Secciones
La Provincia

Radiografía de pueblos rurales que abrazan el sueño de poder progresar

Pueblo Cazés y Arroyo Barú tienen menos de 1.000 habitantes. Una ONG los eligió para impulsar proyectos que los ayude a fortalecerse

Sábado 25 de Mayo de 2019

En Entre Ríos hay pueblos con menos de 1.000 habitantes en los que el progreso parecía inalcanzable ya que muchos perdieron vigor cuando el tren dejó de conectar las localidades de la provincia, y la falta de oportunidades llevó a los más jóvenes a tener que abandonar el lugar donde crecieron para abrirse camino en una ciudad más grande.
Uno de los lugares que sueña con crecer es Pueblo Cazés, una colonia fundada hace 110 años por inmigrantes judíos, situada a unos 50 kilómetros de Villa Elisa, en el Departamento Colón. Son apenas 400 los vecinos que viven en este sitio, sin asfalto ni transporte público que los acerque a otros parajes, conservando el legado sagrado de la siesta y la parsimonia de las pequeñas urbes.
La mayoría de su gente se gana el pan realizando trabajos ligados a la agricultura y otras labores relacionadas al campo, y por sus particularidades el pueblo fue elegido por la ONG Responde, abocada a promover el desarrollo social y económico de las localidades rurales de la Argentina, para llevar adelante el año pasado un proyecto que impulse el progreso. "Responde siempre trabajó sobre la problemática de los pueblos de menos de 2.000 habitantes cuyos habitantes se ven forzados a migrar hacia las ciudades más grandes debido a falta de oportunidades", señaló a UNO Victoria Martínez, referente de la organización, quien a su vez aclaró: "La elección de los pueblos en los que trabajamos puede ser por un interés puntual de un ente privado que quiera financiar una iniciativa, o en algunos casos son pueblos que ya tiene mapeado Responde, que son más de 70, sobre los que ya se han analizado oportunidades junto con la comunidad y se busca el financiamiento público o privado para solventar los proyectos".
Gracias a un relevamiento que realizaron desde la ONG, conocieron con certeza su cantidad de habitantes, y supieron que el número era superior al que informaba el último censo oficial de 2010. Esto les posibilitará dejar de ser una junta de gobierno y transformarse en comuna a partir del 10 de diciembre, gracias a una ley aprobada a fines del año pasado en la provincia, y podrán contar con mayor autonomía y más recursos para alcanzar el desarrollo de numerosas iniciativas que planificaron.
Graciela Weiss, oriunda del pueblo, fue una de las personas que trabajó con la ONG y contó a UNO la experiencia: "La labor de la ONG nos sirvió para pasar a ser comuna, porque con los datos del censo de 2010 no llegábamos. Esto significa un cambio institucional importante, porque se va a acceder a recibir una coparticipación, es distinta la estructura de gobierno y va a haber un consejo comunal, con un manejo más parecido a un municipio, con la posibilidad de dictar nuestras propias normas".
Entusiasmada con esta posibilidad, comentó que a partir del proyecto realizado con la ONG pudieron conocer además numerosos aspectos de la población, sus necesidades y anhelos. Así surgió la idea de hacer una huerta comunitaria, en la que participaron sobre todo las mujeres del pueblo, que si bien no se está desarrollando ahora, abrió un camino para pensar en grande y evaluar la implementación de algún cultivo que ayude a la gente del lugar ganarse su sustento. Sobre este punto, refirió: "De las conclusiones que se hicieron surgieron un montón de cosas. Invitamos a toda la gente del pueblo a participar y a las instituciones y lo que más se requería era la huerta comunitaria. Buscamos un técnico del INTA y la llevamos a cabo unos seis meses, pero nos costaba. Y como la gente tiene espacio para hacer una huerta en su casa, nos planteamos proyectar en un futuro cercano un cultivo que se pueda comercializar y en eso estamos trabajando".
