Cáncer
Viernes 01 de Febrero de 2019

Prevención y hábitos saludables reducen riesgos de contraer cáncer

En el país se detectan más de 100.000 nuevos casos de cáncer por año. De pulmón en hombres, y de mama en mujeres, los más comunes

Cada 4 de febrero se recuerda el Día Mundial contra el Cáncer, con el objetivo de difundir información para prevenir esta enfermedad, y en especial concientizar sobre los métodos de prevención o sobre hábitos saludables que ayudan a reducir el riesgo de contraer esta patología.
Se denomina "cáncer" a un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar cualquier zona del cuerpo donde las células de un tejido comienzan a proliferar sin freno alguno y sin un patrón de crecimiento que las guíe. Puede originarse de cualquier célula normal y se clasificará de acuerdo al lugar de inicio.
Si bien cada clase –en función de los órganos que afecte– tiene características particulares, a la hora de reducir el riesgo de desarrollar un cáncer es posible encontrar acciones comunes a prácticamente todos ellos: no fumar, reducir el consumo de alcohol, alimentarse de manera saludable y hacer ejercicio físico en forma frecuente son hábitos que disminuyen el riesgo de al menos un tercio de los cánceres más frecuentes.
En la Argentina se detectan actualmente más de 100.000 nuevos casos de cáncer por año, no habiendo una diferencia importante en relación a los sexos. Si hablamos de incidencia según tipo, el primer lugar en el hombre lo ocupa el de pulmón y en la mujer el de mama. En cuanto a mortalidad según sexo, el cáncer de pulmón ocupa el primer puesto en el hombre, aumentando exponencialmente en las mujeres debido a un incremento en el hábito de fumar, pero el cáncer de mama continúa siendo el de mayor mortalidad en la mujer.
En Entre Ríos se detectan, según un informe elaborado por UNO meses atrás, entre ocho y nueve casos de cáncer por día; es decir, más de 3.000 por año. Estadísticas nacionales e internacionales estiman que para 2035 aumentará un 50% la incidencia de la enfermedad y un 55,7% las muertes por esta causa.
Según ese mismo trabajo periodístico, en el caso de las mujeres, el cáncer de mama llega al 17,7 cada 100.000 habitantes; colon-recto (10,6); pulmón (9,4); útero cuello (6,1) y páncreas (6 cada 100.000 habitantes).
En los varones el cáncer con mayor incidencia en la mortalidad es el de pulmón, con una tasa de 33,6 cada 100.000 habitantes; colon-recto, 18 cada 100.000 habitantes; próstata (16,3), páncreas (10,1); estómago (8,7); esófago (6,1); riñón u otros urinarios (5 cada 100.000 habitantes).

Campaña
"En los últimos años, la mortalidad por cáncer de mama viene disminuyendo gracias a las campañas de concientización y prevención que han llevado a un mayor numero de casos detectados tempranamente", señaló el doctor Luciano Cassab, miembro de la Sociedad Argentina de Mastología. Y agregó: "Si bien hay factores y hábitos modificables que influyen en la prevención, hay dos factores no modificables que incrementan la posibilidad de desarrollarlo: ser mujer y cumplir años. No olvidemos que una de cada ocho mujeres va a tener cáncer de mama si vive hasta los 80 años y esta cifra corresponde a un 12% del total de tumores malignos. En cuanto a los factores que aumentan el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer se encuentran: la nuliparidad o tener el primer hijo después de los 30 años, el no dar de mamar, el tener mamas densas, el uso de terapia de reemplazo hormonal, la edad precoz de la menarca o tardía de la menopausia".
El número de casos de los distintos tipos de cánceres podrían disminuir si se tienen en cuenta algunos factores o hábitos modificables. Se sabe que el cigarrillo, el consumo excesivo de alcohol, una mala alimentación, la exposición solar sin protección y el sedentarismo son responsables directos e indirectos del desarrollo de esta enfermedad. Ahora bien, también existen otros factores externos menos conocidos que son capaces de originar un cáncer en un porcentaje de los individuos expuestos a ellos, como por ejemplo, la exposición a radiaciones ionizantes o ciertos productos químicos.

Aporte
La alimentación también juega un rol muy importante y hoy sabemos qué productos colaboran con la prevención y cuáles, por el contrario, favorecen al desarrollo de la enfermedad. Existen alimentos llamados "protectores" como la cebada, trigo, cereza, zanahoria, nueces, ciruela, porotos de soja, semillas de lino y sésamo. Del mismo modo el aumento del consumo de frutas, verduras y aceite de oliva (ácidos grasos monoinsaturados, ácido oleico) contribuyen a disminuir el riesgo.
También es importante sustituir cereales refinados por integrales, como por ejemplo el pan y la pasta integral, trigo, arroz integral, avena, cebada y quinoa. Y aumentar el uso de legumbres, garbanzos, chauchas, lentejas, etc.
"Si bien las células neoplásicas utilizan más glucosa que las normales, no se ha demostrado que el consumo de azúcares aumente el riesgo de desarrollar un cáncer. Pero sí es evidente que un alto consumo calórico genera sobrepeso, y la obesidad estaría directamente relacionada con el aumento de riesgo", comenta Cassab.
Las carnes rojas de vaca, el cerdo y el cordero tienen alta densidad calórica que incrementan la posibilidad de desarrollar un cáncer de colon, además del de mama. Es nocivo también el consumo de comidas rápidas o chatarra más de una vez por semana y se deben evitar las carnes procesadas como las salchichas, embutidos o chacinados. En pos de una alimentación saludable que nos permite no solamente reducir el riesgo de desarrollar cáncer, sino también varias enfermedades más, es preferible consumir carnes blancas de corral, frutas, verduras y hortalizas de huerta, no expuestas a fertilizantes, plaguicidas e insecticidas.
"En lo que respecta a cáncer de mama, al no existir aún un método de prevención certero, y en pos de la detección temprana, desde la Sociedad Argentina de Mastología recomendamos una mamografía anual a partir de los 40 en mujeres asintomáticas y sin antecedentes familiares de la enfermedad –eventualmente puede complementarse con la ecografía mamaria según las características de la mama–. En el caso de aquellas que sí presentan antecedentes, aconsejamos comenzar con los controles mamarios 10 años más temprano que la edad en la cual se detectó la enfermedad al familiar o según la indicación de su mastólogo", concluyó Cassab.




Datos locales

*En Entre Ríos se detectan entre ocho y nueve casos de cáncer por día aproximadamente.
*Entre las mujeres el cáncer más común en la provincia es el de mama; lo siguen el de colon-recto, pulmón, útero y páncreas.
*En los varones el cáncer con mayor incidencia en la mortalidad es el de pulmón, con una tasa de 33,6 cada 100.000 habitantes; colon-recto, 18,3; próstata (16,3), páncreas (10,1); y de estómago (8,7).

Comentarios