Secciones
Gualeguay

Repudian la agresión a periodista en el incendio de Soychú

Durante el incendio en Soychú, se registraron actos de intolerancia para con el trabajo de periodistas. Fopea repudió la agresión a la periodista Natalia Frías.

Martes 23 de Noviembre de 2021

El incendio en la planta industrial Soychú en Gualeguay causó una tremenda consternación tanto en Gualeguay como en toda la provincia. Pero la cobertura periodística del inusitado evento se vio entorpecida tanto por el director del frigorífico como por parte de la Policía a sus órdenes. Esto fue repudiado tanto por los trabajadores de prensa de la ciudad como por el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) que en particular cuestionó severamente la agresión contra la periodista Natalia Frías.

El incendio que consumió por completo Soychú sucedió el viernes y debieron trabajar numerosas dotaciones de bomberos de Gualeguay y de varias localidades para sofocar las llamas, que habrían comenzado a partir de un trabajo de soldadura en un sector de la planta. Toda la provincia estaba atenta a lo que sucedía en la emblemática industria del sur entrerriano. No obstante, los periodistas no tuvieron fácil su trabajo, ya que hubo al menos dos episodios donde se entorpeció la labor de comunicación.

Al respecto, en un comunicado publicado este martes por el Foro de Periodismo Argentino, se indicó: "FOPEA se solidariza con la periodista Natalia Frías, de Gualeguay, quien fue increpada por un empresario local tras una rueda de prensa. La colega de Somos Gualeguay fue agredida verbalmente por el titular de la empresa Soychú, Edgardo Denoni, tras el incendio en su planta frigorífica. Además, reporteros gráficos se vieron impedidos de registrar imágenes de lo sucedido por disposiciones de los policías allí apostados. La intimidación hacia la trabajadora de prensa prosiguió luego con un comentario que el empresario le habría realizado a su pareja, un bombero voluntario que realizaba tareas en el predio siniestrado. 'Ayer casi la acogoto a tu mujer, es una atrevida', le dijo Denoni, según transmitió la colega".

"FOPEA se solidariza con la periodista y reitera el pedido de tolerancia y respeto hacia el trabajo de la prensa, vital para que una comunidad acceda a la información de interés público", concluyó la entidad que nuclea a periodistas de todo el país.

edgardo denoni soychu.jpg
El empresario Edgardo Denoni, cuestionado por gritarle a la periodista Natalia Frías.

El empresario Edgardo Denoni, cuestionado por gritarle a la periodista Natalia Frías.

Sobre lo acontecido, el sitio informativo Gualeguay 21 describió: "El sábado a la mañana, el director de la firma, Edgardo Denoni, en una ronda de prensa improvisada frente a la empresa, luego de cerrar una respuesta aludiendo a que van a poner nuevamente de pie la planta siniestrada, la periodista Natalia Frías, de Somos Gualeguay, le preguntó si eso sería en el mismo lugar, en la ciudad de Gualeguay. El empresario, visiblemente consternado, manifestó no saber por qué le hacía esa pregunta. Luego de titubeos, Denoni manifestó: 'Lo evaluamos muy superficialmente pero arrancar de cero en otro lugar llevaría mucho más tiempo'".

"Pero no todo quedó allí -prosigue la crónica firmada por el periodista Norman Robson-, sino que, una vez apagadas las cámaras y los micrófonos, el empresario, furibundo, atacó verbalmente a la periodista, increpándola por la pregunta que le había realizado. 'Sos una ignorante', le gritó Denoni a Frías, y le exigió: 'Reconocé que te equivocaste con la pregunta', mientras que en creciente tono dijo: 'no tenias por qué preguntarme eso'. Como el destrato y las acusaciones no solo no se detenían, sino que crecían conforme pasaba el tiempo, la periodista, temiendo un ataque físico, le dio la espalda y volvió hasta su móvil. Mientras se alejaba, el empresario insistía: 'Si quieren que me vaya, me voy'. Todo esto fue apreciado por su camarógrafo, los colegas que estaban trabajando con ella, y trabajadores de la firma que estaban en el lugar".

El entorpecimiento al trabajo periodístico continuó el domingo siguiente, mientras se desarrollaban las tareas de limpieza en la planta incendiada y quedaban a la vista las desastrosas consecuencias del incendio. "Esto era fácilmente apreciable desde la calle, desde donde quien suscribe intentó tomar una imagen, pero fue interrumpido por un funcionario policial, quien ordenó pedir permiso a alguien de la empresa para hacerlo. Claro está que, para evitar problemas, debimos cumplir con el abuso policial, pero, más tarde, tomamos la imagen desde la vereda de enfrente. De esto fueron testigos quienes estaban conmigo, a la vez que hay otros colegas que quisieron hacer lo propio y le fue impedido", afirmó Robson en Gualeguay 21.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario