Secciones
Tarifazos

Se aplazará hasta 2020 la nueva suba de las tarifas del gas

Así lo confirmó el titular de Energía, Gustavo Lopetegui. La medida implicará que se dupliquen los subsidios a las empresas gasíferas.

Martes 27 de Agosto de 2019

El gobierno nacional resolvió postergar hasta enero de 2020 el aumento en las tarifas de gas que debía regir en octubre. La decisión se tomó para evitar el mal humor social con los tarifazos y otro golpe al bolsillo en el mes de las elecciones generales. Este aplazo se suma a otras medidas similares de este año, que frenaron el impacto del tarifazo en los hogares argentinos, y el efecto de la fuerte devaluación pos-PASO.

De acuerdo al esquema de actualización tarifaria que se venía cumpliendo, el aumento del 29% que comenzó a regir en abril se pagó escalonado en tres cuotas acumulativas: el 10% en abril, el 9,1% en mayo y el 7,5% en junio.

A su vez, los aumentos en los meses de mayor consumo (julio, agosto, septiembre) también se postergaron hasta diciembre y el verano 2020, con un descuento del 22% (Resolución Nº 336/2019). El “diferencial estacional” de julio a septiembre se abonará en cuatro cuotas consecutivas de diciembre a marzo de 2020.

Por otro lado, el costo de postergar estos pagos será absorbido por el Estado nacional, que desembolsará una compensación a las gasíferas de al menos 4.500 millones de pesos extras a lo presupuestado, publicó Ámbito.

Un aumento con mayor carga

A fin de año, tras las elecciones y con la asunción del Presidente, la tarifa de gas tendrá una suba acumulada de al menos el 60% a pesar del aplazamiento del ajuste. Podría llegar al doble con la nueva postergación.

Con este panorama, un experto en energía describió esta medida como un truco para que las tarifas sean impagables siempre.

“El aumento de octubre no lo vamos a hacer y en diciembre tendrá lugar la audiencia pública para aplicarlo recién en enero (de 2020)”, confirmó el secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, en declaraciones que reprodujo ayer el diario Río Negro.

El funcionario recordó que “hay dos componentes para la tarifa: la cotización del dólar y el precio del gas; hay una diferencia en el dólar, pero algo se va a compensar con el precio del gas”.

Lopetegui explicó que “el precio del gas en teoría debería bajar, ya que está a 4,55 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica), mientras el precio del dólar estaba fijado a 41 pesos, y ahí sí hay diferencia”.

Subsidios a las gasíferas

En junio se informó que para 2019 la Casa Rosada tenía previsto desembolsar unos 200.000 millones de pesos en concepto de subsidios totales a la energía.

Según explicaron en la cartera política, el primer diferimiento implicará un gasto público extra de 4.500 millones de pesos, es decir una “compensación” a las empresas productoras y distribuidoras de gas.

La normativa vigente autoriza dos ajustes de tarifas por año, según el movimiento del tipo de cambio y del precio de las materias primas, mal llamada inflación mayorista. Y no permite trasladar la actualización en cuotas a las compañías. Por lo tanto, de los 4.500 millones, unos 2.000 millones de pesos se destinarán a compensar el 19% que las gasíferas no recibirán en abril, mientras que los otros 2.500 millones de pesos corresponden a intereses. Ahora, se estima que la compensación por el segundo diferimiento podría duplicar el monto de los subsidios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario