Paritarias
Jueves 09 de Mayo de 2019

Se logró un acuerdo integral para los trabajadores de la administración pública

Prevé una suba del 22% anual y será contemplada la inflación para el segundo semestre. Incluye mejoras en la liquidación de adicionales

Como se había dejado entrever después de la última audiencia paritaria realizada el lunes en la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, los gremios de la administración pública provincial aceptaron la oferta salarial del Gobierno. La Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), había adelantado su pronunciamiento el lunes durante un acto en Casa de Gobierno, mientras que el miércoles en un plenario la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) resolvió por unanimidad aceptar el ofrecimiento. La propuesta de recomposición anual siempre mantuvo un incremento del 22% (10% que se liquidó en marzo y el 12% restante con los haberes de mayo), aunque tuvo variaciones en otros puntos considerados prioritarios por los sindicatos. La recuperación del poder adquisitivo perdido como consecuencia de la inflación en 2018 y la necesidad de establecer una cláusula de revisión automática trimestral después de junio, fueron dos temas centrales a medida que avanzaba la discusión.
Después de varias idas y vueltas, el gobierno terminó por incluir la denominada cláusula gatillo, lo que terminó por destrabar la última negociación paritaria que tenía abierta el Ejecutivo. A la lista de demandas los gremios sumaron la situación de los contratados –que fueron reconocidos en el acuerdo integral– y que se regularice el pago de las recategorizaciones.
Si bien los sindicatos cerraron el acuerdo respecto de la pauta de recomposición, coincidieron en señalar que era "insuficiente".

La mirada sindical
Después de más de una hora de reunión los dirigentes sindicales comunicaron la aceptación de la pauta salarial anual, tal como había adelantado UNO. "Se transcribió el último acto de esta paritaria, realmente tenemos que valorar todo el esfuerzo que hicimos y la culminación de esta negociación. Planteamos los ejes fundamentales que hemos venido sosteniendo y cómo definimos en las distintas asambleas; la primera propuesta fue rechazada, era de un 15%", dijo a UNO el secretario general de ATE, Oscar Muntes.
Muntes definió al reciente convenio como "muy superior", y agregó: "Es la segunda paritaria en porcentaje del país, esto para nosotros es muy importante. La fuimos construyendo con mucho criterio, con planteamientos muy firmes y fundamentalmente en la respuesta a los tres puntos: la recuperación del poder adquisitivo de 2018, si bien no es lo que nosotros planteamos porque faltan 3,7%, la previsibilidad de los trabajadores bajo la modalidad de contrato de obra, la cláusula gatillo que se ha definido que sea trimestral y tenemos la previsibilidad de que no vamos a perder poder adquisitivo durante todo el año".
El titular del sindicato enumeró las cuestiones que quedaron pendientes: el instructivo de trabajadores de obra para pasar a la modalidad de servicio; las paritarias sectoriales técnicas porque quedan algunos sectores donde no se han abierto. "Era importante para nosotros superar esa instancia, porque no podemos estar los 12 meses del año discutiendo paritarias. Necesitamos tener tiempo para poder abordar todos los inconvenientes", definió el dirigente.
En tanto, el secretario general de UPCN, José Allende, tuvo conceptos más elogiosos para el acuerdo que implica un aumento salarial del 22%. "Con mucha satisfacción hemos firmado un acuerdo paritario que si bien llega tarde pero que es producto de una larga negociación", estimó. El diputado provincial consideró que falta darle solución a la situación de los contratados de obras y las recategorizaciones.
Consultada por la cantidad de trabajadores con condiciones precarizadas, la secretaria gremial, Carina Domínguez, respondió: "Los contratados son alrededor de 1.000 compañeros de distintos ministerios y áreas de la administración pública. Este es el reglamento de lo que es administración central, después quedarían los entes descentralizados, pero es una etapa que viene posteriormente".

"Esfuerzo significativo"
Al respecto, el secretario de Hacienda, Gustavo Labriola, destacó los avances alcanzados en la mesa paritaria: "El gobierno ha hecho un esfuerzo significativo para mantener el poder adquisitivo de los salarios, porque ha sido una férrea postura del gobernador, en el marco de una situación nacional altamente preocupante, que perjudica el salario de los sectores más vulnerables de la sociedad". Tras destacar el acuerdo, Labriola recordó que ha sido una política de Bordet que "los trabajadores no sean la variable de ajuste".

Comentarios