Secciones
Suplemento Aniversario UNO Entre Ríos 2021

San Salvador, tierra llena de bondades para producir arroz

La localidad entrerriana recibe la denominación de Capital Nacional del Arroz desde 1950. Pionera en la producción de este cereal y ejemplo de cooperativismo

Sábado 13 de Noviembre de 2021

Las cualidades de Entre Ríos en tanto paisajes, actividades y atractivos son innumerables. Es una provincia rica además en materia de producción por sus condiciones de suelo y clima, tal es así que se destaca por la cuenca arrocera, un centro agroindustrial con 20 molinos cerealeros ubicados en San Salvador. En este sentido, por una serie de atributos, San Salvador recibe la denominación de la Capital nacional del arroz, sobre lo cual el UNO dialogó con el concejal y responsable del Área de Turismo de la Municipalidad, Matías Nicolás Rodríguez.

San Salvador y su producción de arroz.jpg

En principio es preciso mencionar que dicha ciudad es reconocida por su capacidad de integración en la cadena agroindustrial, que comienza con la siembra y cosecha de cereal, continúa con el almacenamiento, elaboración, y finaliza con la comercialización en los mercados interno y externo.

“San Salvador recibe la denominación de capital nacional del arroz desde 1950”, indicó Rodríguez, a lo que añadió bajo una perspectiva histórica: “El arroz en la zona aparece con la crisis en 1930

con un agricultor de origen suizo francés, Félix Mauricio Bourren Meyer, que trajo las primeras semillas de arroz desde Corrientes y sembró una primera hectárea de forma experimental en el margen izquierdo del arroyo Grande, cercano a San Salvador –y donde hoy se encuentra emplazado un puente ferroviario– el cual tuvo muy buen rendimiento. Dos años después, en 1932, se sumaron otros colonos y hubo una explosión de la producción en la zona centro, este y norte de Entre Ríos”. Como consecuencia de estos hechos nodales, el responsable de Turismo agregó: “Fue allí que surgió la primera industria arrocera de la provincia, el Ingenio Arrocero San Salvador en 1948, que después en 1952 se convirtió en la primera cooperativa arrocera de América Latina”. Esto fue fundamental para que la localidad fuera catalogada como Capital nacional del arroz. La fundación de las primeras cooperativas en el país estuvieron vinculadas con la llegada de inmigrantes que traían consigo las ideas de la solidaridad, la cooperación y el mutualismo, y otras visiones revolucionarias para la época.

De hecho, la primera cooperativa de Argentina está en Basavilbaso y San Salvador se caracterizó por contar con la primera experiencia cooperativista relacionada al arroz en Latinoamérica. De esta manera, en 1952 se fundó la Cooperativa Arrocera San Salvador Limitada. Al ser la Capital nacional del arroz, la primera fiesta en alusión fue el 19 de junio de 1953, la cual fue organizada por la misma cooperativa.

“Después comenzaron a radicarse molinos privados y actualmente la ciudad concentra cerca del 75% de toda la capacidad de industrialización del arroz en Argentina”, afirmó Rodríguez. En este sentido, en cuanto al procedimiento que lleva la producción misma, la siembra de arroz se hace con perforaciones de pozos subterráneos ya que se cuenta con el acuífero San Salvador, que antes se denominaba Salto Chico, a muy poca profundidad. San Salvador ha sido y es un polo productivo por su capacidadde almacenamiento, industrialización y comercialización. Como un dato relevante que afianza el hecho de que San Salvador se destaque, Rodríguez rememoró: “El primer molino arrocero que se construyó íntegramente en Argentina en la década del 80 fue en una fábrica de San Salvador, y es aquí donde está todo lo vinculado a la fabricación de pozos para las arroceras, carrocerías para camiones, es decir que hay un desarrollo económico que responde a la cadena arrocera”.

Otros atractivos que convocan a los turistas y salvadoreños en esta localidad del interior entrerriano son la Fiesta Nacional del Arroz con su Expo Agroindustrial, Comercial y de Servicios anexa, y el Museo del Arroz.

Fiesta Nacional del Arroz

Rodríguez, como vecino de la ciudad, destacó que la Fiesta Nacional del Arroz es una vidriera para los emprendedores y comercios, pero que sus ediciones se han desarrollado con cierta intermitencia. Luego de 1953, cuando fue la primera edición, la segunda ocurrió en 1958, y le siguió la tercera en 1968 y la cuarta en 1977. Posteriormente pasaron 20 años para que se realizara nuevamente la celebración.

De esta manera, en 1997 se llevó a cabo la quinta edición y por primera vez de forma consecutiva, al año siguiente volvió a repetirse. Seis años más tarde la localidad contó con la festividad y desde allí comenzó a realizarse cada dos

años. “La última edición se desarrolló en 2018 y por la pandemia no se efectuó en 2020. No obstante estamos contentos de poder confirmar que en 2022 San Salvador tendrá su Fiesta Nacional, la cual está contemplada dentro del presupuesto

municipal”, señaló. La festividad es organizada por la Municipalidad en articulación con el sector arrocero, la Asociación de Plantadores y la Cámara de Industriales Arroceros Argentina.

Se trata de un evento que desde la tercera edición se realiza con una expo agroindustrial, una de las más grandes a cielo abierto en Entre Ríos y con más de 120 expositores. A su vez, las fiestas se destacan por los espectáculos artísticos del orden nacional y provincial.

Habitualmente, la fiesta se lleva a cabo durante el fin de semana largo de noviembre en razón del feriado por el Día de la Soberanía.

Museo del Arroz

El Museo, que fue construido por el fundador coronel Miguel Pedro Atanasio Malarín en 1929, utiliza actualmente la antigua estructura de la comisaría, reformada, pero manteniendo su esencia, sus puertas, sus marcos, sus ventanas y su disposición en general. La institución se inauguró allí en 2007 y es el primero en su tipo en América Latina debido a que es un museo temático dedicado a la producción de arroz y la historia de San Salvador. En cuanto a la historia del edificio y la permanencia de determinados rasgos de su infraestructura de origen, cabe indicar que su arquitectura presenta una combinación de estilos italinizantes en arcadas de medio punto, columnas, balaustradas, pilastras y un marcado estilo neocolonial en las ventanas y en la parte superior de la ochava, este mismo lenguaje se presenta en las caballerizas ubicadas en la parte trasera del edificio y que también pasan a ser custodio de la historia que marcó el progreso de San Salvador. “El museo en 2016 tuvo una etapa de modernización en el marco de un programa del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación. Se puede recorrer con una autoguía virtual, es decir que es interactivo, tiene cinco salas y en ellas lo que se trata es contar la historia del arroz en la provincia y la historia de la ciudad, como así también de los pioneros en la actividad productiva”, referenció.

Museo del arroz.jpg

La zafra y el movimiento San salvador tiene una población estimada en 16.000 habitantes y la mayoría de ellos vive del trabajo vinculado a la producción arrocera. “La ocupación en la ciudad es bastante plena, por lo que no hay índices elevados de desocupación”, manifestó Rodríguez. Asimismo, agregó que el mayor movimiento que se presenta en la localidad es en los meses de zafra, es decir cuando se cosecha el arroz. “En esta etapa es cuando se ven los trabajadores golondrina que vienen del norte de la provincia y del sur de Corrientes que vienen específicamente a desarrollar tareas durante esos meses”.

Suplemento Aniversario UNO Entre Ríos 2021

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario