comercial al sudeste asiático "que permitió mejorar la posición de las empresas entrerrianas en los mercados de Vietnam y Corea del Sur".
El titular de la empresa que realizó la exportación, Alejandro Pannunzio, se mostró contento con la concreción del primer embarque de arándanos argentinos frescos a China. "El mercado se abrió hace un mes. Algunas empresas fueron seleccionadas por la auditoría de las autoridades sanitarias chinas como aceptadas para exportar, entre ellas la nuestra", contó Pannunzio y reveló que, luego de la noticia de la apertura del mercado chino, "cada empresa seleccionada empezó a hacer su trabajo buscando los clientes, preparando los lotes de acuerdo a los requerimientos. Nosotros hicimos ese camino y logramos hacer esta exportación que va a ser la primera desde Argentina".
"Me parece que es un reconocimiento a mucha gente que se esfuerza, porque cada uno hace una partecita para que podamos llegar a esto", describió. Pannunzio apuntó: "Nos sentimos acompañados tanto por el gobierno provincial como por el municipal (...) tenemos un trato directo y siempre están dispuestos a colaborar para favorecer la producción. La verdad que nos sentimos muy acompañados".
En cuanto a la empresa, Pannunzio precisó que "la plantación está ubicada en Colonia Ayuí" y que "tiene 25 hectáreas plantadas". Además "está integrada verticalmente, o sea tiene cámara de frío, empaque, y los embarques marítimos que exporta la empresa los despacha directamente desde la aduana que hay aprobada e instalada en el campo".

Un viaje de dos días
Si bien Pannunzio se inició en el cultivo de arándanos como un hobby, hoy tiene plantaciones en Entre Ríos y en Tucumán, desde donde ya exporta a Europa, Rusia, Israel y Estados Unidos. Ayer, previo al embarque desde Ezeiza, recibió al secretario de la Agroindustria del gobierno nacional, Luis Miguel Etchevehere.
Allí contó que hace 20 días recibió a una misión de funcionarios chinos que supervisaron el producto, para lograr luego que se habilite la exportación. Incluso mencionó que la intención suya era llegar con el embarque a China antes del 11 de noviembre, cuando se festeja el Día del Soltero, y suelen regalarse arándanos.
El presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (APAMA) contó que la fruta seleccionada es de la variedad Emerald, que se despachó presentada en cajas de un kilo y medio. Se trata de una fruta grande y dulce, de muy buen aspecto. El viaje a China tarda dos días y la carga debe permanecer a cero grados.
El destino del embarque, de 720 kilos, es la ciudad de Shenzhen, donde vive gente de buen poder adquisitivo.

Comentarios