Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Qué tipo de sanciones le caben a quienes organizaron fiestas clandestinas

Durante este fin de semana la Policía intervino en varias fiestas, reuniones y "picados" de fútbol que violaban la cuarentena.

Lunes 08 de Junio de 2020

Raúl Menescardi, jefe de la Policía departamental de Paraná, relató los operativos realizados durante el fin de semana y las intervenciones a partir de algunas denuncias que recibieron por parte de los vecinos de Paraná y Colonia Avellaneda.

En ese sentido, el jefe policial describió que acudieron a una “choripaneada” de amigos con más de 13 personas, en calle Echeverría; luego a una fiesta de unas 35 personas con música e iluminación en la ruta 18. En Paraná debieron intervenir en un local de calle Colón, en una vivienda particular y hasta en picados de fútbol.

“El sábado, aproximadamente a las 22 horas, nos avisan que, en calle Echeverría, jurisdicción de la comisaría 14ª, se estaba desarrollando una fiesta. Se presenta personal municipal y de esta repartición y se pudo conversar con los jóvenes que estaban en la quinta y se pudo notificar a 13 de ellos. Se habló con dos de los jóvenes que eran de Paraná pero arribados desde otra provincia donde estudian”, relató.

Embed

Allí, personal municipal dio intervención al área Salud para que se realicen las constataciones y testeos. “Desde la Policía se le dio copia de las actas labradas en el lugar. Las nuestras van al Juzgado Federal y los oficios labrados por los inspectores municipales al órgano superior”, especificó.

Desde allí el personal se movilizó al kilómetro 9 y medio de la ruta nacional 18, en Colonia Avellaneda. En una quinta ubicada a unos 300 metros de la ruta se estaba desarrollando una fiesta electrónica con la presencia de unas 35 personas. El personal policial desactivó el evento, labró actas y apostó personal hasta el retiro de la última persona.

“En ese lugar había música e iluminación. Se le realizó el acta al encargado del lugar y se esperó hasta que cesara la actividad con personal policial destacado en el lugar”, señaló Menescardi.

En Paraná personal de comisaría Segunda y Primera se constituyeron en un local habilitado como bar ubicado e San Martín y Colón donde había música a alto volumen y jóvenes generando ruidos molestos. Los vecinos solicitaron la intervención del 911 a las 4 de la mañana. Allí se labraron las actas correspondientes y quedó personal aguardando la evacuación del lugar.

“Nos dio muchas sorpresa que el domingo, a las 10 de la mañana, en un departamento ubicado en Alsina y Echagüe se encontró a jóvenes escuchando música a alto volumen. “Se localizó al propietario, se lo notificó y se espero que desalojaran el lugar. Allí argumentaron que era una juntada de amigos”, describió.

Menescardi agregó que también debieron intervenir en varios picados y partidos de fútbol en barrio Pancho Ramírez, en calle Ituzaingó y Florencio Sánchez.

“Se mandan patrulleros y hablan con la gente, se trata de ser razonables porque mucha gente no interpreta las cosas. Hay que explicarlo siempre, con mucho criterio para que no se vaya todo de las manos. El objetivo es cuidarnos entre todos”, puntualizó.

Qué sanción tendrán los organizadores

En todos los casos se labraron actas por incumplimiento administrativo y violación al decreto que indica el aislamiento, la cantidad de personas permitidas en una reunión, l carácter de las mismas, la falta de bioseguridad y de protocolos de cuidado.

“Las fiestas o reuniones que exceden este numero encuadran en un incumplimiento de un decreto nacional. En este caso se va contra el propietario y quien organiza, pero son todos responsables y también se labran actas individuales. Puede ser que sean infractores primarios o reincidentes si ya fueron notificados en oportunidades anteriores. En este último caso no solo se labra el acta sino también se los debe poner a disposición del Juzgado Federal”, aclaró.

Cuarentena

Menescardi relató que, en la primera reunión, había dos jóvenes de Paraná pero que están estudiando en otra provincia. “Ellos esgrimieron que habían cumplido con la cuarentena porque hacia tres semanas que estaban en la ciudad. Se los notificó igual y se dispuso que debían cumplir un aislamiento social por cinco días y que personal de Salud haría los tests necesarios”.

En este punto el jefe policial aclaró que la causa por incumplimiento es independiente del resultado de los testeos y tienen consecuencias penales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario