Secciones
Agrotóxicos

Se firmó el decreto que regula el uso de agroquímicos en cercanías de escuelas rurales

Habrá áreas de exclusión de entre 100 y 500 metros para aplicación terrestre y aérea. Según el producto la restricción aérea puede llegar a los 3.000 metros.

Jueves 01 de Agosto de 2019

El gobernador, Gustavo Bordet, firmó el Decreto Reglamentario N° 2.239/19 que establece zonas de exclusión que llegan a los 500 metros, áreas de restricción que llegan a los 3.000 metros y unidades centinelas y de control en escuelas rurales y agrotécnicas para la aplicación de plaguicidas y productos fitosanitarios. También prohibió el uso de máquinas pulverizadoras no registradas e instruyó al Ministerio de Salud a realizar un programa de seguimiento de la salud de agricultores y comunidades rurales. Las decisiones están contenidas en la resolución del Poder Ejecutivo que instruye además al Consejo General de Educación (CGE) a elaborar un mapa georreferenciado de las escuelas rurales, y a la Secretaría de la Producción a aplicar un sistema de monitoreo remoto, a reempadronar todos los equipos de aplicación en uso en Entre Ríos y a celebrar convenios de capacitación con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y las universidades.

Según un comunicado enviado por el gobierno a UNO, esta herramienta consiste en implementar un sistema de controles para la aplicación de plaguicidas en la provincia de Entre Ríos en los establecimientos cercanos a las escuelas rurales.

Uno de los voceros oficiales sobre el tema ha sido el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes. De acuerdo al funcionario “el reglamento implica un sistema de control que no se limita a distancias, sino que implica un sistema que pone en marcha distintos mecanismos para impedir casos de contacto entre el producto que se aplica y la persona humana, sea un maestro, alumno, un trabajador rural, sea quien sea en el ámbito de las escuelas rurales”.

En las zonas de exclusión no se podrán realizar aplicaciones en las áreas comprendidas en un radio de 100 metros para fumigaciones terrestres y 500 para aéreas desde el casco de la escuela.

En las áreas de restricción se prohíben las aplicaciones terrestres de productos clase Ia, Ib y II entre los 100 y 500 metros. Solo se podrán aplicar los de clase III y IV de acuerdo a la nomenclatura del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). En cuanto a las aplicaciones aéreas en estas áreas de restricción se prohíben las aplicaciones de fitosanitarios de clase IA, IB y II dentro del radio de los 3.000 metros contados desde el límite de los 500, y desde los 500 estarán habilitados los de clase III y IV.

Los tratamientos deberán notificarse con 48 horas de anticipación a la autoridad de aplicación.

Otras medidas

En cuanto al resto de las medidas que se implementarán surge la unidad centinela. Al respecto, Rodríguez Signes explicó: “Controlará que la aplicación se realice a contraturno en primer lugar, es decir sin que haya actividad escolar en ese momento y además que se realice fuera de las distancias de exclusión determinadas y que se aplique el producto habilitado para aplicar. Esa unidad centinela va a tener la colaboración para poder trabajar de un ingeniero agrónomo para poder controlar”.

“Otro punto destacable es que a partir del año 2020 deberá implementarse un sistema de transmisión de datos on line de cada máquina aplicadora a la Secretaría de la Producción, que es la autoridad de aplicación, para que en tiempo real se esté controlando el tipo de producto que se está aplicando, el cultivo, la zona, las producciones que hay alrededor, y las condiciones meteorológicas”, aseveró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario