La Provincia
Viernes 05 de Octubre de 2018

Productores recobraron el optimismo y esperan una buena cosecha de trigo

La superficie sembrada alcanzó un 20% más que la campaña anterior. Con condiciones climáticas a favor y un buen precio de mercado iniciarán la trilla

El viento marca el vaivén de las plantas de trigo todavía verdes que crecen bajo el sol de la primavera y prometen una óptima cosecha. En las últimas campañas los factores climáticos adversos le jugaron una mala pasada a los productores y este año el buen tiempo los bendijo para que puedan recuperar no solo el optimismo, sino el equilibrio en sus finanzas tras las severas pérdidas que debieron soportar por la sequía que azotó a la región el último verano.
La siembra inició en mayo, y si bien hubo heladas tardías que preocuparon al sector, no se registraron daños considerables y ya se preparan para la trilla, que empezará a fines de noviembre y se extenderá todo diciembre. En este marco, Pablo Fontanini, ingeniero agrónomo de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, comentó a UNO: "Hasta el momento las condiciones climáticas para el trigo han sido de buenas a muy buenas, al igual que la condición general de cultivo. Se está en período de floración y se tienen muy buenas expectativas de rendimiento, normales o superiores respecto de los últimos cinco años".
A su vez, el especialista señaló: "En lo que hace a este cultivo, el año pasado hubo una superficie de 298.000 hectáreas sembradas, y con la primera proyección que hicimos y que después terminamos de confirmar con el procesamiento de las imágenes satelitales, registramos que este año asciende a 350.000 hectáreas, con un crecimiento de alrededor del 20%".
Si bien mencionó que en esta época se cosecha también lino en la provincia, se trata de un cultivo que se redujo considerablemente en los últimos años, porque el uso de su aceite se desplazó por el del aceite sintético. También en septiembre fue la época de trilla de la colza, que este año también cayó: "Lo que pasa es que el productor se volcó mucho al trigo, ya que los precios de este cereal eran muy interesantes al momento de la siembra", explicó.
La tonelada ronda los 8.400 pesos, según indica la Bolsa de Comercio de Rosario, organismo de referencia para los productores entrerrianos para la consulta de la actualización de los valores. "En la molinería se está pagando un poco más, porque hay faltante de trigo con calidad panadera y si bien hay trigo para exportación, no se consigue tanto para el pan", indicó a UNO Elvio Guía, productor agropecuario del Departamento Diamante y vicepresidente a nivel nacional de la Federación Agraria Argentina (FAA).
"De las 6.200.000 hectáreas con trigo en el país, la mayoría está en muy buenas condiciones. Córdoba había tenido un pequeño faltante de agua, pero está viniendo muy bien", dijo, y destacó: "Los precios del trigo están acompañando y somos optimistas, esperando que realmente los climatólogos tengan la razón en sus pronósticos de que van a seguir las buenas condiciones climáticas que están anunciando para este año".
"Realmente los productores necesitamos que sea un año bueno para recomponer nuestro capital de trabajo y pagar algunas cuentas que nos quedaron de las campañas anteriores. Las expectativas son grandes y creemos que habrá buenos rindes", subrayó Guía, y comentó que la mayoría del trigo que se exporta tiene como destino Brasil. "Es nuestro mayor comprador, y si bien aumentaron su producción de trigo, todavía no pueden autoabastecerse. También se exporta a otros países de la zona del Líbano y Arabia", dijo.
Entre Ríos se ubica entre las cuatro provincias productoras de cereales, junto con Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, y además de prepararse para la trilla del trigo dentro de un mes y medio, la mayoría de los productores de la provincia ya implantó el maíz de primera, según indicó Guía, y mencionó que partir de la mitad de octubre empieza la implantación de soja. "Los primeros lotes de soja se empiezan a cosechar aproximadamente a fines de marzo y después se sigue en junio con los demás, dependiendo de las variedades y las fechas de siembra. Es un producto que tiene una ventana bastante grande de siembra, comenzando en octubre y muchas veces terminando en diciembre. Se siembra sobre trigo y de primera, y la cosecha también se extiende", explicó.
Por otra parte, refirió: "La mayoría ya terminó de sembrar el maíz de primera y los hiperprecoces se cosechan a fines de enero y principios de febrero, y el resto en marzo. En tanto, el maíz de segunda se siembra a fines de diciembre y se cosecha en junio o julio, y algunos también a comienzos de mayo".

Recupero
Elvio Guía sostuvo que en el sector agropecuario estiman que la cosecha alcanzará las 20 millones de toneladas de trigo en todo el país, y en Entre Ríos podría rondar y hasta superar el millón de toneladas, aunque los números no son certeros todavía, y recordó que "se espera una cosecha de 153 millones de toneladas en la Argentina este año, entre soja, maíz, trigo, girasol y sorgo".
"Aguardamos que realmente haya un recupero, porque la campaña pasada nomás en Entre Ríos se perdieron 2 millones de toneladas de soja y eso equivale aproximadamente a 14.000 pesos menos por habitante que no entraron a la provincia", expresó.
En este marco, el dirigente aseveró que una cosecha positiva "impacta en otros sectores, generando más trabajo para la gente, más consumo de combustible y movilizando la actividad económica". Sobre este punto, manifestó: "En los pueblos repercute mucho, ya que el 90% de los productores agropecuarios que entienden a la agricultura o la producción como forma de vida y no como idea de negocio reinvierte la ganancia, la gasta en su comunidad, compra pintura u otros bienes, cambia las gomas de la camioneta o del auto. Por eso esperamos poder despegar y meter una bocanada de aire fresco a los problemas que no solamente tiene el sector productivo, sino toda la sociedad en su conjunto".
Por su parte, Pablo Fontanini analizó: "El productor quedó endeudado en la campaña anterior, frente a una situación en la que se produjeron grandes pérdidas en maíz y sobre todo de soja: de 3.380.000 toneladas que se habían producido anteriormente, solo se lograron 1.103.815 toneladas en la última campaña, con una caída este año de un 67%".
"Ese grano que se pierde es dinero que pierde el productor y no cuenta después con recursos para pagar los productos que financió al iniciar la siembra. Queda endeudado, con un pasivo que tiene que pagar con lo que produzca en la próxima campaña, y que por lo general no lo termina de saldar por dos o tres campañas", confió, y recordó que los seguros multirriesgo son muy caros y no están al alcance de la mayoría.


Comenzó el Censo Nacional Agropecuario

Pablo Fontanini recordó que se está realizando en el país el Censo Nacional Agropecuario, que comenzó el 15 de septiembre y se extenderá hasta fines de noviembre. "El Indec está cumpliendo 50 años y el operativo más importante que va a realizar durante 2018 es este censo. El último que se pudo completar correctamente fue en 2002, hubo otro en 2008 pero los datos fueron incompletos", dijo, y destacó que en esta oportunidad se trabajará con tablets y vía satelital todo el cuestionario que responde el productor lo recibirá el Indec en su sistema informático, permitiendo que el procesamiento de datos sea más rápido.
A su vez, instó a los productores a responder las preguntas, que aportarán una valiosa información para conocer con certeza la realidad del sector, y recordó que sus datos están protegidos por la Ley Nº 17.662 , que garantiza el secreto estadístico.

Comentarios