Paraná

Proponen un registro de asistentes gerontológicos

La intención es abordar el control y capacitación de la creciente cantidad de personas que atienden a los adultos mayores en la capital provincial.

Miércoles 03 de Agosto de 2022

Con el desafío de abordar la regulación y supervisión de la actividad de los agentes sanitarios ambulatorios en Paraná, ingresó un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante. Ello, ante la creciente presencia y cantidad de trabajadores que atienden a los adultos mayores.

La idea es crear un Registro Municipal de Asistentes Gerontológicos, con la constitución de una base de datos oficial que el municipio administre y ponga a disposición. Sería dependiente de la Subsecretaría de Salud municipal y con la asistencia del Defensor de Adultos Mayores.

Se entiende como asistente gerontológico a la persona idónea para tal fin, a través de cursos específicos y/o por su desempeño laboral, con el fin de atender en forma integral y continua las necesidades de apoyo que requieren las personas adultas mayores para realizar las actividades inherentes a la vida diaria. Particularmente, hay dos tipos de cuidadores: los cuidadores formales y los cuidadores informales. Los primeros han recibido una capacitación, reciben dinero a cambio de su trabajo y cumplen horarios fijos para acompañar a los mayores. En tanto que para el cuidador informal su ayuda es voluntaria, no recibe remuneración o la que recibe esta fuera del sistema o convenio colectivo, efectúa visitas regulares o continuas, y además, no son especialistas en el cuidado del adulto mayor.

El proyecto legislativo, que tuvo su ingreso en la última sesión del cuerpo legislativo la semana pasada, es autoría de los concejales Walter Rolandelli y Francisco Avero (Juntos por el Cambio).

Fundamentos

Entre los fundamentos sobresalen “que los cuidados del adulto mayor, forman parte de un sistema de salud que debe traducirse en políticas públicas Municipales tendientes a salvaguardar los aspectos sociales, culturales, económicos, psicológicos, etc. de nuestros adultos mayores y su calidad de vida, lo cual a medida que pasan los años es cada vez mejor, sino también preparar recursos humanos y servicios, que ayuden a las personas a conservar el máximo tiempo posible la mayor autonomía”.

Proyectos similares se han instrumentado, según apunta el proyecto, en otras jurisdicciones por la vía de Programas específicos (Corrientes) o de Ordenanzas tales como la Ordenanza Nº 12.035, de la ciudad de Santa Fe; Ordenanza Nº 115.552, de San Rafael, Mendoza; Ordenanza Nº 1.563, de Firmat, Santa Fe y Ordenanza 4.258 de Zárate; Ordenanza 11.318 de La Plata; Provincia de Buenos Aires.

Está pensada como un aporte organizativo a nivel municipal para facilitar la búsqueda y contratación de personas con la capacitación necesaria y suficiente para cuidar a personas que requieran dicho servicio.

adultos mayores.jpg
Trabajo. Será contralor la Subsecretaría de Salud, con la asistencia de la Defensoría del Adulto Mayor.

Trabajo. Será contralor la Subsecretaría de Salud, con la asistencia de la Defensoría del Adulto Mayor.

Detalles

Para poder inscribirse en el registro, el asistente gerontológico deberá cumplir determinados requisitos y condiciones establecidas en la ordenanza. Además, deberá renovar la inscripción cada dos años, y además, acreditar la realización de al menos un curso por año desde la inscripción anterior al nuevo.

La acreditación de instituciones formadoras las podrá realizar el propio municipio por sí mismo o acordar con universidades o institutos superiores.

Por caso, establece sus funciones y competencias: entre ellas, establecer canales de comunicación con el adulto mayor y sus familiares; recepcionar la demanda proveniente del adulto mayor y/o familiares; comprender instrucciones orales o escritas y comunicación gestual del adulto mayor; controlar la alimentación, del adulto mayor; recibir instrucciones para garantizar el correcto cumplimiento de los hábitos alimenticios del adulto mayor; preparar los alimentos, según menús programados, para asegurar el cumplimiento de las medidas dietéticas previstas; ayudar en la ingestión de alimentos al adulto mayor; asegurar la higiene y confort personal del adulto mayor, entre otras.

Precisamente, para realizar tareas de asistentes gerontológicos las personas deberán acreditar certificación del curso de capacitación respectivo expedido por las instituciones acreditadas; poseer certificado de inscripción en el Registro.

La ordenanza establece un mecanismo para la posibilidad de efectuar denuncias o reclamos. En tal sentido, propone que el municipio acuerde con la figura del Defensor de Adultos Mayores, un mecanismo para la recepción de denuncias por parte de familiares o personas mayores que acrediten algún daño o perjuicio ocasionado por el asistente gerontológico contratado para la prestación del servicio y, en el caso que corresponda, retirar al asistente del Registro Municipal de Asistentes Gerontológicos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario