Secciones
Bajante de los ríos

Río Paraná en bajante: frente a Paraná mide 53 centímetros

Comienzan las altas temperaturas y el caudal de agua en el río Paraná es cada vez más escaso; y el Uruguay tiene la misma tendencia. Perspectiva desalentadora

Miércoles 04 de Noviembre de 2020

Este miércoles 4 de noviembre el río Paraná, a la altura de la capital entrerriana alcanza los escasos 53 centímetros, cuando la altura media para noviembre es, según el Instituto Nacional del Agua (INA), de 3,26 metros. Preocupa, más que nada teniendo en cuenta la llegada del verano y el incremento del consumo del elemento vital en la temporada estival. El pronóstico para los próximos días es desfavorable. El río Uruguay, en la otra costa entrerriana, tiene la misma tendencia.

Según el informe del INA de este miércoles el río Paraná a la altura de La Paz mide 1,01, en Santa Fe 0,88 y en Rosario 0,80 centímetros. "Concentramos la atención en el caudal en el río Paraná y especialmente en los niveles frente a las tomas de agua urbanas. La evolución de los caudales provenientes de las altas cuencas dependerá fuertemente de las lluvias sobre las áreas de respuesta hidrológica más rápida. La perspectiva de corto plazo sigue siendo desfavorable. No se espera eventos que puedan aliviar sensiblemente la situación de escasez y bajante que predomina en la región. La tendencia climática con horizonte en el 31 de enero de 2021 sigue siendo desfavorable. No permite esperar una recuperación franca en los próximos tres meses", indicaron desde el Instituto.

bajante.jpg
Sigue bajando: el río frente a Paraná alcanza los 53 centímetros

Sigue bajando: el río frente a Paraná alcanza los 53 centímetros

bajante2.jpg

En la costa del Uruguay

La tendencia del río Uruguay es también al descenso. Durante los últimos 7 días se produjeron valores medios areales acumulados moderados a leves sobre la mayoría de la cuenca. Debido al déficit precedente, el incremento generalizado de la capacidad de amortiguación en la mayoría de las áreas de aporte tuvo por efecto una escasa generación de aporte en ruta. Se observó una apreciable tendencia a la disminución en la erogación por parte del sistema de embalses del Alto Uruguay, sobre todo a fin de recuperar volumen almacenado. Las previsiones numéricas de precipitación no indican eventos significativos en la mayoría de la cuenca, brindando señales débiles solamente para las nacientes. En consecuencia, se prevé que persista la tendencia al descenso, con una dinámica de aguas bajas para el tramo medio-superior y a lo sumo con oscilaciones poco significativas producto del tránsito de pulsos provenientes del Alto Uruguay", especifica el informe para el río Uruguay.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario