La Provincia

Se incrementa la tendencia a abonar con tarjeta de débito

El plástico se impone: si bien solo un poco más de la mitad de los comercios de Entre Ríos ofrece este servicio, desde 2009 hay un 57% más de usuarios que prefieren utilizar esta modalidad de pago.

Viernes 31 de Agosto de 2012

En Buenos Aires, desde el Senado provincial se impulsa un proyecto para obligar a los comercios, profesionales y hasta a los taxis que acepten pagos con tarjeta de débito. La iniciativa establece que los equipos de posnet no tengan costo y que se provea de cuentas en el Banco Provincia para quienes lo necesiten.


La propuesta no es nueva, ya que hace más de un año en la Cámara de Diputados de la Nación ingresó un proyecto similar, que finalmente no prosperó.


Frente a esta proposición, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, señaló que “la medida es de difícil aplicación, porque la inmensa mayoría de los pequeños comerciantes no está bancarizado”.


En Entre Ríos la situación es similar: se estima que solo el 53% de los comerciantes minoristas utiliza este sistema de cobro, que se propagó en 2001, luego de que el exministro de Economía Domingo Cavallo fijó un tope para el retiro de fondos a través de los cajeros automáticos.


Sin embargo, la tendencia a utilizarlo crece entre los consumidores. A más de 10 años desde la implementación de esta medida, el empleo del plástico para realizar compras o abonar servicios se arraigó notablemente entre las costumbres locales, a tal punto que desde 2009 a la fecha se incrementó en un 57%, según reveló una entidad bancaria provincial. Entre las ventajas de esta modalidad, muchos usuarios rescatan la seguridad que les brinda no tener que llevar una cantidad considerable de dinero en efectivo en sus bolsillos o carteras, la comodidad de no tener que contar con billetes de baja denominación o monedas al momento de realizar una transacción y el aliciente de obtener una devolución del 5% del Impuesto al Valor Agregado (IVA).


“Los comerciantes lo ofrecemos como un servicio y son cada vez más los clientes que prefieren pagar con débito”, contó a UNO Noelia, propietaria de un negocio de indumentaria.
Y aunque no se da en la mayoría de los casos, en este rubro hay locales que aplican un recargo del 10% a quienes paguen de este modo. “Esto es así porque quienes venden ropa de mujeres compran en Buenos Aires y allá hay que pagar en efectivo. Además es para amortizar los gastos administrativos que cobran los bancos y demás impuestos, que si bien no llegan a un 10%, cada comercio establece sus criterios”, explicó la vendedora.


En tanto, el alquiler del posnet, del cual deben hacerse cargo los dueños de los negocios, cuesta menos de 200 pesos mensuales.


El titular de Centro Comercial e Industrial de Paraná, Jorge López, aclaró que “esto no debería ser así, no habría que cobrar recargo con débito. Además, a los comerciantes que cobran a través de débito el dinero se les acredita inmediatamente en su cuenta”.
Con respecto a si sería viable aplicar en Entre Ríos una medida similar a la que se impulsa en la provincia de Buenos Aires, López aseguró que “en la magnitud en que facilite las operaciones comerciales va a ser bienvenido, aunque habría que adaptar el sistema financiero a ese servicio y ver que no signifique una restricción más para enfriar la economía”.


Por ahora la utilización del servicio seguirá siendo optativa para los comerciantes, que no están obligados a cobrar a sus clientes con tarjeta de débito.

Cuestión de costumbres
La gente, en general, emplea el plástico para abonar las compras en el supermercado, para cargar combustible o para adquirir ropa. También se usa para pagar entradas al cine o la cuenta de un restaurante.


Sin embargo, hay otros rubros donde prácticamente no se utiliza. Desde la Cooperativa de Radio Taxis de Paraná admitieron que “hay clientes que pagan los abonos con tarjeta, ya sea de crédito o de débito, pero son los menos”.
“Se podría brindar el servicio arriba del automóvil, pero no sé si cobraría vigencia, ya que es una costumbre popular pagar el taxi con efectivo”, aseguró Vanesa, la secretaria de la entidad.


Hoy en día esto es posible por la oferta en el mercado de posnet inalámbricos, que proliferan en los escenarios más insólitos, tal como ocurre por ejemplo en las playas de Morrocoy, en Venezuela, donde la oferta gastronómica que se presenta a los bañistas puede pagarse con tarjeta, de débito o de crédito. En fin, son costumbres novedosas en un mundo moderno.

Las cifras
*53,5% Es el porcentaje de comercios minoristas en la provincia que está bancarizado a través de este tipo de servicio .


*2.400 Es aproximadamente el número de terminales que existen en Paraná para el cobro a través de tarjeta de débito.


*32,4% Es el porcentaje en que creció la utilización del servicio de home banking desde 2009 hasta la actualidad.
 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario