Entrerrianos por el Mundo
Domingo 11 de Noviembre de 2018

Ricardo Ilardo: Un trotamundos

Se fue de la ciudad de Paraná poco antes de la debacle económica de principio del siglo XXI. Hoy vive en Italia junto a su familia donde además de trabajar y ejercer su oficio se dedica a recorrer el viejo continente. Dice que ya no extraña la capital entrerriana, porque encontró su lugar en el mundo

Hace 18 años que Ricardo Ilardo decidió dejar el país con todo lo que eso significa. Emigrar siempre es un gran interrogante llenó de desafios, ya que los cambios culturales y sociales suelen ser fuerte. Él dice que lo impulsaba la curiosidad de conocer otros lugares, en especial Los Ángeles, a donde llegó un 5 de marzo del 2000. Allí desafió y superó la barrera lingüística; supo lo que cuesta conseguir trabajo sin tener todos los requisitos; además de notar los marcados contrastes con el lugar donde creció.
Ilardo, nació en Paraná hace 53 años y es padre de tres hijas. Su recorrido por el mundo ha sido largo. "Ya no extraño Paraná, pero los primeros meses fueron difíciles", asegura. Además de trabajar y ejercer su oficio, dedica un poco de tiempo a viajar low cost por el viejo continente.
Vivir en Los Ángeles, Estado Unidos, fue la experiencia que mejor recuerda, a pesar de su status de "overstayed". En cambio la vida en Italia fue muy diferente, allí obtuvo rápidamente la ciudadanía gracias a un bisabuelo inmigrante. Luego pasó a Málaga, en España, para aprovechar la comodidad del idioma. "El Italiano puede ser muy parecido al Español, pero es otro idioma!" sentencia el hombre que desde la crisis del 2007, regresó a los pagos de Fellini y hoy vive en Riccione, Italia.
En un breve diálogo teléfono vía WhatsApp este exfotógrafo de Prensa Municipal de Paraná realiza una descripción de su actualidad en Europa. Además recuerda que es Embajador Quilmes, cerveza que se consigue en Italia. Su creatividad como comunicador y editor de vídeos le permitió ganar un concurso y volver al país después de 10 años en el extranjero. Su trabajo fue seleccionado junto a los de otros argentinos que viven en Europa.
En esta tercera edición de Entrerrianos por el Mundo, UNO seleccionó su historia para compartirla con los lectores en este nuevo aniversario del diario líder en la provincia. "Dejé el país en el año 2000 antes de la crisis; era la época del 1 a 1; se entraba a USA sin Visa. Viví en tiempo real la caída de la Torres Gemelas, luego se caería el tema de las Visas y más tarde el 1 a 1. Me fui como gráfico, pero empecé vendiendo hamburguesas en un McDonalds. En el exterior aprendí que la prioridad es trabajar: luego me llegaría la satisfacción de hacerlo en lo que me gustaba. Hoy por hoy me dedico a hacer vídeo, fotografía y estoy trabajando también en hotelería", relata este entrerriano que hace 18 años decidió descubrir cómo es vivir más allá de nuestras fronteras.
Ya cerrando la charla, porque Ricardo se tiene que ir a descansar, dice que sus dos hijas mayores estudiaron y se recibieron en Italia. "Después de 18 años no extrañamos ya la ciudad de Paraná. Es más, yo ya no soy más un gurí".

Comentarios