Robo
Domingo 18 de Noviembre de 2018

Reabrirían causa por robo al municipio de San Benito

El 2016 el intendente Donda denunció el ilícito, pero ahora sostienen que él fue quien ordenó vender elementos del municipio como chatarra

El fiscal de Atención Primaria Martín Abraham tiene en consideración el pedido de desarchivar una causa que se inició en 2016 por una denuncia del intendente de San Benito, Exequiel Donda, por la presunta sustracción de diversos elementos del corralón municipal de esa localidad. El pedido fue formulado por el abogado Diego Gastaldi, quien representa a Gustavo Burgo, uno de los trabajadores municipales que se verían afectados por la denuncia del presidente municipal.
¿Por qué este empleado municipal pide la reapertura de una causa archivada?
Hace más de dos años, el fiscal Abraham mandó al archivo la presentación por falta de pruebas. Pero ahora Burgo prestó testimonio sobre el hecho luego de enterarse el 25 de octubre, durante una interpelación que se hizo a los secretarios municipales en el Concejo Deliberante de San Benito, que en lo que va de la gestión no se inició ningún sumario administrativo a ningún trabajador municipal de esa localidad, de acuerdo a los dichos del secretario de Gobierno, Eduardo Venturotti.
"He tomado conocimiento de la denuncia que ha hecho el intendente respecto de la desaparición de los materiales 'chatarra' de la Municipalidad, además de haber tomado estado público en el CD, lo que puede perjudicarme, ya que Donda pudo haber cometido graves delitos que podrían implicar al suscripto y/o a otros empleados municipales, quienes siguiendo las órdenes de Ezequiel Donda se dispusieron a amontonar y cargar la chatarra que él mismo vendió, pudiendo cometer un grave delito a la Administración Pública y luego realizando una posible falsa denuncia para eximirse de responsabilidad, pero pudiendo perjudicar a terceros, como el suscripto y otros empleados", señala la presentación judicial de Burgo hecha el 31 de octubre.

Día del Trabajador
El empleado municipal contó que el 28 o 29 de abril de 2016, por orden de Donda y del viceintendente, Rubén Palacios, algunos trabajadores del municipio recibieron la orden, que fue comunicada por el empleado municipal Alberto Sivek (encargado del corralón), de cargar los elementos que estaban en el corralón (el exhorno de ladrillos del municipio) para trasladarlos a una compraventa. También contó que con el producido de la venta, o parte de ello, las autoridades municipales pagaron al día siguiente un almuerzo para festejar por adelantado el Día del Trabajador.
"Recuerdo que unos días antes, cuando comentaron que iban a vender dichos bienes públicos, yo les comenté que tratándose de bienes públicos del patrimonio municipal tendrían que haber hecho un inventario, pedir autorización del Concejo Deliberante para darlos de baja para luego pasarlo a rezagos. A pesar del comentario cargaron muchísimos bienes públicos y los sacaron del galpón municipal para venderlo", consignó Burgo en su presentación.
Allí mencionó a los empleados Gustavo Rapetti, Guillermo Franco, Alejandro Ramírez, Raúl Barón, Vicente Lell y Basilio Doto, entre otros. También dijo que la presunta chatarra se vendió en el desarmadero de Todoni.

¿Falsa denuncia?
También dijo Burgo que por esos días Donda señaló a radio La Voz de Paraná que habían realizado una denuncia por el robo de bienes municipales, cuya autoría sería de empleados municipales infieles. Ante esto los empleados Ariel Ramírez, Rapetti (chofer del camión) y Franco le recriminaron a Donda su actitud, dado que fue el que dio la orden de vender la chatarra; a lo cual Donda les respondió que había realizado la denuncia solamente para cubrirse, pero que no iba a investigar ni tampoco iba a pasar nada, siempre según el relato de Burgo.
Según Gastaldi, debe investigarse si el intendente incumplió la ley en cuanto a que se requieren dos tercios de los votos para enajenar bienes municipales. De demostrase ello, podría haber incurrido en los delitos de falsa denuncia, incumplimiento de los deberes de funcionario público y, eventualmente, de malversación de caudales públicos.

Comentarios