Economía
Jueves 28 de Junio de 2018

Pymes entrerrianas exigen acciones para reactivar el mercado interno

El gobierno nacional anunció un paquete de medidas para impulsar a las pequeñas y medianas empresas. A nivel local la iniciativa no conformó

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) atraviesan un momento crítico y muchas luchan por subsistir en un contexto económico adverso para el sector. En Paraná y otras localidades entrerrianas numerosos comercios ya bajaron sus persianas en los últimos meses, sin poder evitar sucumbir ante la retracción del consumo, que alcanza a diversos rubros. Los que aún logran sobrevivir tratan de soportar la coyuntura, en un esfuerzo que muchas veces incluye drásticas medidas, como el despido de empleados, el achique de capital o el endeudamiento fiscal. El sector productivo contemplado entre las pymes de la provincia también corre con la misma suerte y cuantiosos emprendimientos que abastecen tradicionalmente muchos de los mercados regionales no solo deben resignar rentabilidad para no cerrar sus puertas, sino que deben reducir su actividad por no encontrar respuestas para salir adelante.
En este marco, los anuncios hechos por el presidente, Mauricio Macri, el martes en un encuentro en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el que se conmemoró el Día Internacional de las Pymes, no fueron bien recibidos por referentes de la filial entrerriana de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme). Macri señaló que impulsará una nueva ley de pymes "para darles herramientas para competir" y a través de un comunicado del Ministerio de Producción y de la CAME adelantaron que se implementará un paquete de medidas que incluye la renovación de los planes Ahora 3, 6, 12 y 18 hasta fin de año; y que además prevén adelantar dos años el mínimo no imponible en contribuciones patronales, comprendido en la reforma tributaria, para pymes en zonas de frontera; y el tope de alícuota de las ART para pymes.
Alfredo Caíno, vicepresidente de Apyme, se refirió al panorama actual y sostuvo que estas medidas no alcanzan para revertir la dramática situación por la que atraviesan los pequeños y medianos empresarios de la provincia: "Es como si nos ofertaran una lancha y nos dejan en el medio del desierto", ironizó, a la vez que aseguró que estas iniciativas "no sirven para nada". Al respecto, comentó: "La situación del mercado interno, que es donde actúan el 95% de las pymes, sufre un deterioro que está relacionado con el plan económico, que va de la mano con el deterioro salarial, la disminución del gasto público, el aumento de las importaciones y la falta de crédito, que ha permitido que los bancos obtengan ganancias absolutas lógicamente con quienes se endeudan con ellos, que en muchos casos son las pymes". Asimismo, afirmó que se incrementó la cantidad de cheques devueltos por la imposibilidad de ser cubiertos en término por parte de los comerciantes, y es un tema que preocupa.
Caíno hizo alusión a la cantidad de comercios que cerraron sus puertas y aclaró que si bien desde el organismo no cuentan con una estructura para generar estadísticas, los numerosos locales que quedaron vacíos tras el cierre inminente de negocios en la capital provincial y otras ciudades, y que no vuelven a alquilarse, evidencian cómo están las pymes: "Todos son elementos que van marcando el rumbo en el cual estamos incluidos, que hace que cada uno busque sobrevivir con los recursos que cada uno pueda tener a mano", dijo, y analizó: "La reactivación del mercado interno tiene que ir de la mano de una política y una estrategia que eviten que ingresen importaciones indiscriminadamente, que genere un aumento en la capacidad adquisitiva del salario como herramienta básica de la motorización de este mercado interno, que haya una política crediticia. Pero con tasas al 40% no se puede acceder a un crédito, que en este caso ni siquiera servirá para financiar inversiones, sino la sobrevivencia".
Otro aspecto que mencionó fue el endeudamiento fiscal que sufre el sector, y aseveró: "Creció la morosidad con los organismos públicos por no poder cumplir con los impuestos que cobran AFIP, ATER y la Municipalidad. Junto con el endeudamiento que se contrae con los bancos, se va generando una crisis que se incrementa. Al contrario de lo que dice el Gobierno, no creemos que el panorama vaya a mejorar. Cuando Macri afirma que estamos viviendo en un momento de prosperidad, parece que estamos en dos países distintos".
El dirigente recordó que numerosas pymes se sumaron al paro gremial del lunes como signo de desacuerdo ante las medidas actuales: "Esperamos una política que ponga en claro cuáles son nuestras posibilidades reales para exportar y después poner en funcionamiento nuestra economía para que le permita a la mayoría de los argentinos vivir en condiciones dignas y acordes al país que tenemos".

Retracción en el consumo
Los planes de Ahora 3, 6, 12 y 18, hace algunos años lograron impulsar el consumo y fueron una herramienta para sostener la actividad comercial. El éxito del programa generó que desde la CAME y otros organismos solicitaran su prórroga continuamente, y esta semana el gobierno nacional confirmó que seguirán vigentes hasta fin de año.
No obstante, Caíno observó que ya no tiene la eficiencia de otros tiempos para reactivar la demanda en los negocios minoristas, o al menos para revertir la baja del consumo que se registra.
"El endeudamiento que tienen los usuarios de las tarjetas de crédito es abrumador, con un costo de financiación que al único que le está dando beneficios es al rubro financiero. En el marco de la situación actual, en el sector que todavía tiene capacidad de endeudamiento hay gente que espera que le mejoren el sueldo o cobrar el aguinaldo y cumplir con las cuentas, pero en el contexto actual muchos van a quedar comprometidos si no pueden pagar el total y tienen que recurrir a un plan de financiación, con altas tasas", concluyó.


Las economías regionales no saldrán favorecidas

En su discurso en la CAME, el presidente, Mauricio Macri, remarcó que además de propulsar una nueva normativa para las pymes, impulsará la Ley de Financiamiento Productivo que se aprobó este año "para tener más herramientas para poder competir y bajar los costos de la logística en Argentina". En este sentido, resaltó la instrumentación del programa Exporta simple y la Ventanilla Única del Comercio Exterior (VUCE).
En este marco, Alfredo Caíno, vicepresidente de Apyme, hizo referencia a los lineamientos que promueve el ministro de Producción, Dante Sica, y advirtió: "Sica menciona a las pymes exportadoras, que es un tema a alentar y desarrollar, pero son solo el 3% o 4% de las pymes y eso no mueve la aguja en el sector. La mayoría de las pequeñas y medianas empresas están relacionadas con un mercado interno y con una potencialización de las economías regionales, que también está en franco deterioro, como ocurre en Entre Ríos con los productores de pollo o de cerdo en la región. No tienen ninguna posibilidad de recuperarse y repuntar con la política actual". A su vez, indicó: "El verdurazo, el panazo, entre otras manifestaciones, son muestras claras de esta situación".

Comentarios