La Provincia
Sábado 08 de Diciembre de 2018

Rogel: "Si hay unidad en el radicalismo, Cambiemos llegará al gobierno provincial"

"Hace tiempo que el peronismo en Entre Ríos administra poco y no transforma nada", evaluó el dirigente al evaluar perspectivas electorales

El exdiputado nacional Fabián Rogel sostuvo ayer que de la unidad del radicalismo provincial dependen en buena medida las posibilidades de que Cambiemos acceda al gobierno provincial. El actual funcionario de la cartera de Defensa nacional se mostró convencido de la reelección del presidente Mauricio Macri en el turno electoral de 2019, aunque consideró que su primer mandato fue de transición.
En ese sentido, se refirió a la importancia de no equivocar los diagnósticos ni sobredimensionar las
crisis. "El mundo está rediscutiendo una cantidad de cuestiones. Hay que analizar lo de Donald Trump y China, la posición de Angela Merkel en todos los conflictos en Europa y líos que pasa en Francia. Hay un mundo que hoy está discutiendo en profundidad cuáles van a ser los modelos productivos. En ese contexto la continuidad democrática en Argentina permite que las cosas vayan siendo cada vez menos electoralistas y que tengan que ver con propuestas de gobierno que se van compulsando casi de manera cotidiana con la gente. Nuestro país tiene, luego de la elección de 2019, que discutir de manera responsable un pacto económico y social donde tengamos la capacidad, toda la dirigencia –ya sea política, empresarial, gremial– de discutir un modelo de nación donde a lo electoral le quede reservado la definición del cómo y del quiénes. Se pueden llamar políticas de Estado, o planificación a 20 o 30 años, como se quiera", expresó.
Esas definiciones no pudieron discutirse durante el primer mandato de Macri. "Este ha sido un gobierno de transición con las características y las durezas que suelen tener. La oposición estuvo dividida en dos, con la postura más radicalizada que es el kirchnerismo, que se debatió en la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser; y otro sector del peronismo que trata de mostrar una cara diferente a la sociedad. Entienden que el golpismo encubierto que tuvieron durante mucho tiempo ya no va más y que tienen que mostrar otros valores".
En este contexto, el rol "más comprometido y costoso" fue para el radicalismo. "Hoy a nivel nacional está ausente, pero no como algunos pretenden hacer creer por culpa del presidente y del PRO, sino por la incapacidad dirigencial del radicalismo a nivel nacional, que hace que no estemos participando en serio de propuestas alternativas y de equilibrio a la hora de resolver los problemas de la gente. Esto me afecta mucho en lo personal. Deja en la gente de a pie la sensación de que no hay radicales que estén colaborando para que haya otras ideas en las decisiones del gobierno que puedan no gustarle", explicó el dirigente radical.
Rogel no cree que lo electoral pueda ser una bisagra para cambiar el rol del radicalismo dentro de Cambiemos. "No creo que en el grado de dispersión y de falta de grandeza de la dirigencia nacional del radicalismo esto puede resolverse en 2019, por ejemplo, con un candidato a vicepresidente radical. Eso no aportaría nada. Primero, no veo a alguien que aglutine a toda la opinión radical, y tampoco veo que esa figura pueda hacer un aporte interesante a la construcción de Cambiemos", definió.
"Mi deseo era que Ernesto Sanz hubiera aceptado la candidatura a vicepresidente que le fue ofrecida en su momento. Yo era de la idea de que había que incorporar un pedazo de peronismo a la construcción porque eso le hubiera dado la posibilidad al gobierno nacional de no tener que estar negociando ley tras ley en el Parlamento. Y tampoco le hubiera dado al peronismo la posibilidad de consolidación en distintos distritos electorales donde gobierna, porque cada negociación significó mayores compromisos económicos del Estado nacional con los gobiernos peronistas. Incluso le hubiera permitido a la UCR tener más presencia en las cámaras y más gobernadores", indicó.
"No se dio, pero si hubiéramos tenido el vicepresidente, que me consta Macri se lo ofreció a Sanz, hubiéramos podido poner más equilibrio",apuntó.
Sin embargo, descree de esta posibilidad en 2019. "Hoy no le encuentro sentido a que podamos poner el vice si eso no va de la mano de una propuesta y con la voluntad de todos los radicales detrás. No creo que los problemas del radicalismo se resuelvan tan rápido", opinó. El radicalismo tiene que definir hoy a quién quiere representar, explicó Rogel.
"En el plano provincial se observa una atomización como la que se vio en 2015, cuando por primera vez en la historia no llevamos candidato a gobernador, por responsabilidad de los radicales. Echarle la culpa al PRO de nuestra incapacidad es la mas fácil. En 2017 había nueve candidatos a diputados nacionales y tuvieron que intervenir el presidente del Comité Nacional José Corral y el ministro del interior, Rogelio Frigerio para llegar, al menos, a juntar a la mayoría del radicalismo", recordó el exconvencional constituyente.
En ese sentido, apuntó: "Hoy veo falta de diálogo, mucha susceptibilidad y recelo. Pero estoy convencido de que si hay unidad en el radicalismo de Entre Ríos, hay posibilidades concretas de que Cambiemos sea gobierno. De lo contrario no ayudaremos a la coalición", añadió.
"Yo no soy candidato a gobernador, aunque podría haberlo sido porque tengo la demanda en ese sentido de la Alternativa Radical, que es nuestro sector", admitió Rogel, que ayer encabezó una asamblea de ese espacio junto al intendente de Chajarí, Pedro Galimberti.
"Nosotros estamos propiciando a Pedro, no porque nos interese que sea el candidato de la Alternativa Radical, sino que lo sea por el convencimiento de la mayoría de lo sectores; ya que si es así, estaríamos dando una alternativa interesante de propuesta para la provincia", indicó.
Igualmente Rogel sostiene que la propuesta del diputado nacional Atilio Benedetti, el otro dirigente lanzado como candidato a gobernador, es una propuesta que está a la altura de las circunstancias.
"Benedetti es un digno candidato de la expresión radical para la gobernación. Prefiero a Galimberti, pero no dejo de considerar que lo de Atilio es una expresión más que digna frente a un peronismo que no tiene nada que ofrecer", sintetizó.
Y en el mismo sentido, añadió: "Que la discusión hoy sea que Gustavo Bordet pueda ser reelecto como gobernador porque es más prolijo en la administración que Sergio Urribarri es una discusión de los peronistas. Pero como entrerriano considero que el peronismo hace mucho tiempo que está administrando, y no transformando. Si no, que me digan cinco a seis vectores de esta transformación, que a mi modo de ver directamente no existe".




Donda piensa en Frigerio

El intendente de San Benito, Exequiel Donda se refirió a su reciente afiliación al PRO. "Me han felicitado muchísimo, uno se siente acompañado por el ministro", explicó.
El intendente criticó el desdoblamiento electoral: "Entre Ríos no está en condiciones de gastar 500 millones de pesos por mera estrategia política, la gente no tiene que pagar eso para beneficiar a una persona. Esto es el propio beneficio de Bordet", puntualizó a Debate Abierto.
Donda reiteró: "El deseo es que Rogelio Frigerio sea el candidato a gobernador de la provincia en 2019, y aún no lo ha descartado (...) si no, me gustaría que sea Gustavo Hein", agregó en referencia al intendente macrista de Basavilbaso.

Comentarios