Secciones
Servicios públicos

Se agrava la situación en Paraná y se resentirán aún más los servicios públicos

No se juntará la basura, no habrá arreglos de cañerías de agua y cloacas, y se reducirá atención al público. Dispondrán solo guardias mínimas

Jueves 31 de Octubre de 2019

La precaria situación de prestación de servicios públicos en Paraná se reducirá casi a cero, en algunos casos, a partir de la medida que desde el domingo por la noche impondrá el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoyem). El gremio con mayor representatividad en el ámbito municipal decidió en asamblea multitudinaria iniciar una retención y estado de asamblea en reclamo por el incumplimiento de la paritaria y la falta de aumento salarial; la ausencia de equipamiento y de condiciones para trabajar y la situación de los trabajadores contratados.

La medida acentuará aún más la grave situación urbana de la ciudad: barrios con basura acumulada desde hace una semana; una trama vial cada vez más deteriorada y sin tareas de reparación; serios inconvenientes en las redes de agua y cloacas; plazas y espacios públicos casi abandonados.

“Las áreas de servicios ya están a medio andar, por más que los trabajadores pongan todo su esfuerzo, no se pueden concluir las tareas porque no hay herramientas, no hay gasoil, los camiones están rotos y no tienen elementos de seguridad. El parque automotor está en un estado calamitoso; no se compra un cajón de aceite desde hace un año”, dijo el secretario general del Suoyem, Jorge Brocado.

El dirigente indicó que se iniciará desde el domingo por la noche, para que la ciudadanía esté advertida. Dijo que solo habrá guardias mínimas, se atenderán los servicios de recolección en hospitales y sanatorios, pero no se recogerá la basura domiciliaria, no se harán arreglos de cañerías de agua y cloacas, y se reducirá la atención en las oficinas para la realización de los distintos trámites. “Si hay que reparar un caño maestro de agua se hará, pero no las pérdidas domiciliarias”, apuntó.

“Hemos sido pacientes y esperamos el diálogo, pero todo tiene su límite”, aseguró luego del aval que dieron los trabajadores en una asamblea que reunió a casi 3.000 personas. Antes, hubo una reunión con los secretarios general Eduardo Solari y del área Legal Walter Rolandelli: “Nos dijeron que no podían pagar ningún aumento, que el 4% que se había acordado en la Secretaría de Trabajo tampoco podían abonarlo, y que no sabían si tenían plata para pagar los sueldos del mes”, dijo Brocado. Sobre el incumplimiento paritario, recordó que se había firmado un acta acuerdo que incluía la renovación de contratos hasta diciembre, aumento del 4% en octubre y la aplicación de cláusula gatillo para los meses siguientes. “En estos momentos, ya casi no hablamos de aumentos, sino de un retraso que ya es del 15% de pérdida por la inflación. A eso hay que sumar que nos dicen que están juntando la plata para saber si pueden pagar”, acotó, aunque ayer trascendió que hoy se abonarán los salarios.

Sobre los contratados, dijo no conocer la cifra. “Tomaron gente, porque hay contratados de este año, pero también hay de otros años, de otras gestiones. Si el contratado tiene aval legal lo vamos a defender. Aparentemente son muchos los contratos de obra de este año, algunos vencen hoy (por ayer) y otros el mes que viene”.

Finalmente, manifestó su vocación de diálogo para evitar la protesta. “Los compañeros querían iniciar la retención de servicios desde ayer, pero será desde el domingo para que los vecinos estén avisados. Siempre buscamos cuidar al contribuyente, por eso en nuestra gestión gremial no hicimos movilizaciones y las medidas de fuerza fueron en los lugares de trabajo, pero esto ha sobrepasado”, planteó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario