Secciones
Historia de vida

Proponen que una calle de Paraná lleve el nombre de su mamá

Martha Chávez era podóloga y falleció por Covid hace 27 días. Por su espíritu solidario, su familia presentó el inusual pedido para nombrar una calle como ella

Sábado 28 de Agosto de 2021

Martha Margarita Chávez tenía 53 años y fue una de las tantas víctimas del Covid, al contagiarse trabajando en un área de salud: falleció el 2 de este mes, tras estar un mes internada. Para que su espíritu solidario esté siempre presente, su familia presentará un inusual pedido ante el Concejo Deliberante de Paraná, proponiendo que “alguna calle aledaña a la Plaza Mujeres Entrerrianas” lleve su nombre.

Fueron su esposo Víctor Hugo Romero y sus tres hijas, Victoria, Belén y Agustina, quienes firman la misiva, esperando que su solicitud tenga éxito.

Victoria, la hija mayor, contó a UNO qué motivó esta iniciativa que están impulsando: “Pedimos que se tenga en consideración poner el nombre de Martha Margarita Chávez, en alguna de las calles aledañas a la Plaza Mujeres Entrerrianas ya que fue una entrerriana por adopción y elección, con un gran espíritu solidario y fue un ejemplo de lucha”.

A su vez, señaló que previo a la presentación de la misiva, están juntando firman que le den mayor aval a este propuesta e invitaron a colaborar a quien lo desee, comunicándose con ella para compartir su nombre, apellido y DNI. “Con más firmas va a tener más fuerza nuestro pedido, y esperamos que los concejales y las autoridades municipales nos apoyen”, expresó.

Victoria contó que su mamá era podóloga y se dedicaba a la atención primaria de la salud de los pies. “Es importante para mejorar la calidad de vida, sobre todo de aquellas personas con enfermedades como la diabetes, que de no realizar un tratamiento apropiado pueden desarrollar infecciones graves”, había contado Martha a fines de 2017, cuando el hospital De la Baxada Doctora Teresa Ratto incorporó este servicio.

La podología es una rama de la medicina que trata las patologías y alteraciones que afectan el pie, y la mayoría de sus pacientes eran adultos mayores, ya que atendía en un geriátrico, en el hospital Pascual Palma y en dos consultorios privados. Con amor y esmero se ocupaba de atender a quienes lo necesitaban, siempre con una sonrisa que reconfortaba. Pronto se ganó el cariño y la admiración de aquellos que tenían que realizarse algún tratamiento, y también de sus colegas y compañeros de trabajo.

Pero además de su entrega al trabajo, en su historia Martha llevó adelante otras obras para ayudar a los demás. Su hija Victoria contó a UNO: “Hicimos este pedido porque ella siempre ha hecho muchas obras de beneficencia. Mi mamá fue un gran ejemplo de mujer luchadora que amaba todo lo que hacía, con un corazón enorme de ayudar a todos; una excelente madre, hija, amiga, hermana, compañera”.

En el texto que presentaron en la Mesa de Entradas del Concejo Deliberante, la familia expuso quién era Martha Margarita Chávez: “Ella nació el 21 de septiembre de 1967 en Córdoba. Creció en este lugar y luego se mudó a Buenos Aires, se casó y tuvo tres hijas. Fue esa mujer que nunca bajó los brazos, modelo de luchadora que siempre estaba pensando en nuevos proyectos. Desde joven, siendo catequista junto a su familia, amigos y vecinos, fue parte de la creación de la actual iglesia La Milagrosa, localizada en Avellaneda, Buenos Aires. Allí fue madrina de varios chicos y ayudó a muchas familias con su cariño y sensibilidad. Quienes la conocieron tuvieron la posibilidad de conocer a un ángel que paso por la tierra para llenar nuestros días de vitalidad, fortaleza y sabiduría”, expresaron.

Victoria contó que su madre, ya instalada en Paraná, fue una de las impulsoras de la vecinal San José, logrando una mejor calidad de vida para los vecinos. “Mi mamá trabajó con el diseñador Gerardo Casas, que es su primo. Y al cumplir los 47 años decidió estudiar una carrera y comenzó podología.

Calle de Paraná podría llamarse Martha Chávez a pedido de su familia..jpg

Al recibirse trabajó en varios lugares, en geriátricos, en consultorios privados, también en los hospitales De la Baxada y en el Palma. Varias veces atendió de forma gratuita, tratando de ayudar en el cuidado y la salud de los pies. Y más allá de lo profesional, tenía una gran sensibilidad y en muchas ocasiones visitaba a sus pacientes cuando estaban mal, o cuando solo querían charlar porque muchos eran personas mayores que vivían solos”, remarcó la joven, y aseguró que el carisma y la calidez con las que Martha atendían a sus pacientes de avanzada edad la destacaban.

“Por todo esto que ella hizo, decidimos hacer algo para que su nombre quede grabado. Creemos que los nombres de las calles tienen una historia de lucha detrás. Y nos pareció que este es un buen gesto para recordarla”, confió a UNO, y mencionó que están juntando firmas para que el pedido tenga un mayor aval.

Victoria también mencionó que Martha fue docente de la cátedra Prácticas Podológicas y ayudó a sus alumnos a que pudieran formarse. “Ella era muy sencilla, humilde, siempre estaba tratando de ayudar a los demás. Trabajaba con mucha alegría, concretó todo lo que se propuso y siempre hizo con una enorme sonrisa”, indicó.

Pedido de apoyo

El año pasado un grupo de concejalas paranaenses presentó un proyecto para adaptar las normativas vigentes en materia de nomenclatura urbana con una visión con perspectiva de género. La iniciativa abrió una puerta para que “la ciudadanía pueda proponer nombres de aquellas mujeres destacadas que hayan formado parte de la historia local, provincial, nacional e internacional, que han dejado su marca a lo largo de la vida en sociedad o que han luchado incansablemente por conquistar espacios”.

Considerando esta cuestión, Victoria señaló que quien quiera acompañarla con su firma, se puede contactar con ella llamando o escribiendo al (0343) 155183340, o con su hermana Belén, al 155015231. O también por redes sociales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario