Secciones
La Provincia

Preocupa la situación económica de clínicas

El gremio de la Sanidad advierte que son más recurrentes los atrasos salariales de empleados. Realizan inspecciones

Martes 18 de Noviembre de 2014

Atrasos en los salarios de los trabajadores, empleo no registrado y sanatorios que no pueden sostenerse financieramente son algunos de los síntomas del complicado panorama económico que padece el sector de la sanidad en Entre Ríos.
De acuerdo a datos proporcionados por la Asociación de los de Trabajadores de la Sanidad Entre Ríos (ATSA), el sistema de salud funciona con normalidad siempre y cuando las dos principales obras sociales (el PAMI y el Iosper) cumplan con sus obligaciones a las clínicas y sanatorios. Desde el sindicato reconocieron que la falta de pagos de cualquiera de las partes se traduce en el atraso de los haberes de los trabajadores, sin importar la tarea que cumplan dentro de cada institución.  
“Estamos teniendo complicaciones en varias clínicas de la provincia: la Clínica España de Paraná, el Sanatorio Americano de Villaguay, que no ha pagado los sueldos, el Centro Médico Crespo, que pagó solamente el 50% de los salarios y el Instituto Médico Quirúrgico de Gualeguay, que depende del PAMI en un 90% de su facturación. Esto ocasiona una situación económica muy compleja, que no es solo de ahora”, graficó el secretario general de ATSA, Omar Duerto.

 

 

Por un cambio de rumbo

 


En cuanto a la situación que atraviesa la Clínica de España de Paraná, cuyos directivos habrían analizado la posibilidad de cerrar el emprendimiento, el sindicalista aseguró que el “PAMI le retiró de su facturación el primer y el tercer nivel. Esto ha hecho que ya no perciba hace varios meses entre 900.000 y 1,2 millones de pesos. Si no se da una reorganización empresarial para generar ingresos, a corto plazo se dará un quiebre”.
El dirigente realiza su abordaje, tanto en su aspecto institucional como laboral, en el que de no mediar un cambio de timón habrá que recurrir a otros métodos. Como agravante mencionó que ahora los empresarios tendrán que hacerle frente al pago del Sueldo Anual Complementario. “Hemos tratado de conversar con las obras sociales mayoritarias del país, en este caso, el PAMI para un sector, y el Iosper para el otro. Se han terminado de organizar una reunión del PAMI con las obras sociales sindicales. Me hacen llegar un acta acuerdo entre el Iosper, PAMI y varias obras sociales por el tema del plus”, afirmó en comunicación con UNO. Confirmó que respecto del cobro indebido de este monto extra, las entidades presentaron un anteproyecto en la Cámara de Diputados para que sancione una ley que aplique sanciones a las empresas que cobren plus. Duerto marcó algunas diferencias con esta  iniciativa porque entendió que “los que están cobrando plus son los profesionales, no las clínicas”.
Según él: “Los profesionales están evadiendo impuestos, no te dan factura y los que cobran en negro”.

 

 

Trabajadores no registrados

 


Los trabajadores en condiciones irregulares, es otro de los temas que preocupa a la conducción de ATSA. Si bien son varias las empresas que no cumplen con este requisito, la puesta en marcha de inspecciones laborales periódicas pudo revertir esta tendencia. “Hemos hablado con algunas de las empresas que tienen trabajadores en negro y de los casos que podemos enterarnos. Estamos regularizando la situación con la parte patronal”, explicó.
Por mencionar un caso testigo, en el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), de Paraná, se detectaron trabajadores no registrados y monotributistas. “Ahora los empleados están blanqueados. Vamos a tener que aparecer con inspecciones que no hayan sido programadas, para conocer si mantienen personal no registrado”, remarcó, aunque agregó: “Con las empresas hemos acordado que no tomen personal en negro, porque van a tener más problemas económicos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario