Secciones
Reclamo vecinal

Puente peatonal de La Milagrosa preocupa a los vecinos de la zona

Por allí pasan niños y quienes viven en el barrio advierten sobre el serio riesgo que significa su deterioro. Piden soluciones urgentes

Martes 18 de Febrero de 2020

Miriam Obregón, junto a Romina Barreras, Ximena Zarzoli, Jackeline Pucheta, Milton Bovier y otros vecinos que viven en inmediaciones del barrio La Milagrosa, se comunicaron con UNO para denunciar el peligro que significa el mal estado de un puente peatonal situado en calle Los Sauces al final, que está en total estado de abandono.

Al respecto, mencionaron que hay una obra del arroyo Colorado que “nunca se concretó” y que por eso los vecinos de los barrios La Milagrosa y Municipal siguen “sin un pasapeatón digno”. Asimismo, indicaron: “Reclamamos la presencia del Estado, porque sufrimos el abandono municipal en todas las gestiones. No se hace desmalezado de espacios verdes en la zona y no hay luminarias, porque se queman”.

Al respecto, Miriam aseguró: “Es el puente que une la Milagrosa con los barrios Municipal y Güiraldes. Está hecho un desastre, no responden a nuestros reclamos y es un real peligro, porque por ahí cruzan los chicos, sobre todo cuando tienen que ir a la escuela. El año pasado fueron a sacar medidas para repararlo, pero no han hecho nada y no nos dan solución”.

“Yo hace un año que estoy en el barrio, pero hay gente que hace muchísimo tiempo que vive acá y la situación es muy complicada. A esta zona la limpiamos nosotros porque si no nos tapan las malezas. Prácticamente estamos olvidados”, sostuvo la mujer, quien recordó que “hace un año atrás se cayó un chico al arroyo que pasa por este sector de la ciudad y su madre se tuvo que tirar a sacarlo”, según dijo.

Haciendo hincapié en que “el puente está destrozado”, subrayó: “Los barrales están destruidos y se están cayendo a pedazos”.

Con visible preocupación, la vecina refirió que en el lugar viven numerosos niños expuestos a un riesgo: “Hace años atrás el barrio tuvo mala fama, pero eso ya cambió. Ahora hay familias que trabajan, la mayoría con chicos”.

El problema es de larga data. Ya hace tres años UNO publicó el mensaje de un lector que exponía: “Este problema está hace más de dos años y con estas lluvias empeora. Pero como quienes nos gobiernan tienen calle de asfalto y el pasto bien cortado no se preocupan por las demás personas”.

“Después vienen a hablar del dengue, alacranes y las ratas”, dijo en febrero de 2017 este vecino, reclamando la intervención de las autoridades responsables de dar una solución, quien también en ese entonces envió fotos del mismo lugar durante la noche, para demostrar la falta de iluminación.

Si bien ese año se hicieron algunas reparaciones ante la queja de los vecinos, actualmente el deterioro del lugar generó el enojo de quienes habitan en los alrededores y piden que se arregle para que no haya que lamentar un accidente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario