Secciones
La Provincia

Relocalizaron los carribares del puerto

Los puestos de venta de comidas de la costanera se trasladaron este miércoles al playón ubicado frente a los balnearios Municipal y del club Estudiantes. Desalojarán a quienes se queden en la zona del puerto.

Miércoles 11 de Julio de 2012

Diez carribares se reubicaron este miércoles en un nuevo predio en la costanera de Paraná. El asiento será temporal hasta tanto se liciten los puestos fijos a lo largo del borde costero. Los emprendedores abonarán impuestos y un canon mensual; el servicio eléctrico lo solventarán de manera conjunta. La comuna colocó luminarias, reacondicionó el lugar y los baños públicos.

Este miércoles se concretó el traslado de los carribares que fueron ubicados en el playón frente a los balnearios Municipal y del club Estudiantes. La determinación es producto de varias reuniones que se han concretado durante el último mes.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Arnaldo Gomariz, explicó que “se estableció la reubicación por un tiempo determinado. De esta manera se despejó definitivamente la zona del puerto que estaba ocupada sin ningún tipo de normativa, ni autorización y donde cada uno se ubicó como le daba la gana”.

El funcionario reconoció que “costó mucho trabajo consensuar con todos los grupos. A partir de este fin de semana el espacio del puerto lo podremos disfrutar todos, libre de olores, libre de ruidos y humo, para toda la comunidad de Paraná”, indicó Gomariz.

Al mismo tiempo, informó que son 10 los puestos reinstalados, “que agrupan a familias que hace muchos años están trabajando y que es el sustento económico diario”.

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente, Leonardo Centurión, indicó que se acordó además el cobro de los tributos: un canon fijo de 108 pesos en concepto de Tasa Comercial, más 15 pesos por metro cuadrado de ocupación de espacio público por tráiler y mesas (alrededor de 500 – 600 pesos mensuales). Asimismo, se estableció la inscripción en Afim, en ATER/DGR y AFIP.

Por otro lado, Gomariz indicó que la obligación de reinstalarse es para la totalidad de los carribares. “El que quede en el puerto o no quiera retirarse, mañana, mediante un procedimiento, se despejará definitivamente la zona del puerto”, agregó.

El Municipio se encargó de proveer la electricidad al sector –con lo cual se elimina el uso de los generadores eléctricos–, siendo el costo del servicio pago por los propietarios de los puestos de manera cooperativa –habrá un medidor común–. En este sentido, se establecerá un monitoreo de los equipos para tener registro del consumo de cada uno.

Los puestos también deberán cumplir las pautas bromatológicas indicadas en la Ordenanza 7382, que regula conservación, manipulación y cocción de los alimentos.
 

Disposiciones

“Hemos hecho en el lugar una inversión de 200.000 pesos. Eso incluye el sistema subterráneo eléctrico de cableado, más la puesta a punto del playón con un trabajo vial de suelo y la colocación de alumbrado público. La idea es que sea un paseo de comidas rápidas, ya que los carribares no podrán cerrar y abrir solamente en temporada, sino que estarán permanentemente en funcionamiento, con un cronograma de francos establecido”, acotó Centurión, y aseguró que además se trabaja en la remodelación de los baños públicos adyacentes, que se suman a los dispuestos en el balneario municipal.

Será obligación de cada carribar, abrir como mínimo cuatro días a la semana. En caso de tomar días de vacaciones deberán informarlo al organismo de contralor de la actividad, que será el área de Espacios Públicos de Medio Ambiente. “Creo que la experiencia será positiva. Así lo ha sido con el reordenamiento -frente a Plaza Le Pettit Pisant- de los puestos de elaboración de tortas fritas, en el marco del trabajo de la economía social –microemprendedores-. Igualmente, debemos aclarar que esta relocalización es temporal, hasta que se liciten los puestos fijos en el nuevo borde costero, esto es La Toma, Parque Nuevo, Parque Urquiza, Bajada Grande y Puerto Sánchez, por ejemplo”, indicó el secretario de Medio Ambiente.
 

Prohibiciones

• Elaborar y preparar alimentos de manera artesanal o aderezos.

• Encender el fuego con leña o carbón fuera del ámbito del tráiler.

• Comercializar bebidas alcohólicas a menores de 18 años.

• Arrojar residuos de cualquier tipo a la vía pública.

• Garrafas dentro del tráiler (sólo permitidas afuera).
 

Otros requisitos

Cada dueño o propietario de carribar será registrado por el área de Espacios Públicos.

Los carribares deberán tener medidas mínimas de 3 metros por 1,90 metros y contar con una superficie lavable para la preparación de alimentos; piso lavable y desinfectable; poseer no menos de una ventana para venta; no menos de una puerta para el ingreso/egreso del personal; un tanque de almacenamiento con agua potable en la parte superior; un tanque de almacenamiento de líquido de desagüe de las piletas; campana u otro tipo de chimenea para la eliminación de humo y olores; artefactos de refrigeración para conservación de alimentos perecederos; pileta y desagüe correspondiente; tres recipientes (residuos húmedos/secos/líquidos y/o aceites).

Los empleados deberán portar vestimenta adecuada para el manejo higiénico de los elementos (delantales, cofia o gorro).

El Plan de desinsectación será realizado por el área Saneamiento Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente.

Además, en la zona de mesas, deberá haber cesto para residuos. Cada carribar deberá tener como máximo 10 mesas para la atención al público.

En cuanto a la seguridad, cada carribar deberá contar con matafuego y dos baldes de arena a la vista.

Además, el tráiler deberá estar en condiciones de rodar, con lanza a la vista y cubiertas en buen estado.

El municipio proveerá el agua corriente y los desagües para efluentes líquidos, con excepción de aceites-.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario