Submarino ARA San Juan
Martes 13 de Noviembre de 2018

Prima el dolor y la incertidumbre, a casi un año sin rastro del ARA San Juan

El jueves se cumplen 12 meses de la desaparición del submarino. Raquel Colombani, madre del tripulante entrerriano, compartió su desconsuelo

Este jueves se cumplirá un año de la desaparición del submarino ARA San Juan. Había zarpado con 44 tripulantes desde el puerto de Ushuaia el 8 de noviembre de 2017, rumbo la base naval de Mar del Plata.

La nave emitió su última comunicación en alta mar y no se supo nada más sobre su ubicación ni destino desde el 15 de noviembre del año pasado, a las 7.30 de la mañana.

Desde entonces, la situación se tornó desesperante para los familiares de quienes iban a bordo, sobre todo cuando con el correr de los días se iban diluyendo las esperanzas de hallarlos con vida. La desazón se profundizó cuando dos semanas más tarde, el 30 de noviembre, la Armada Argentina anunció que dejarían de buscar sobrevivientes.

fernando4.jpg

Qué pasó con el submarino sigue siendo un misterio. Los operativos realizados hasta ahora para hallar el artefacto fueron infructuosas. Actualmente es la empresa estadounidense Ocean Infinity la que está abocada a la búsqueda, con equipamiento y tecnología de avanzada. Sin embargo, si bien aún no hay un comunicado oficial, ya anunciaron que este viernes suspenderán el rastreo hasta febrero, tras cumplirse los 60 días de operativo acordados con el gobierno nacional.

En medio del dolor y la incertidumbre, familiares de los tripulantes pidieron que no se vayan sin buscar en la zona de los posibles golpes de casco que podrían haber sido un pedido de auxilio por parte de quienes iban en el submarino, ya que los camaradas sonaristas declararon que es una manera de comunicarse en caso de urgencia. "Le rogamos a Ocean Infinity que no se retire sin verificar esa zona", suplicaron.

fernando2.jpg

Búsqueda
Raquel Colombani, la madre de Fernando Mendoza, el teniente de navío oriundo de Concordia que los últimos 8 años prestó servicio en el Ara San Juan y era el tercero en el orden de mando del buque, contó ayer a UNO que la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, ordenó monitorear esa área: "Todavía lo están buscando. Ahora mandaron de la Base un comunicado que dice que están por ir para el lado de la Península de Valdés por pedido de la jueza Yáñez", dijo al respecto.

En la página web del Ministerio de la Nación confirmaron que el desplazamiento hacia este punto comenzará hoy al mediodía "para investigar puntos solicitados por el Juzgado de Caleta Olivia" en un área de la Península.

fernando6.jpg

Viaje a Mar del Plata
Mientras tanto, Raquel viajará en la presente jornada rumbo a Mar del Plata, donde se realizará un acto el jueves para recordar a los 44 tripulantes. "Me llamaron para participar en un reconocimiento que hará la Armada. Algunos familiares están de acuerdo en que se haga un homenaje, otros no. Se va a izar la bandera, se va a cantar el himno y habrá una misa nada más. Yo voy a estar con mi nuera, mis nietos y con mi otro hijo Carlos Miguel, que vive allá también", mencionó, y comentó que actualmente la hija de Fernando tiene 12 años y el hijo 14. Ella no los ve desde mayo y anhela el reencuentro: si bien habla a menudo por teléfono, sostiene que "no es lo mismo que estar juntos en persona".

Tras 12 meses de desazón, la madre del tripulante concordiense reflexionó: "Fue un año muy doloroso y muy angustiante. Perder un hijo así, que te lo saquen de un cachetazo. Porque así me lo sacaron a Fernando, que era un tipo fuerte, honesto, trabajador, que hay pocos así y en esto ámbito muchos menos".

submarino.jpg

"No hay derechos humanos para ellos y lo único que voy a decir es que la corrupción mata. Las condiciones del ARA San Juan nunca estuvieron bien, lo puedo asegurar. Lo armaron truchamente, sacando partes de un lado, de otro, y las baterías estaban todas emparchadas", fustigó, y manifestó: "Era un buque de guerra y tendrían que haberlo puesto a cero kilómetro, porque es una nave que debe ir bajo el agua herméticamente cerrado y no pasaba, sino que hace tiempo que venía ingresando agua por el snorkel".

Sobre la búsqueda de los restos del Ara San Juan, se mostró decepcionada y escéptica: "No lo van a encontrar porque no lo están buscando en el lugar que corresponde. El mar no es un campo, es inmenso y con más razón si se trata del océano. Si cayó en el talud hallarlo será más difícil todavía, porque son miles de metros abajo. Y si lo llegan a ubicar, va a ser dificultoso recuperarlo", aseguró, y agregó: "Y eso que dicen que fueron los ingleses, no se sabe nada y no se va a saber hasta que lo encuentren y lo investiguen".

07 foto 2.jpg
Teniente Fernando Mendoza
Teniente Fernando Mendoza

Su hijo tenía 38 años al momento de desaparecer y ella lo describió como "alguien de lo más estudioso, licenciado en motores de propulsión, excelente hermano e hijo, muy buen compañero, siempre con una sonrisa".

"Amo a mi hijo y estoy orgullosa de él", destacó por último, visiblemente emocionada al recordarlo, y concluyó: "Dios quiera que los 44 tripulantes estén en una isla y que estén vivos. La esperanza nunca se pierde, más si no se sabe dónde están, qué pasó. Lo extraño y no voy a tener consuelo durante toda mi vida".

Comentarios