Concordia
Sábado 02 de Marzo de 2019

Revuelo político en Concordia por una imputación al intendente Cresto

Un funcionario municipal recusó al fiscal José Arias por manifiesta parcialidad. El fiscal imputó al dirigente político por peculado

El fiscal José Arias imputó al intendente de Concordia Enrique Cresto y a su precandidato a viceitendente, Alfredo Francolini, entre otros, por el delito de peculado y basado en la denuncia de Juan Tuco González. El denunciante es un puntero del PJ que estuvo preso por robo, según publicó Diario Junio y afirma formaba parte de una cooperativa de trabajo, desde la anterior gestión municipal, que fue armada por el conocido abogado, Julio Larrocca.
El hecho no está claro, al menos de acuerdo a lo publicado en los medios de la Capital del Citrus. A Cresto y a Francolini les imputan delito configurado en el Código Penal en el artículo 261 (peculado) en concurso ideal y por falsedad ideológica de instrumento público. La causa menciona dos hechos en los que involucra al denunciante y a su hija.
En virtud de esta situación, el intendente y precandidato a la reelección denuncia la existencia de un "complot político-judicial" y recusó al fiscal Arias.
En primer lugar, porque la imputación llega en momentos de inicio de la campaña electoral; y también porque quien la concreta es Arias, primo-hermano de uno de los precandidatos a intendente que enfrentará a Cresto, esto es, Eduardo Asueta; y también porque el hermano de Arias es socio en el estudio de abogado de Sebastián Bahler, o sea, el hijo de otro precandidato.
Si bien las especulaciones llegan incluso a plantear si la investigación se ampliará a la anterior gestión municipal, que era encabezada por el actual gobernador de la provincia, los medios de Concordia también hicieron hincapié en los antecedentes del fiscal.
De acuerdo a Diario Junio, el fiscal José Arias "fue la pata judicial de los antiderechos en el caso de la niña víctima de 13 años a la que en el hospital Masvernat pretendieron impedirle que se llevara a cabo la Interrupción Legal de Embarazo (ILE), caso resonante de los últimos meses del año pasado (...) Fue el caso que se presentó como el de un feto que estuvo vivo durante varias horas, en rigor la causa por la que, entre otros está denunciado el obispo de la ciudad, entre otros. Arias no investigaba otra cosa que determinar la certeza o no de la violación de la niña. O sea revictimizar a una niña atormentada".
Asimismo el medio digital recordó que Arias "también fue el fiscal que intervino (sin logros a la vista) en denuncias formuladas por mujeres víctimas de la mala praxis por parte del ahora detenido médico Daniel Ojeda (...) Recibió esas denuncias contra Ojeda, a comienzos del año 2018 y ese médico siguió operando hasta que a principio de este año", se indicó.
Ayer, al tomar conocimiento de las actuaciones impulsadas por el fiscal Arias, el funcionario municipal Guillermo Von Zellheim se presentó en Tribunales para recusar al fiscal por manifiesta parcialidad. Según denunció, el fiscal no cumplió los requisitos de procedimientos del Ministerio Público Fiscal al pretender dar continuidad a la investigación y avanzar en una eventual imputación sin haberse cumplido los plazos correspondientes para la presentación de los informes solicitados al municipio el 26 de febrero.

Comentarios