Secciones
La Provincia

Recrudece el conflicto de la empresa Transporte Almafuerte

Reclaman la reincorpración de un empleado despedido, pero la empresa se niega a atender ese reclamo. Representantes de la empresa hicieron ingresar dos camiones. Se vivieron horas de tensión, mientras el Sindicato ratificó el paro por tiempo indeterminado. Además reclaman recategorizaciones y el pago de horas extras.

Viernes 20 de Julio de 2012

Horas de tensión se vivieron esta tarde en la puerta de acceso a la empresa Transporte Almafuerte, entre sindicalistas y representantes de la empresa, en el medio del conflicto suscitado por el despido de un trabajador de la firma que motivó un paro por tiempo indeterminado dispuesto por el Sindicato de Camioneros.

Lo cierto es que las negociaciones entre las partes siguen estancadas y por estas horas empleados de la firma, acompañados por representantes del sindicato, bloquean el ingreso a la empresa con una quema de gomas en la calle de acceso a la empresa.

Cabe consignar que en horas de la mañana fracasó la audiencia de conciliación celebrada entre las partes realizada en la Secretaría de Trabajo de la provincia.

La empresa se negó a reincorporar al empleado despedido y no hubo compromiso formal para regularizar el pago de horas extras y recategorizaciones reclamado por los trabajadores.

Alrededor de las 16.30 representantes de la compañía ingresaron a la planta con dos camiones que permanecían en calles aledañas producto del conflicto. Pero según denunciaron miembros del Sindicato de Camioneros luego de una maniobra dañaron el lateral de un automóvil que pertenece a un integrante del sindicato.

“Ellos no pudieron ingresar con los camiones porque la gente está adhiriéndose a la medida”, explicó ante UNO el secretario administrativo de Camioneros, Mario César Maquiavelo.

Luego de una serie de movimientos e incesantes llamados telefónicos arribó al lugar el titular del gremio en la provincia, Antonio Alizegui, quien ordenó bloquear el acceso a la firma y posteriormente se empezaron a quemar gomas en la calle.

“Nosotros pedimos la reincorporación del compañero despedido, ellos se niegan a reincorporarlo. No queremos otra cosa. Ellos lo quieren arreglar con plata, pero nosotros queremos la reincorporación. No nos interesa la oferta económica que puedan llegar a hacer”, expresó Maquiavelo.

Más adelante especificó: “Hay un empleado que está pidiendo la reincorporación hace ya dos años; sino quieren incorporar a un familiar directo, menos con este compañero por reclamar por sus derechos”.

“Ingresaron unos camiones conducidos por los dueños y dado que no tienen la licencia nacional habilitante para conducir esos vehículos chocaron el auto de un integrante de la comisión directiva del Sindicato de Camioneros. Creemos que fue por la impericia y no con intencionalidad”, añadió el dirigente.

Asimismo el sindicalista manifestó que “estamos sufriendo provocaciones para que cualquier trabajador reaccione; nosotros estamos a la intemperie toda la noche y cuando la empresa llama a la Policía aparecen enseguida”.

El conflicto

El conflicto comenzó el jueves, cuando Javier Werner, hijo de uno de los siete dueños de la empresa familiar, fue despedido “sin causa” y como “correctivo, por reclamar sus derechos como trabajador”, según manifestaron a esta Agencia desde el Sindicato de Camioneros.


Ayer, el empleado despedido se encadenó a la puerta de la empresa, reclamando su reincorporación y esta mañana los trabajadores cortaron calle Almafuerte en apoyo al pedido. A las 10 de la mañana, la Secretaría de Trabajo citó a las partes, para tratar de llegar a un acuerdo, pero la iniciativa no prosperó y el conflicto se agrava.
 

Por el sindicato de Camioneros, asistieron su Secretario General, el diputado provincial Antonio Alizegui y el Adjunto, Osmar Berón. Por la empresa estaban dos de los siete hermanos, parte de la SRL.


“Con el apoyo del sindicato, pedimos la reincorporación mía y de otro compañero que fue despedido por no trabajar un día feriado (el 12 de octubre)”, manifestó en diálogo con Apf el trabajador damnificado.


Respecto a los demás reclamos, Werner indicó que “se está pidiendo la recategorización. Hay algunos trabajadores que figuran como peones y manejan camiones, son choferes y también están pidiendo que se abonen las horas extras en blanco como corresponde”.


“La postura de la empresa es rever el tema de la protesta de los trabajadores, pero es indeclinable el despido hacia nosotros”, comentó al final de la reunión. “Los compañeros manifestaron que ellos quieren la recomposición de ambos y van a seguir con las protestas”.


En Entre Ríos la empresa Transporte Almafuerte SRL, tiene alrededor de 60 trabajadores y tiene sucursales en “Esquina” (Corrientes) y “Santa Fe”, según detalla su sitio web.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario