Emprendedores
Domingo 17 de Diciembre de 2017

Se consolida la feria de productos artesanales y de la agricultura familiar

Emprendedorxs y productorxs de la región ofrecieron sus delicias en la Vieja Usina de Paraná que se preparó con sillas y mesas para completar el circuito cultural.

La séptima Feria de productos artesanales y de la agricultura familiar terminó hoy en la Vieja Usina de Paraná con una certeza: los productos son riquísimos

El encuentro contó con la participación de emprendedorxs de toda la provincia y esta vez se sumaron lxs vecinxs santafesinxs.

El salón principal del complejo estatal que tiene una ubicación privilegiada, a metros de las barrancas del Parque Urquiza, fue arreglado con mesas con manteles de colores y sillas que la comunidad, que circuló por el espacio, aprovechó para descansar.

Edith Kuttel lleva adelante el emprendimiento denominado Wiphala que produce salames, bondiolas y jamoncitos de cerdo. También tienen una varidad de salame de cordero muy recomendable.

La productora forma parte del "Mercado Popular de Villaguay" que está conformado por 17 puestos de: verduras, carnes, floricultura, viveros, quesos, salames, nuez pécan, panificación, conservas, artesanías y calzados. En una heladera, además, exhibieron cortes de cordero "listos para la mesa".

Mientras cortaba los salames para la degustación, Edith, explicó a UNO que el sábado les jugó en contra el gran calor que castigó a la capital provincial. El domingo, a mitad de mañana, había entrado más público que toda la jornada anterior.

En la otra punta, Selva María Olivera, ubicó los quesos artesanales que produce en Don Cristobal Segunda. Su emprendimiento, La Armonía, tiene una importante variedad de exquisiteces que se venden solas.

En el ingreso a la sala de la Vieja Usina, Nati Damadian, se ubicó con Casapán. Sus panes amasados en forma artesanal son una delicia y la mejor publicidad nace de los consumidores que se encargan de promover cada una de las variedades. Esto ocurre en la vida real como también en la virtualidad.

En el medio del salón Leo, armó su puesto con los Vinos Entrerrianos de "La costa del Paraná". El técnico mendocino vive en Paraná y articula con especialistas que trabajan con los productores entrerrianos. Hoy en la provincia cerca de 60 familias viven de la producción del vino.

En la calle interna de la Vieja Usina armaron sus puestos un par de cerveceros artesanales y emprendedores que cocinaban en el momento.

Tanto los productores, agroecológicos por ejemplo, como los emprendedores y el público que llega a comprar los alimentos intentan impulsar una economía más justa que se basa en la confianza de saber que, cada peso que se paga, lo vale.






Comentarios