También refirió que en Pueblo Cazés hay una escuela Primaria, a la que asisten aproximadamente 50 chicos; y desde hace algunos años lograron que se abra una Secundaria, lo que ayudó a que la juventud se quedara en el lugar y no tener que irse a otra localidad para completar sus estudios, y hoy la institución tiene una matrícula de alrededor de 40 alumnos. "El tema es que una vez que terminan el Secundario los jóvenes sienten que no pueden seguir estudiando, porque los lugares para cursar el nivel terciario o el universitario están un poco más lejos. Y como no hay empresas que los puedan emplear una vez que alcancen algún título, porque lo que más buscan es el peón rural, no es muy fácil ser profesional y quedarse en Pueblo Cazés", reflexionó, y sostuvo que para revertir esta situación de que los jóvenes se vayan, desde la junta de gobierno ofrecen espacios de capacitación en distintos oficios: "Hay varios talleres para jóvenes y también para adultos. Uno de los más apreciados es el panificación, pero también hay propuestas en artesanía, costura, tejido, trabajo en vidrio, pintura y algo de herrería, que principalmente son elegidas por las mujeres, que buscan una ocupación", indicó.
A esta propuesta la advirtió la ONG Responde como una fortaleza, y trabajó en este aspecto para que los habitantes de Pueblo Cazés puedan ofrecer sus producciones en ferias, y el año pasado organizaron un espacio en Villa Elisa junto con artesanos de Arroyo Barú, localidad de 700 habitantes situada a 16 kilómetros con la que también hicieron un trabajo en conjunto en el Departamento Colón, con un notable éxito.
Guillermo Urribarri, actual presidente de la junta de gobierno de Arroyo Barú y director desde hace 36 años del hospital Chacabuco de la localidad, contó a UNO: "Fue una experiencia importante la que compartimos con la ONG Responde. Como corolario de la tarea realizada, organizaron un trabajo conjunto entre los vecinos de los dos poblados rurales, para impulsar una feria que les posibilitara mostrar y comercializar lo que con sus propias manos son capaces de elaborar, apuntalando las economías hogareñas y regionales".
A su vez, destacó: "Hicieron un trabajo de campo a lo largo de un mes con un relevamiento y charlando con las instituciones y los habitantes del lugar. Hace uno o dos meses recibimos un libro impreso muy bueno, donde se puede acceder a una radiografía muy completa de lo que es Arroyo Barú, desde todo punto de vista, identificando cuáles son las debilidades y fortalezas que tenemos, con una mirada sobre que es lo que somos y adónde tendríamos que apuntar algún día, venciendo la resistencia al cambio que a veces tiene la gente".
Al igual que Pueblo Cazés y otros lugares, a partir del 10 de diciembre Arroyo Barú va a pasar a ser comuna. "Tanto tiempo esperamos para esto que se nos dio, y ojalá sea para bien", anheló Urribarri.
Son la ganadería y la agricultura, con cultivos de arroz y de soja, los que principalmente motorizan la economía del lugar, y una parte de la población son empleados públicos, docentes o policías. Con mayores recursos a partir de fines de este año, podrán continuar con el trabajo que realizan hace tiempo para que la gente no se vaya, reforzando las instituciones: "Vine acá hace 36 años y había una población más que nada de adultos, pero a fines de los 80 se creó la escuela Secundaria y ahí la gente más joven empezó a quedarse y se ha equiparado", dijo, y evaluó: "Ahora se incrementó la cantidad de chicos de Primaria, ya que una empresa instaló un criadero de cerdos hace unos siete años que emplea a 100 personas. Gracias a eso hay matrimonios jóvenes que se quedan en Barú y son la que están aumentando la matrícula de la primera y segunda infancia".
"Barú es un pueblo muy chico pero con muchas instituciones que trabajan muy bien. Además de estas dos escuelas, contamos con el hospital, un servicio de policía, una iglesia, una cooperativa de agua potable, un club deportivo y una biblioteca popular. Y tenemos un coro que viaja a otros lugares y nos representa muy bien", concluyó con orgullo, con el anhelo de ver crecer el lugar que habita, y que se multipliquen las oportunidades para evitar que la gente tenga que irse en busca en un mejor provenir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario