Concepción del Uruguay
Viernes 11 de Mayo de 2018

Se hundió un pesquero en el Puerto de Concepción del Uruguay

Pese a las tareas que intentaron sostenerlo a flote, el buque se fue a pique. Había sido vaciado de combustible el año pasado

El buque estaba prácticamente abandonado, había sufrido un incendio importante hace varios años lo que lo dejó en pésimas condiciones. Sin embargo, el Reyes del Mar 2 continúo amarrado en los muelles del puerto de Concepción del Uruguay, un lugar con el que tenía poco que ver ya que se trataba de un buque dedicado a la pesca de calamares, uno de los conocidos como "poteros", por el tipo de pesca que realiza en el mar.

Finalmente ayer el barco se fue a pique en el muelle 7 del puerto de La Histórica, y generó un importante revuelo en la zona de la costanera donde tuvieron que intervenir Prefectura, bomberos y personal portuario que nada pudo hacer para evitar que el pesquero terminara en el fondo del riacho Itapé, el brazo del río Uruguay que ingresa sobre la costa de Concepción del Uruguay y conforma la rada interior del puerto.

El barco fue encontrado en las primeras horas de la mañana visiblemente escorado (inclinado) hacia el muelle, por lo que se trabajó para tratar de evitar el hundimiento, pero los esfuerzos fueron estériles, ya que con el paso de las horas cambió su posición y se comenzó a inclinar sobre el riacho Itapé.

La embarcación tenía filtraciones en el casco, pero algunas fuentes señalan que las intensas y constantes lluvias de las últimas semanas hicieron que el agua acumulada produjera un mayor desequilibrio en la frágil nave y esta terminara de la peor manera.

Personal de Prefectura y Bomberos Voluntarios trabajaron denodadamente con bombas de achique para retirar el agua del buque y corregir la línea de flotación, pero esto no dio resultados y pasado el mediodía, el Reyes del Mar 2, se fue a pique.

Contención
Tras el hundimiento pudieron observarse algunos rastros de líquidos provenientes del interior de la nave, por lo que se implementaron las barreras flotantes de contención, para una potencial contaminación de las aguas, tarea que estuvo a cargo de las embarcaciones de la Prefectura Naval.

El Ente Autárquico Puerto de Concepción del Uruguay (EAPCU), confirmó que el año pasado habían sido tomadas una serie de medidas preventivas que habían sido adoptadas ante la potencial peligrosidad para el medio ambiente y la infraestructura portuaria que presentaba el buque. Es así que se resolvió vaciarlo de combustibles y fluidos potencialmente contaminantes.

"La tarea se desarrolló a partir de las autorizaciones pertinentes que se pidieron a la Prefectura Naval Argentina y estuvieron a cargo de la empresa Soluciones Ambientales, firma autorizada para dichas tareas por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación", señalaron desde el Ente.

El trabajo fue realizado en el mes de noviembre de 2017, y el certificado emitido por dicha empresa detalló que se procedió a dos extracciones de residuo tipificado como Y9, esto es mezclas y emulsiones de desecho de aceite y agua o de hidrocarburos y agua, pertenecientes al buque Reyes del Mar 2, uno de 17.660 k y el otro de 20.440 k, todo hecho a través de procesos de tratamiento debidamente aprobados.

Según confirmaron desde el organismo provincial, por estas horas se están realizando las gestiones necesarias para garantizar las condiciones medioambientales del río Uruguay y brindar la seguridad necesaria para la navegabilidad en la zona.

Por tal motivo también se han iniciado los trámites legales pertinentes para intimar a los propietarios del buque hundido al retiro de los restos de las instalaciones del puerto de Concepción del Uruguay.

Advertencias
Cabe señalar que este buque pertenecía a la empresa Agua Marina, y luego que la misma fuera declarada en quiebra, el Reyes del Mar 2 fue comprado por un particular en una subasta judicial, por lo que todas las intimaciones de parte del EAPCU estarán direccionadas hacia el nuevo propietario. En este marco el EAPCU había hecho las advertencias sobre los peligros medioambientales que representaba el estado del buque ante el Juzgado que llevaba la quiebra. De igual manera, la Prefectura Naval Argentina había emitido, como autoridad nacional sobre el río, un edicto a través del cual intimaba a los responsables de la nave a su retiro de los muelles, para lo cual otorgaba un plazo de 61 días para la notificación, y un plazo similar para la realización de los trabajos.


Buques poteros

El calamar se pesca mayoritariamente con barcos que utilizan artes de pesca selectivas llamadas poteras. Los buques poteros son una especialidad de los países del Lejano Oriente. Hasta el momento, excepto Argentina, ningún país de Occidente posee una flota potera propia.

Los buques poteros pescan normalmente de noche, utilizando máquinas automáticas (poteras o jiggins), diseñadas sobre la base del comportamiento de los calamares. Los cardúmenes son concentrados durante la noche mediante la iluminación provista por fuertes lámparas ubicadas en la cubierta del barco, que también suelen complementarse con lámparas submarinas.

Comentarios